Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

miércoles, 29 de junio de 2011

Capitulo 164: Desde el Planeta Valfer, XX:






Hoy Salí de casa con una buena noticia, nos vamos de concierto otra vez, más bien es una actuación que han organizado hoy en un bar de aquí cerca.

A ese bar van mucho los hermanos Muñoz, Tío Juan Pulga, Tío Machanito, etc.
A sí que me han dicho que por qué no me voy con ellos, el bar lo regenta Joaquín Miñana, el mismo que en Huertas regentó el Club de los Matrimonios, actual Casa de la Cultura y que en Huertas muchos llamaron amistosamente, “Rumasa”; aquí por lo visto el bueno de Joaquín para seguir el cachondeo a los paisanos que le apodaron así al bar, el a optado por llamarle aquí en Valfer igual.

Según hemos llegado en la puerta tiene un cartelón inmenso con el nombre del bar, pero para mas cachondeo todavía, el señor Joaquín lo ha llamado “Nueva Rumasa”, que bonito queda el cartel con las letras  pintadas en amarillo y negro y alguna abeja revoloteando alrededor de las letras. Al entrar he recordado el antiguo bar de Huertas, era casi igual, la barra al fondo, el cartel de “prohibido fiar”, aunque aquí lo tiene puesto en plan cachondeo, puesto que como ya sabemos, el dinero no existe; Los servicios a la izquierda y muchos sillones y sillas para echar la partida y poder sentarse a gusto a ver la televisión.

La verdad que allí no tenía pinta ninguna de haber ningún concierto, ni nada parecido, que raro ha susurrado Tío Juan, si me dijo Joaquín que hoy teníamos una sorpresa musical, que venía un amigo suyo a cantar.

Nos hemos arrimado a la barra y Joaquín me ha reconocido en seguida, nos hemos dado un abrazo y me ha estado preguntando por todos los suyos, a pesar, de que como sabéis, ellos están constantemente al corriente de todo lo que pasa en nuestro planeta. Lo primero que le ha preguntado tío Juan antes de que nos pusieran algo de beber, es por la actuación que le había dicho el día anterior, ¿Qué pasa Joaquín?, no veo nada preparado para lo que me dijiste??
_Tranquilo Juan, para este pedazo de artista que viene hoy, no hace falta montar nada, está cansado de cantar “a pelo” y tú también estas cansado de escucharle más de una vez.
_Yo?? Donde le he escuchado??
_Pues en más de un bar o taberna, lo que tardes en verle asomar, le reconocerás de inmediato.

Después de ponernos algo de beber, no me he podido aguantar las ganas de preguntarle a Joaquín, por que no está el en el planeta “Calamandruño”, el, me ha contestado que allí , hay demasiados bares y tabernas y que aquí en Valfer están más escasos, además que por desgracia, cada día viene más gente a Valfer que a Calamandruño, por eso decidió quedarse aquí, en el otro planeta el Club de los matrimonios, lo llevan Juan Antonio y Fefi y los va muy bien, así que no veo el motivo para irme allí, además, voy cuando me apetece a echar el día allí con los amigos de siempre.

_Sabes quién es el que va a venir a cantarnos algo esta noche??
_Pues no, me han dicho que si me venía con ellos, pero no sé quién es, además estoy seguro de que ellos tampoco.
_Ya, es que a ellos quiero darles una sorpresa, puesto que el que viene es habitante de “Calamandruño”, que acepto mi invitación para venir a pasar unos días aquí.
_Pues como tarde mucho en llegar, a estos los da algo, porque están nerviosos.
_Tranquilo, si esta aquí dentro en la cocina, esta cenando algo antes de cantar. Quieres pasar a saludarle?
_Claro, como no.
_Disimula un poco para que no se entere el personal, que no quiero fastidiarles la sorpresa.
_Vale, voy para adentro.
Al entrar he visto a un señor de espaldas, que estaba comiendo unos “lagartos” que Joaquín había preparado, cuando le he saludado, se ha dado la vuelta y me ha dicho a voces, ¡!!Coño, “Panderetuchi”!!!, que haces tú por aquí??
_Hombre, Tío Manolo!!! Joder, que sorpresa!!!
_Aquí he venido que me ha dicho el “Rumasa” que por qué no venía a cantar algo, sabes tú que yo estoy dispuesto al cante, “en na” que oigo unas palmas, pues si, unas pocas de veces te escuché en Huertas, sobre todo en la churrería, allí nos atrevíamos a “picaros” a tu hermano “Aleandro” y a ti, nosotros de fiesta sin acostarnos, era normal que tuviéramos ganas de cantar, pero vosotros, recién levantados era difícil que tuvierais ganas de cantar, aunque nunca os negabais y siempre acabamos todos allí sentados, entre copa de anís y de coñac y “la paloma blanca” de Molina, que recuerdos.

