Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

martes, 26 de mayo de 2015

Capitulo 653: Fútbol en esencia pura.



Mientras las grandes factorías futbolisticas se empeñan en acaparar televisiones, radios y periódicos, los equipos pequeños aprovechan sus buenas temporadas cosechadas, para darse un atracón de felicidad mientras dure la liguilla de ascenso a categoría superior. Este es el caso del Villanovense, equipo que milita en segunda B y que con una temporada espectacular, ha logrado acabar en cuarta posición en el grupo cuarto. Un grupo difícil con equipos filiales de primera división y otros muchos, la mayoria, con mayor presupuesto al equipo extremeño.
Lejos de amilanarse y con un entrenador valiente y con experiencia como jugador en categorías superiores, este humilde equipo ha conseguido que en la ciudad de Villanueva de la Serena, solo se hable de fútbol.

El sábado pasado y después del primer sorteo que deparó un enfrentamiento contra el filial del equipo al que soy fiel y leal desde que nací, es decir, el Athletic Club. Decidimos algunos componentes de la peña que tenemos en Huertas de Ánimas, acercarnos a pasar la tarde a dicha ciudad. Allí nos reencontraríamos con amigos y seguidores del Athletic de localidades cercanas, ademas de varios componentes de alguna que otra peña con la que ya hemos viajado alguna vez juntos hasta la capital del Botxo.

Antes de las tres de la tarde estábamos sentados en una terraza de una de las calles principales de Villanueva, departiendo inquietudes y momentos vividos a costa de nuestro equipo. Fue bonito comprobar el ambiente previo que se vivía en la ciudad antes del transcendental choque. Vecinos con camisetas verdes y bufandas del mismo color, que teñían las terrazas de los bares. Alguno que otro se acercaba a hacerse fotos con nosotros, que la verdad, no eramos muchos, pero también ayudábamos con nuestras camisetas, banderas y bufandas, a dar colorido a la terraza donde la peña Serona del Athletic, había instalado el campamento base.

Entre trago y degustaciòn de una rica paella, fuimos tumbando las horas que nos separaban del partido. La afición local se iba dejando notar y nosotros calentábamos gargantas antes de salir en procesión hasta el campo. Algunos miembros de peñas locales decían tener el corazón partido, puesto que su devoción al Athletic, se veía interrumpida al enfrentarse al equipo de su ciudad, en la cual mas de uno tiene familiares o amigos jugando. Ellos lo arreglaban diciendo que pasase lo que pasase en el partido, no les dolería y lo que si querían ver, era un partido limpio y emocionante.

Con los pequeños de las familias disfrutando como hacia tiempo que no les veíamos, nos empezamos a encaminar al campo. Allí las gradas estaban casi repletas y pocos asientos vacíos se veían que no fueran los nuestros, que gustosamente nos habían reservado como afición visitante.

Del partido se habrá hablado ya todo o casi todo. Lo que pidieron los seguidores con el corazón dividido creo que se cumplió a la perfección. Emoción, goles y fútbol en estado puro. Con pocas faltas y con total deportividad, cosa que uno, cuando va con niños al fútbol, agradece de forma considerable, puesto que en sus ojos uno ve el disfrute cuando solo se trata de ver y percibir la esencia de este bello deporte.

Los aficionados locales se dejaron sus gargantas animando y su equipo lo notó, vaya si lo notó cuando mas falta le hizo, dado que el equipo visitante logró empatar el choque y por momentos hasta fue capaz de intimidar a los jugadores serones.

La tarde algo calurosa iba pasando y los locales se llevaron el partido por dos goles a uno merecidamente, puesto que en el computo global, fueron superiores a nuestros cachorros.
Una vez terminado el encuentro y después de que los jugadores del Athletic B vinieran hasta nuestra grada a agradecernos el apoyo prestado por nuestra parte, decidimos salir del campo.
La primera idea que se nos vino a la mente fue la de irnos en busca de los coches para poner camino de regreso hasta nuestro pueblo, que tampoco son muchos kilometros acostumbrados a los setecientos que hacemos para ver a nuestro equipo jugar como local. Pero ante la insistencia de nuestros pequeños en querer esperar a los jugadores para hacerse fotos con ellos, decidimos dar la vuelta completa al estadio, hasta dar con los vestuarios por donde salían a cuenta gotas nuestros cachorros.

