Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

domingo, 30 de abril de 2017

Capitulo 828: Proyectos, bocetos, primeros pasos.



                                                                 CAPITULO 1

Sentados a la mesa, la joven pareja firmaba uno de los contratos mas importante de sus vidas, la reforma de su recién comprada casa. Sentado frente a ellos Roman el albañil, les ponía al corriente de la forma de pago. No podía esconder su felicidad ante la falta últimamente de trabajo. Aun resuenan las voces dentro de su cabeza de los políticos diciendo a viva voz, que España empieza a recuperarse de la crisis. La misma, que según Roman, crearon los políticos para acojonar a las personas. Por lo menos a él no le sobra trabajo y a veces no sabe si de un día para otro, tiene alguna obra que realizar.
Firmando esta obra aseguraba por lo menos tres o cuatro meses de trabajo, encima son meses malos para la construcción, en invierno se construye menos.

Mientras terminan de conformar los últimos detalles, Rodrigo el pequeño de la casa, corretea de un lado a otro con miedo de caer, hace pocos días que ha soltado la mano de su madre y como todo niño duda a la hora de dar un paso tras otro. Aitor, su padre no le quita ojo. teme que su hijo tenga algún accidente durante estos primeros días de andar solo; aunque le recuerda Candela, su mujer, que los peores golpes son los que te das cuando coges confianza. La casa donde viven ahora de alquiler no es segura para un niño tan pequeño. Las escaleras tienen a la joven pareja, siempre alerta. A pesar de haber construido una puerta justo antes de llegar al primer peldaño.

Roman mira a los jóvenes y piensa lo bonito que es comenzar una experiencia de ese tipo en pareja. Parece que fue ayer cuando la inició junto a Olga, su mujer. Y pronto celebraran sus bodas de plata, eso si llegan. Sin saber porque de repente le asaltan un montón de dudas y miedos a la vez, es cierto que los últimos meses de matrimonio no están siendo los mejores de su vida, pero confía en que será pasajero y todo volverá a la normalidad.
El llanto de Rodrigo le saca de su letargo, parece que pronto a probado lo duro que está el suelo. Ves, te lo estaba diciendo le decía Aitor a su mujer, mira el porrazo que se ha dado en la frente. Candela se apresura a coger a su hijo en brazos para calmar su llanto. En la frente se le nota un golpe que cada vez se va hinchando mas, a la vez que se va tiñendo de color morado. Roman les informa a los jóvenes que a sus hijos cuando les pasaba eso, les ponía su mujer una moneda justo en el lugar del impacto. Apretando fuerte la hinchazón no va a más. Aitor se busca en los bolsillos y encuentra una moneda de dos euros, que ofrece a su mujer rápidamente para que la coloque en la frente de Rodrigo. Las lágrimas del pequeño le resbalan por sus mejillas y ante la operación de colocar la moneda en su frente, este deja de llorar al momento, extrañado ante tal situación...


Ilusionado. Espero que las musas me acompañen un tiempo.







jueves, 27 de abril de 2017

Capitulo 827: Miradas que enamoran.



Agarradas del brazo caminan en busca de la penúltima cuesta que les queda, antes de llegar a la plaza de Trujillo. Su andar es lento y seguro, hace tiempo que cambiaron las prisas por la seguridad de no caer al suelo. La cara de la mujer mas alta es seria, sin embargo la otra mujer, la mas bajita, a pesar de tener un caminar mas lento y torpe, lleva una gran sonrisa en su rostro.

Me fijo en ellas ante la estrechez de la calle debido a una zanja que estamos haciendo para instalación de agua. Aunque pasan bien, prefiero ayudarlas a esquivar la valla que tenemos colocada.
Las dos mujeres aprovechan la ocasión para a la vez de enterarse de lo que andamos haciendo, paran a coger algo de aire para el tramo que les queda por andar.
No hace calor, pero tanta cuesta arriba cansa. Me doy cuenta que de las dos mujeres es una, la mas alta, la única que habla. Me comenta que van a la peluquería y que les han dado hora a las cuatro y media. Miro el reloj y veo que no han dado las cuatro todavía y pienso que van bien de tiempo.