_Pues sí, buenos ratos tenemos allí pasados, ahora en donde vivo, es lo mismo, es raro el día que no nos cantamos algo y hoy aquí también habrá que hacer algo, para todos estos amigos, a los cuales hace algún tiempo que no veo.

Después de hablar con tío Manolo “Colorao”, he salido fuera y ya tenían todo montado, las sillas colocadas y un tablero más elevado, en el cual se subirá el cantante.
Le voy a avisar ya, ha dicho Joaquín.

La gente ha empezado a aplaudir sin saber quién era el que iba a cantar, pero al verle la cara los aplausos han sido atronadores, he podido ver a tío Juan emocionado, al igual que a los “Osados” y tío Machano también, seguramente les venían recuerdos de Huertas mientras miraban la cara de tío Manolo.

La actuación ha sido un éxito, hemos acabados todos los presentes cantando, daba igual que fuéramos de una edad o de otra, allí todo el mundo ha tarareado la que se sabia y la que no, con las palmas y con los “oles”, las han acompañado.

Después de despedir a Tío Manolo, he vuelto a casa, tenía una sensación de estar a gusto donde estoy, a pesar de que cada vez que te encuentras con algún habitante nuevo, te vienen recuerdos de Huertas y sobre todo de tu familia, pero seguro que con el tiempo, me iré acostumbrando, o al menos, eso dicen todos los que aquí llevan mas años.

martes, 28 de junio de 2011

Capitulo 163: Desde el Planeta Valfer, XIX:

Hoy por fin he sido capaz de volver a ver a “Tío Juan Pulga”, ha venido a casa de Marivi a montar la puerta del cuarto de baño que ya hemos terminado “Tío Machano” y yo, al pronto se ha quedado parado al verme, como si no quisiera creer lo que veían sus ojos, dice que cada vez que viene alguien joven a Valfer, le recorre un dolor por todo su cuerpo, que se tira luego varios días hecho polvo, no lo puede evitar, a pesar de que por desgracia, no deja de ver llegar a gente joven al planeta.

_Pues sí, aquí andamos ya, tío Juan, y tu como estas??
_Bien, aquí seguimos con lo que nos gusta, la madera.
_Ya veo que estas enseñando a mas jóvenes el oficio, eso está muy bien.
_Pues si, de eso se trata, de que no se pierdan estos oficios.
_Sabes a quien vi el otro día en una reunión de monitores que tuvimos?
_No, a quien??
_Te acuerdas de Felipe Colina??
_Pues claro, como se me iba a olvidar.
_Pues está por aquí también enseñando aquel oficio, que ya en nuestro anterior planeta se ha perdido por desgracia, como tantos otros.

_Como era lo que decía “! Jolatero!!!”, joder, que recuerdos más buenos, de pequeños al sentirle pregonar su oficio por las calles de Huertas, estábamos deseosos de que alguna vecina sacara su “cazo”, cazuela, sartén o lo que fuese, para dársela a arreglar, en ese momento asistíamos con la boca abierta a su ritual.