Allí sin duda que pasamos el mejor momento del día. A pesar de que los aficionados mas "radicales" del equipo local, esperaban a los suyos para agradecerles el esfuerzo consumado a lo largo del encuentro.
Uno que ha vivido de todo en varios campos de fútbol yendo de visitante, no me fío ya de nadie. Mas aún llevando de la mano a mis dos hijos y mujer, lo que me hacia estar un poco mas nervioso todavía.
El trato de nuestros jóvenes jugadores para todos los aficionados que allí nos encontrábamos fue exquisito. Haciéndose todas las fotos y firmando todo lo que varios aficionados athletizales les íbamos pidiendo según iban saliendo. Una vez todos dentro del autobús y después de haber compartido incluso mas de una conversación con respecto al partido jugado y al posterior partido de vuelta, nos tocaba irnos a nuestros coches teniendo que pasar delante del grupo numeroso de aficionados locales que todavía seguían esperando a sus futbolistas.
A pesar de haber escuchado durante algunas fases del partido el tan manido cántico que una y otra vez nos repiten en todos los estadios de primera división, donde jugamos como visitantes. fue cruzar delante de estos y empezar a sonar aplausos, que no puedo negar que me sorprendieron y emocionaron. Escuchar el cántico de Athletic, Athletic de tantas voces Seronas logró emocionarme y los poco mas de treinta o cuarenta seguidores Athletizales que íbamos juntos, devolvimos los aplausos y los cánticos a su equipo. Fue un momento mágico de los pocos que por desgracia hoy en día se viven en pocos campos de fútbol o alrededores, como fue nuestro caso. Me quedo con la mirada de mi pequeño emocionada hacia su padre pensando que lo que nos estaba pasando era algo inverosímil y que quizás él, en su corta vida, no ha podido vivir aun.

Solo deseo que el domingo en el partido de vuelta allí en Bilbao, estos aficionados disfruten y sean tratados de lujo, cosa que no dudo conociendo a mi afición. El premio de conocer San Mames poca gente le ha podido disfrutar y recomiendo a todo el que pueda acercarse desde Villanueva, que no lo dude ni un solo momento y no se acojone por la distancia. Esos viajes largos son los que uno recuerda para toda la vida y si tienen la suerte de pasar la eliminatoria solo nos quedará felicitarles y animarles en la siguiente ronda. Si no es así, pues que se queden con lo vivido este año, y piensen que todos juntos, si se puede para futuras temporadas.

Para mi sin duda que este equipo tiene en mi corazón, un rinconcito guardado para el.

Gracias a todos los aficionados locales por el trato exquisito. A la peña Serona por hacer de anfitriones como solo ellos saben y a mis paisanos de Huertas por haberme acompañado en este evento.

Suerte Villano y Aúpa Athletic.









Capitulo 652: Santa Rita 2.015


Cuando los campos empiezan a teñirse de color oro y los días para acabar el mes de mayo vienen siendo pocos, hay una tradición de muchos años atrás que varios pueblos de alrededor del  pueblo de Santa Cruz de la Sierra tienen para con su patrona.
Unos hacen el camino por fe, otros por acompañar a los religiosos y algunos otros, porque viene siendo ya tradición el ir a Santa Cruz de la Sierra, lugar donde en su iglesia, reside Santa Rita.

Hay tantas leyendas al rededor de esta santa, que uno no sabe cuando va a visitarla si pedirla algo o no hacerlo, puesto que cuenta la leyenda que San Rita da una y tres te quita. Por eso mas de algún que otro devoto, se dedica solamente a rezarla, visto lo visto.

La historia de Santa Rita.


El camino desde Huertas son unos veinte kilómetros. los cuales transcurren en su mayoria por caminos y senderos de tierra, salvo los últimos cuatro kilometros, que se hacen por una estrecha carretera asfaltada, la cual comunica el pueblo de Santa Cruz, con el pueblo vecino de Herguijuela.

Al no hacer mucha calor este año en el día de ayer, decidimos madrugar poco y salir a las siete de la mañana. Hay gente que prefiere hacer el camino por la vía de servicio de la autovía, incluso hacerle de madrugada. Este año me hablaron de que varias personas se atrevieron a hacerle de ida y vuelta, dándose una brutal paliza de andar, que muchos achacan a la fe, y otros los tachan de inconscientes. Allá cada uno con sus actos.
Para esta ruta no hace falta estar muy preparados, pero si es aconsejable salir a caminar diez o quince días antes una hora todos los días, de ese modo nos será mas fácil completar esta ruta.