Me quedo mirando a la mujer mas bajita y sigue con su sonrisa angelical en su cara. Vas a ponerte guapa!! la digo sin obtener respuesta alguna. Tan solo su eterna sonrisa se muestra mas grande aun. La mujer mas alta me dice apenada que su hermana tiene alzheimer y que ya hace tiempo que va de mal en peor. Que los enfermos de esta enfermedad, mueren dos veces y que su pobre hermana ya ha muerto una vez.

Una vez que han descansado, vuelven a agarrarse del brazo, pero antes la señora mas alta saca su pañuelo y limpia la cara de su hermana, a la cual por la comisura de los labios, le cae un poco de saliva. Vamos niña, que llegamos tarde!! le dice su hermana a la vez que se despide de nosotros.
Bueno, que os pongan mas guapa de lo que estáis, les digo a las dos mujeres. La mayor se ríe a la vez que comienza a caminar y su hermana pequeña de mala gana, comienza a seguirla caminando y mirando hacia atrás. La guiño un ojo y la digo adiós con la mano sin que su hermana me vea, y ella me despide con una gran sonrisa blanca y pura, de las que se te clavan en el corazón y duran unos cuantos días.

Mucha fuerza a todos los enfermos de alzheimer y sobre todo a sus familiares.

miércoles, 26 de abril de 2017

Capitulo 826: La ley de los justos.



Y como el que no quiere que las paginas terminen, así estaba yo hace un rato, cuando he dado por concluida la lectura de este gran libro.

De nuevo, después de varios meses, un libro a conseguido engancharme hasta hacerme dormir algo menos, cosa que uno agradece en estos casos, cuando dejas el libro en la mesilla y apagas la luz y vuelves a cogerle al encenderla, como si dentro de tu mente no existieran problemas, tan solo la trama de dicho libro.

Quiero dar las gracias a mi amigo Dartha por aconsejarme su lectura y también a varios amigos mas que después de haberle leído, me decían que me engancharía. Y vaya si ha sido así.

Aquí os dejo de lo que trata por si alguien está interesado en su lectura. A pesar de pasar de las mil páginas, una vez terminado no te enteras de que haya sido tan largo.

Totalmente recomendable.

Barcelona, finales del XIX. En una ciudad dividida entre burgueses y proletarios, agitada por aires de progreso y revolución, una pareja de orígenes sociales opuestos tendrá que luchar contra todo lo establecido para poder vivir su amor.
En la Barcelona modernista germina una historia de amor entre dos jóvenes de clases sociales opuestas. Una gran novela de pasión, ideales y venganza.A finales del siglo XIX, Barcelona vive una época de esplendor. Acaba de celebrarse con gran éxito la Exposición Universal y una burguesía próspera y culta, que busca inspiración en los salones parisinos, exhibe su elegancia en fiestas y veladas musicales. Pero al otro lado de la ciudad, donde las calles se estrechan y huelen a pobreza, el rencor y la injusticia están fraguando una revolución capaz de recurrir a la violencia más descarnada. En este ambiente cargado de desconfianza y temor, Candela y Juan Pedro, procedentes de clases sociales muy distintas, tendrán que enfrentarse a los prejuicios de unos y otros para defender su amor.Con la habilidad de los grandes maestros de la novela histórica, Chufo Lloréns teje un tapiz geográfico y humano apasionante. Su pluma ágil y perspicaz nos conduce desde los lujosos reservados del teatro del Liceo hasta los lóbregos sótanos donde se tramaban las conjuras anarquistas. 





lunes, 24 de abril de 2017

Capitulo 825: Un domingo por Gredos.



Si te gusta la naturaleza como me gusta a mi, seguro que uno de los lugares donde mas puedes disfrutar, es en la sierra de Gredos, donde a decir verdad, hacia tiempo que no iba. Por eso había que organizar una ruta por estas tierras, antes del mes tan ajetreado que nos espera.