Cogía lo que tenía que arreglar, se sentaba en su cajón de madera, en el cual llevaba toda la herramienta que le hacía falta, y se ponía manos a la obra.
Primero sacaba la lima, con la cual estaba un rato dándole alrededor del agujero que tenía que soldar.
Luego sacaba otra lima más fina, con la cual repasaba otra vez lo que había hecho con la anterior y por ultimo acercaba la bombona de gas y empezaba a soldar.

Todavía recuerdo aquel olor que salía al soldar, Felipe arreglando cazuelas era el hombre más feliz del mundo, pero no solo se dedicaba a eso, también fue el último furtivo del berrocal y pionero del cultivo “cannavico” tras sus históricas chumberas, era latero, “lañaor”, paragüero y vendía ranas, lagartos, galápagos, achicorias, cardillos, “criaillas” y otros productos de la época.
Sobre todo fue un hombre libre y entrañable.
A todos nos decía “niño”, daba igual la edad que tuvieras, siempre llamaba igual a todo el mundo.

Pues no me importaría volver a verle, Juan; donde vive??
_Está viviendo en Calamandruño, allí es donde está enseñando a sus alumnos.
El día que vaya a ese planeta, volvere a verle…..

lunes, 27 de junio de 2011

Capitulo 162: Desde el Planeta Valfer, XVIII:






Hoy ha sido uno de los días que más contento me he puesto al saber quien anda por aquí también, y todo ha sido gracias a que me iba a preparar un arroz, patatas y bacalao, cuando he ido a mirar si tenía bacalao, me he dado cuenta que no me quedaba nada, así  que me he pasado por casa de Merche y me ha dicho donde lo podía encontrar, pues a ella no le quedaba.

En esa calle de allí, como a cien metros o así, hay un comercio, lo regenta Eloy Diadosa, el que le tenía al lado de la casa de tus padres; coño!!!! Eloy anda por aquí también??
_Pensé que tendría el comercio en Calamandruño, me pegaba mas para él.
_Pues de momento anda por aquí, no sé si se mudara algún día.
_Bueno, pues me voy a acercar a ver si tiene bacalao.
_Vale, hasta luego.

Según me iba acercando al comercio, me iban entrando cosquilleos por todo el cuerpo, me iba acordando de cuando le tenía en Huertas y me mandaba mi madre a comprar, cuantas cosas le teníamos quitadas, cosas insignificantes ahora y que antiguamente eran tesoros para nosotros, como por ejemplo recuerdo el día que mi amigo “vito” fue a coger una tableta de chocolate y se cayeron todas las demás, Eloy las tenia de tal forma colocadas, que como cogieras la que no era, las otras se te venían detrás y por lo tanto te delataban rápidamente.

He llegado delante de la puerta y enseguida he reconocido el olor tan peculiar a comercio de ultramarinos, recuerdo en Huertas como cada comercio tenía su olor y el de Eloy todavía le tenía en mi mente.
Según me ha visto entrar me ha reconocido enseguida, Marcos, que haces tu por aquí??
_Pues aquí llevo algún tiempo ya, y a ti como te va la vida Eloy???
_Bien, aquí sigo con mi comercio, el mismo que tenía en Huertas, te acuerdas de él??
_Como no me iba a acordar??

Según entrabas a la derecha tenía las cajas con las frutas, ajos, cebollas, naranjas, algunas sandias y algunos melones. Tenía también muchas cosas de droguería, los tambores de detergente para la lavadora, los cuales eran los que usábamos nosotros en nuestros grupos de música, como baterías, una vez que nuestras madres los vaciaban.

Encima del mostrador tenía el peso antiguo, el cual le tenías que poner las pesas al otro lado, luego con el tiempo paso al digital, que es el que tiene ahora aquí también, al otro lado del mostrador sigue teniendo el bacalao, el mismo que cuando íbamos a comprar y Eloy se daba la vuelta, le pellizcábamos para meternos la sal en la boca, hoy al entrar no he podido aguantarme las ganas de volver hacerlo, Eloy me ha dicho, ¿¿Qué, recordando viejos tiempos??

_Si, no he podido aguantarme las ganas!!!