Para nuestro grupo de senderismo la verdad es que esta ruta es ya habitual todos los años. Aunque es verdad que cada año vamos a hacerla menos gente. Lo bueno es que los que faltan lo hacen por fuerza mayor, al haber encontrado algo de trabajo muchos de los habituales. Otros nos volvemos a encontrar después de varias rutas sin coincidir y eso hace que esta ruta sea mas entretenida de lo habitual, al tener que contarnos como nos ha ido la vida en los últimos dos meses que no emparejamos caminando por nuestras rutas.

Pero lo que de verdad nos llena de orgullo y alegría es ver como de vez en cuando se anima mas gente nueva a probar a venir a caminar con nosotros. Sin duda que el futuro del grupo pasa por ahí, que si los habituales lo van dejando de momento, es necesario intentar que gente nueva se vaya animando a pertenecer al grupo y poco a poco quedarse con nosotros domingo tras domingo.

El bocata como siempre es lo mas apetecible en todas las rutas, degustar nuestros embutidos caseros no esta al alcance de cualquiera, por eso el domingo de ruta, es mas apetecible.
Normalmente no le solemos comer a medio camino, cuando mas o menos dan las diez en el reloj. Encima de cualquier cancho y con algo de vino para evitar sustos de añusgo alguno, sacamos de nuestras mochilas lo que cada uno lleva para este rato. Todo puesto en el medio y lo suyo es intentar probarlo todo, aunque la verdad es que es imposible. Demasiada comida para tan corto momento.

Seguir caminando cuesta un poco después del bocata, pero pronto coges de nuevo el ritmo y los kilometros hasta el pueblo de Santa Cruz se van a cortando. Entre conversación y algún que otro chinchorreo logramos llegar al asfalto y desde allí, logramos ver el pueblo.
Con el pico detrás del mismo las vistas son muy bonitas y algún que otro ciclista se cruza con nosotros o nos adelanta.


Una vez en el pueblo y después de que los religiosos visiten a la Santa, todos sentados nos refrescamos el gaznate en una terraza de un bar, donde las cervezas frías nos alivian de la calor pasada en los últimos kilometros, cuando el sol comenzaba a sacudir sin piedad.

La ultima foto de rigor para inmortalizar el momento y de vuelta en coche para nuestras casas, con la misiòn cumplida un año mas.
Gracias a los nuevos senderistas por unirse al grupo y un saludo para todos los que este año no han podido acompañarnos.

Nos vemos por las callejas.


La ruta.












martes, 19 de mayo de 2015

Capitulo 651: Cuando las lagrimas envuelven a la música.



Hoy me siento triste. Un trozo de mi juventud se ha marchado hoy en forma de cantante y aunque parezca algo que me cae lejos, mi corazón no late hoy al mismo ritmo. Manuel Molina, junto a Lole, formaron parte de la banda sonora de mi pubertad. Sus discos eran escuchados una y otra vez por mi parte hasta rallarlos, al igual que todas sus cintas.
El recuerdo de mi padre de decirme una y otra vez, que este dúo vino a cantar a Huertas de Ánimas, me fue persiguiendo y aunque puse poco empeño en ello, nunca los pude ver cantar en directo. Cosa de la que siempre me arrepentiré.

Las letras de las canciones siempre me acompañaran y son muy pocas las que con el paso de los años, voy olvidando:

Y hoy me siento como aquel pajarillo, que sentao en el río, quería cantar pero estaba ronco. Lloraba de pena, lloraba de pena
y en mis manos le di de beber
agüita del río con hojas de menta.
________________________________________
Igual que la primavera entraste dentro de mí, 
igual que la primavera entraste dentro de mí, 
y que lastima que el otoño pronto tenga que venir. 
Si yo te cambie la vida, mira si yo a ti te quiero, 
que juro no verte mas y rezo por verte menos.
Y que lastima de gitana, y que lastima de gitana, 
ay que malillo tiene el corazón pero que bonita tiene su cara.
______________________________________________
Tu chimenea está triste 
porque no tiene fuego 
tu chimenea está triste 
porque no tiene fuego 
si te hace falta la leña 
primo yo te la llevo, yo te la llevo.
_______________________________________________

Y sin duda mi favorita y la que siempre tendrè presente:

Erase una vez, un mariposa blanca 
que era la reina de todas las mariposas del alba, 
se posaba en los jardines, 
entre las flores más bellas, 
y le susurraba historias al clavel y a la violeta. 
Felíz la mariposilla, presumidilla y coqueta, 
parecía una flor de almendro 
mecida por brisa fresca… 
más llegó un coleccionista, mañana de primavera, 
y sobre un jazmín en flor, 
aprisionó a nuestra reina 
la clavó con alfileres, entre cartulinas negras, 
y la llevó a su museo de breves bellezas muertas, 
las mariposas del alba lloraban por la floresta. 
Sobre un clavel se posó, una mariposa blanca 
y el clavel se molestó, 
blanca la mariposa y rojo el clavel, 
rojo como los labios de quién yo se 
rojo como los labios de quién yo se. 
Jardines, 
entre las flores más bellas, 
y le susurraba historias al clavel y a la violeta. 

Felíz la mariposilla, presumidilla y coqueta, 
parecía una flor de almendro 
mecida por brisa fresca… 
y llegó un coleccionista, mañana de primavera, 
y sobre un jazmín en flor, 
aprisionó a nuestra reina 
la clavó con alfileres, entre cartulinas negras, 
y la llevó a su museo de breves bellezas muertas, 
las mariposas del alba lloraban por la floresta. 

Sobre un clavel se posó, una mariposa blanca 
y el clavel se molestó, 
blanca la mariposa y rojo el clavel, 
rojo como los labios de quién yo se 
rojo como los labios de quién yo se
__________________________________
Hasta siempre maestro, un trozo de mi corazón se va contigo.
Descanse en paz.

miércoles, 13 de mayo de 2015

Capitulo 650: ¿Ola de calor? Hace treinta años...


Por lo visto hoy se han alcanzado temperaturas que hacia treinta años que no se alcanzaban en pleno mes de mayo. Debido a esto nos han puesto la cabeza tonta con las precauciones que últimamente hay que tener, ante tales temperaturas. Y yo no se si es por este hecho, parece que cuando uno escucha estas cosas, la calor parece mucho mayor del que hace. Seguro que lo de tomar precauciones está bien, y si es en personas mayores será poca esa precaución. Lo que ya no estoy de acuerdo, es que se fijen también en los pequeños para estas cosas y no lo digo tan solo por decir, voy a exponer lo que fue un día de calor, con temperaturas idénticas a las de hoy, para un grupo de niños, de apenas doce años.

Tal día como hoy de hace treinta años fue lunes. Pero no un lunes cualquiera, fue un lunes de calor y punto. Nadie nos dijo desde por la mañana temprano, cuando nuestras madres nos llamaron para ir al colegio, que tuviéramos cuidado con el calor que hacia. Tampoco nos dijeron que bebiéramos mucha agua o que anduviéramos por la sombra al ir al colegio. Porque tampoco ningún padre nos llegó a decir, que nos acercaban al colegio en coche, por mucha calor que hiciese. Bastante tenían ellos con estar trabajando y pasando el mismo calor que ha hecho hoy. Eso contando que tuvieran coche, que la mayoría no lo poseían.

Y si calor hizo ese día por la mañana, a eso de las doce y media del medio día, salíamos del colegio y marchábamos a casa, en el mismo coche que lo habíamos hecho por la mañana y con algunos grados mas de temperatura. Pero ahí no acababa todo. Era llegar tranquilamente andando por esa larga avenida, donde apenas había casa alguna que te hiciera sombra, hacer los recados a tu madre, poner la mesa, comer y a las tres y media, entrabamos de nuevo al colegio.

A esa hora se podría decir que la ola de calor que soportábamos, (nosotros lo llamábamos "hace un calor del copón"), era bastante seria. Pero fuimos y volvimos andando, sin recomendaciones ninguna por parte de nuestros padres y con la ilusión de todos los amigos que íbamos al colegio, de saber que ya nos quedaba poco para empezar a irnos a bañar a las charcas de los alrededores, sabiendo que esta calor era pasajera y que para la feria de junio, volveríamos a ponernos mangas largas seguramente.

Así que para mi no mandéis prevenciones, ni avisos amarillos ni naranja. Que yo fui de los que se crió avenida arriba y abajo, por la mañana, a medio día y por la tarde. Con calor extremo, con frío insoportable y con lluvia. Y aquí estamos, mucho mas duros que los niños de ahora a los cuales entre todos, los hemos metido en una burbuja, de la cual si los sacamos, parece que será su ultimo día de vida.