_Os creíais de pequeños que no me daba cuenta, pero lo sabía perfectamente que siempre pellizcabais el bacalao.

_Jjejejeje, que tiempos aquellos cuando tenias de ayudante a Isidro, ehh, que buen amigo mío ha sido los años que he estado en Huertas, hecho mucho de menos a todos ellos, espero que tarden muchos años en venir a Valfer.
_Pues sí, se echa de menos a mucha gente, pero al final todos vendrán aquí, tarden mas o tarden menos………..

Capitulo 161: Desde el Planeta Valfer, XVII:





Hoy  estuve hablando con mi compañero José y me dijo que se va a vivir al planeta Calamandruño, ha contactado con su amigo Diego Chirla y dice que allí tiene pensado seguir criando sus vacas, que le van a hacer falta ayudantes y José quiere irse allí con su padre, normal, allí estarán mucho mejor, así que luego dice que nos comeremos algo juntos para despedirnos y celebrarlo, la verdad que me va a dar mucha pena que se vaya, llevamos poco tiempo juntos, pero es un tío acojonante, gran compañero y muy amigo de sus amigos, le echaré mucho de menos el día que se vaya.

Diego sigue con su afición al ganado aquí también, a pesar de llevar poco tiempo por aquí, ya posee un montón de vacas y se pasa todo el día allí con ellas, dice que en los cercados donde las tiene  hay varios portillos que tapar y como José ya aprendió el tema de las piedras, pues le va a venir muy bien su ayuda, así que está como loco por llevársele allí con él.
Encima Diego esta cerca de su padre también, él es quien le asesora a la hora de mantener al ganado.
A mí me va a venir bien que se vaya allí, pues tendré una excusa más para poder ir al planeta Calamandruño.

La comida la tenemos en el bar de Diego. Vino hace poco también y ha montado un bar, a pesar de que aquí no hay alcohol, siempre tiene bastante gente, tiene unos aperitivos cojonudos y se come muy bien. La bebida estrella aquí,  es una cosa parecida a la coca-cola de nuestro planeta, pero es de color morado y te queda un sabor de boca exquisito que te dan ganas de repetir y beberte las que haga falta, encima no tienen efectos secundarios como la coca-cola nuestra, es totalmente sana y natural.

Diego ha puesto a su bar el mismo nombre que tenía el segundo que llevo en Huertas, “Bar Nayser” y se le ve muy feliz en su puesto. Me ha dicho que estos días atrás vino Miguel Antonio para ver si quería ser el patrocinador del futuro equipo de futbol siete que vamos a montar en Valfer, Diego no pudo resistirse ante tal ofrecimiento y menos aún después de haberlo estado haciendo bastantes años en Huertas, le ha contado que cuando se quedó con el bar que hay en el parque, tristemente cerrado hace muchos años, el “lar”, montó un equipo de futbol sala, con sus clientes, Diego era el portero, había jugado en esa posición muchos años, cuando él se moceaba y la verdad que era bastante bueno.

Tuvieron unos años mucha fama con aquel equipo, nunca ganaban nada, pero la gente iba al pabellón de Trujillo que era donde se jugaba la liga aquella, a verlos solo para reírse con ellos, daba gusto ver el buen ambiente que existía en aquel equipo, nunca se creyó ningún  jugador más que otro, al contrario, nadie quería salir de titular a jugar, quizás porque en el banquillo en vez de los “isostar” y “redbull” que hay ahora, tenían la bota llena de vino fresquito o calimocho, depende de cómo hubiera sido la noche anterior.

Muchos días tenía que ir casa por casa de los jugadores del equipo a buscarlos, los montaba en el coche y los dejaba allí en el pabellón para que jugaran, mientras el volvía a por los demás, que ya algunos habían amanecido o todavía no se habían acostado, que era lo más frecuente; le ha contado también la canción que sacaron para animar al equipo y que la cantaban antes de cada partido, era como si fuera el himno del club, todavía hoy cuando la recuerda a Diego se le cae una lagrimilla, y es que siempre los tendrá en su mente.