Por eso digo bien claro y alto, ¿ola de calor? !!Venga ya!!

Dejarnos vivir tranquilos y en paz.

















lunes, 11 de mayo de 2015

Capitulo 649: Orgulloso del derby.




Y aunque rara vez suelo escribir de fútbol en mi blog, hoy no podía dejar pasar por alto el partido que tuve la suerte de presenciar ayer en directo. Los rivales, como local el Cacereño y como visitante un equipo de Arroyo de la luz, a escasos veinte kilómetros de Caceres. Por eso la palabra derby, la cual odio, podía usarse en este caso, aunque no de forma correcta, porque no son equipos de la misma ciudad.

El caso es que al partido de ayer llegaban los dos equipos muy necesitados de puntos. Aunque algo mas el equipo visitante. Puesto que el local tenia 43 puntos y el Arroyo contaba con 40 puntos. Hasta ahí todo normal. Después de leer en varios foros de fútbol cosas como que el partido estaría amañado y habrían  pactado un empate, le propuse a mi pequeño acercarnos a la capital y vivir en directo dicho duelo. Con el corazón dividido y con mucha calor en la capital, llegamos a eso de las doce menos cuarto, puesto que el partido comenzaba a las doce de la mañana.

El ambiente en los aledaños del campo era bueno y la taquilla presentaba una inaudita cola, que pocas veces se ve en este estadio. Estaba claro que la cercanía con Arroyo de la Luz, invitaría a los seguidores de este equipo a desplazarse a la capital para disfrutar del choque. Estos, con los cuales pude departir unas palabras, no venían con mucha moral y dudaban de que fueran a sacar algo positivo del Príncipe Felipe. A lo que yo les comenté lo que había leído en varios medios de internet. Ellos se reían de lo que yo les comentaba y con un "ojala" acabamos dicha conversación.

Nada mas entrar al campo me encontré con algún que otro paisano que también acuden a ver al Cacereño varias veces a lo largo de la temporada, incluso hay varios que son socios del club, puesto que este año han sacado módicos precios para que la gente acudiera en masa, cosa que la verdad no ha ocurrido, hasta las ultimas jornadas, cuando el equipo ha necesitado de su aliento y la directiva a puesto las entradas baratas para este fin.

El comienzo del partido me dejó lleno de dudas. Pensé que el Arroyo al venir mas necesitado, saltaría al campo con mas hambre que los locales y no fue así. Dominó si se puede decir esa palabra, el centro del campo si acaso diez o quince minutos, intentando triangulaciones que en ningún momento les llegaron a salir. Como el plan "A" no les dio resultado, optaron por el plan "B" que según lo visto era despejar todos los balones que llegaban a su área, con fuertes "boleones" hacia tierra de nadie, e intentar que su delantero centro, rescatara alguno.
Los espectadores con el sol encima de nuestras cabezas apretando de lo lindo, comenzábamos a murmurar y a empezar a creernos que "el pacto", era verdad. Como la gente se aburría hubo que quedarse con las paridas que en la grada se empezaban a escuchar. Unos con algo de cachondeo y otros lo típico de siempre, insultar al trío arbitral y desahogar las penas de toda la semana contra ellos.

La primera parte fue sin duda para no hacer adictos a este deporte, creo que cualquier equipo de barrio sabe jugar mejor que lo hicieron estos dos equipos. Así, fue un respiro escuchar el pitido del arbitro cuando mandó a los vestuarios a los dos equipos.
Con la calor que hacia nos desplazamos a la barra para refrescarnos con algún refrigerio, cosa que no pudimos hacer porque los encargados de la barra, tuvieron la mala sombra de quedarse sin nada para consumir, aunque nos dijeron que harían lo posible para traer pronto, algo mas.
Un poco cabreados nos volvimos a sentar en nuestro sitio y esperar a que el arbitro diera comienzo a la segunda parte. La gente se lo pasaba bien en el descanso. La popular bota de vino y alguna que otra "merendera", quitaban el hambre y la sed. Los aficionados a "ultras" del Cacereño, seguían con sus cánticos, unos que la gente de la grada acompañaba y otros metiéndose con los paisanos de Badajoz, que la gente decía a viva voz, que no venían a cuento. Pero ya se sabe, para pasar por ultra tienes que parecer muy "malote".