Miguel Antonio antes de despedirse le ha dicho: Bueno Diego, que no me has cantado la canción del equipo…..
Ahhhh, pues era así:
“Ra, ra,ra, somos los chicos de Diego el del Lar” ¡!!!!!!!!

sábado, 25 de junio de 2011

Capitulo 160: Desde el Planeta Valfer, XVI:





Después de estar todo el día nervioso por volver a encontrarme con gente conocida, me he encaminado hacia la casa de Marivi, cuando iba por la calle andando me he encontrado con Jesús (Mandundo), lo primero que me ha dicho es ¡! Aúpa Athletic!!! Nada mas verme, iba con la mano llena de cromos de futbol, a pesar del tiempo que hacía que andaba por Valfer, seguía coleccionándolos.


_Tienes cromos repes, Marcos??, me ha preguntado.
_Que va Jesús, todavía no me ha dado tiempo a empezar a coleccionarlos, los del año pasado y los anteriores los quede en Huertas, en realidad eran mis peques los que hacían la colección, aunque yo tenía más vicio que ellos.
_Pues cuando los tengas, me avisas y cambiamos, Vale??
_Claro que si Jesús, como no te los iba a cambiar, te acuerdas cuando éramos más pequeños, la cantidad de veces que venias a mi casa a cambiar cromos, qué tiempos aquellos.
_Mañana si quieres te vienes a mi casa y te enseño todos los álbumes de todas las ligas, los tengo todos acabados.
_ Vale, si me acuerdo me paso mañana.


Después de dejar atrás a Jesús, he llegado a casa de Marivi, allí en la casa de enfrente llegaban en ese momento Ponte y su camión, de él se han bajado los hermanos “Osados” y Miguelón, venían descojonados de risa porque uno de ellos se había tirado una ventosidad, y Ponte venia maldiciendo a quien hubiera sido, ¡!que tíos mas guarros!!! No os podéis esperar??
Eloy echaba la culpa a Manolo, Manolo a  Eloy, y al final, los dos decían que había sido Miguelón, joder, se los veía tan felices que daban ganas de unirse a ellos en ese momento y descojonarte de risa con ellos.

Los he pegado un silbido desde la ventana de la casa donde estamos haciendo la obra, Eloy ha sido el primero en mirar y verme, ¡!me cago en toó!!! Que haces tú por aquí??, ven que te de un abrazo!!!

He dado la vuelta a la casa y me he encontrado con todos ellos de cara, Eloy me ha dado un abrazo de esos suyos, que casi te quedaban sin aire, no había cambiado nada, seguía tan “bruto” como siempre.
_Que tal Fonta??, que pronto te has venido a Valfer, no??
_ Pues si, por aquí estamos ya.
_Me dijo ayer Miguelón que te había visto por aquí y no me lo creía.
_¿Os ayudo a bajar la barandilla??
_No, pesa poco y tenemos aquí a Miguelón que tiene más fuerza que nosotros juntos, vaya un muchacho bueno y trabajador, aprende rapidísimo y va a ser un gran herrero; estamos muy contentos con él.
_Si, ya me dijo el ayer que está muy a gusto con vosotros, que se lo pasa muy bien y se ríe mucho.
Ponte, que tal?? Como andas??
_Bien, aquí andamos haciendo algo con estos bandidos, que tienen más peligro que una caja llena de bombas!!
_No será para tanto, son buena gente.
_Si, cuando están acostados!!!

_Fonta, te comerás el bocadillo con nosotros, no?? Me ha preguntado Eloy.
_Claro, será un placer.
_Voy a sacar la patatera y el chorizo de la matanza, veras como te chupas los dedos.
_Los dedos y la boca ardiendo, ha dicho Manolo.
_Que va a picar, que sois más delicados que el pelo de un huevo!!!
_Bueno, pues luego me pegáis un silbido y nos comemos juntos el bocata, que tengo ganas de volver a probar la cecina de nuestra tierra……