El comienzo del segundo tiempo nos dejó otra imagen bien distinta por parte de los jugadores locales, los cuales salieron con otro brío. Así pronto se pusieron con ventaja en el marcador y los aficionados respiraban tranquilos, no ya por el gol, sino porque así espantaban los fantasmas del ya tan manido y hablado pacto.
Poco después en un corner muy mal defendido llegaba el segundo gol y los aficionados definitivamente, empezaron a disfrutar del choque. Los cánticos del publico se escuchaban a mas volumen e incluso algún que otro aficionado, comenzó a cantar al equipo rival "a tercera". Aunque bien es verdad que fueron muy pocos los que cantaron esto.

La expulsión del mejor jugador del equipo rival, acabó con las pocas esperanzas de la afición del Arroyo, la cual se llevó la desilusión de al menos haber visto competir a su equipo de forma elegante.
El tercer gol dio paso a los tan manidos "oles" que de parte de la grada, se empezaron a oír. Los ultras seguían a lo suyo, metiéndose entre cántico y cántico, con los habitantes de Badajoz y tan solo los espectadores que estaban a mi lado, seguían siendo políticamente correcto y elegantes con sus paisanos de Arroyo.

Con el pitido final el jubilo se desató en la grada y los jugadores vinieron a dar las gracias a la misma y hacerse todas las fotos que la gente les pidió. Se veía a la gente contenta tras haber sufrido en las ultimas jornadas y después de un año bastante pobre de fútbol. Se espera que tras la adquisición de un comprador Mexicano, se le de una vuelta completa al campo y al equipo, lo que tiene ilusionada a parte de la afición cacereña. Yo la verdad no me fío y aunque me gustaría poder ver al equipo de la ciudad aspirando a mayores cotas, espero que no sea humo lo que estén vendiendo.

Orgulloso de ver que lo del pacto eran habladurías, me volví al pueblo con mi pequeño que disfrutó mas que su padre sin duda del choque.
El domingo intentaremos ir a ver al Villanovense el cual se juega la cuarta plaza del grupo, esperemos tener suerte y que se clasifiquen. Así como el Arroyo logre la gesta de salvarse, porque mientras hay vida hay esperanza.







lunes, 4 de mayo de 2015

Capitulo 648: Yo confieso...



Mi sangre es tu sangre. Mis dolores, son los tuyos y algunos se empeñan en hacernos creer todo lo contrario.
¿Quien se atreve a poner en duda nuestra amistad?
No consigo comprender a los enviados del señor, su discurso es tan falso y poco creíble, que ni ellos mismos en sus plegarias logran hacerme creer nada de lo que exponen. Incluso me hacen sentir mas despegado de aquellos principios que desde pequeño me inculcó mi familia católica y apostólica, ademas de practicante.

Si me hiciera falta tu sangre querido amigo, se que serias el primero en poner tu brazo. Me importa un pimiento que te guste mas jugar con muñecas, que con pistolas. Que tus sentimientos sean los que son. Que tu forma de vestir no sea la políticamente correcta que esta sociedad exige. Que al fin y al cabo, tu sangre es mi sangre y yo lo se de buena fe.

Quien tiene las llaves de las puertas del cielo, quien es el que juzga a los de una sangre u otra, ¿acaso eres tu?

Ojala y nunca te haga falta nuestra sangre, porque ahí estaremos para poner nuestros brazos, el mio y el de mi amigo, puesto que somos la misma sangre, esa que a ti, te hace falta. No creo que tengas agallas a menospreciarla ese día la sangre "contaminada". ¿Y si se te pega algo de buena gente, a la vez que te ponen esa sangre?

Cada día que pasa os entiendo menos y siento pena y tristeza al saber que no deja de haber borregos que piensan de la misma manera. En pleno siglo veintiuno y no somos capaces de acabar con este racismo, no creo que generaciones venideras sean capaces de llevarse el privilegio de acabar con esta lacra. Queda un mundo para erradicar este pobre pensamiento que a día de hoy cada vez veo mas generalizado...

Yo mientras tanto seguiré a lo mio. Con mis amigos de cualquier religión y cualquier signo político, al fin y al cabo de esta vida no saldremos vivos ninguno. Ni los de mi sangre, no tampoco los de la tuya, ten lo muy presente. Y ahora vas y sigues despotricando, seguramente que te sentirás mas hombre, aunque todos sabemos que por dentro, la cobardía te va consumiendo poco a poco...

Otro día mas que la pena se apodera de mi persona. Y van muchos ya...