Si te gusta el senderismo da igual el lugar que escojas para hacerlo, lo que por lo menos para mi es mas importante, es rodearte de gente que tenga las mismas inquietudes que tu y el mismo cariño a la naturaleza. He salido a caminar con muchas personas a lo largo de estos años que llevo haciéndolo y he de decir que me adapto a cualquier grupo rápido, sobre todo cuando ves que cada ruta que haces con ellos, me lo paso mejor que la anterior.




Desde hace bastante tiempo el grupo tan numeroso que fuimos aquí en Huertas se ha ido diluyendo poco a poco. Unos por temas de trabajo ( los menos por desgracia), otros porque no les apetece y algunos mas porque la naturaleza no les atraía tanto como parecía los primeros años.





El caso es que de los ocho o nueve habituales los últimos domingos hemos pasado a ir muchas rutas dos o tres miembros nada mas. Ante esta situación decidimos "abrir fronteras" y buscar nuevos compañeros de ruta, con la intención de salir mas gente junta y de esta manera, abaratar los viajes.
La verdad que hemos tenido suerte, porque desde que salimos con el grupo senderista de Belén "La trocha", nuestras rutas han vuelto a ser mucho mas divertidas.





Ayer no iba a ser menos y a pesar del madrugón que tocó pegarnos a eso de las cinco de la mañana, cuando otros muchos iban a acostarse, nosotros nos montábamos en los coches y poníamos rumbo al Pueblo de Ramacastaña, donde se uniría a nosotros una valiente compañera que venía desde Madrid.
Allí después de tomar café, continuamos viaje y un poco antes de las ocho de la mañana, estábamos aparcando los coches en la plataforma, la cual a esas horas  ya soportaba varios coches de senderistas que habrían hecho noche en los refugios de la montaña.




Nuestra intención era subir hasta la famosa cumbre de la "mina", donde hay unas vistas espectaculares. Siempre y cuando la nieve nos dejara realizar dicha ruta, cosa que una vez cerca de la cima, comprobamos que nos iba a ser muy complicado seguir adelante. Y como en la montaña ates de valientes hay que ser precavidos, decidimos no continuar puesto que la nieve estaba congelada y no llevábamos herramientas imprescindibles para caminar por ella. Ante un par de resbalones lo mejor fue cambiar el recorrido.

El muerdino nos le comimos a una altura considerable, donde las vistas no dejaban de ser preciosas y junto a nosotros las cabras montesas que nos alegraban la jornada. Daba pereza bajar de aquel sitio puesto que la temperatura también acompañaba y muchos de nosotros nos sobró ropa durante la ruta.

Como al bajar íbamos bien de tiempo, decidimos ir hasta la laguna, la cual hay que decir que parecía una procesión de gentes yendo y viniendo. Muchos amantes del senderismo con sus ropas correspondientes,, pero también mucho dominguero que seguramente no tenían ni idea a donde venían, no tenias nada mas que comparar las ropas de unos y otros para darte cuenta de ello.
Incluso algunos padres con niños demasiado pequeños para llevarlos tan lejos. Ellos sabrán lo que hacen...





El tramo mas cercano al mirador estaba cuajado de nieve pero ya era blanda y no resbalaba tanto, por lo que fue si duda donde mejor lo pasamos. No pudimos dejar de hacer alguna que otro bola e intercambiar tiros con ellas.
Numerosas fotografías y el sol que apretaba un poco, por lo que los que no nos dimos crema en la cara sufrimos alguna que otra leve quemadura. Mas o menos igual que las que sufre un albañil trabajando encima de un tejado...




Tocaba bajar hasta los coches, sin duda que es lo mas aburrido y a la vez peligroso, puesto que tienes que ir con las orejas tiesas para no pegarte algún susto. Y poco a poco fuimos descontando pasos hasta llegar de nuevo a la plataforma, donde la mayoría optó por meter un rato los pies en agua "fresca" para aliviarlos.



Volvimos a parar en Ramacastaña para refrescarnos y despedir a nuestra amiga Xandra, la cual volvía para Madrid.
Nosotros la vuelta la hicimos recordando lo bien que lo habíamos pasado y a la vez nos vinimos con la pena de no haber hecho cima en La Mina, pero esto nos hará volver mas pronto que tarde para conquistarla. Aunque ayer no nos hizo falta para pasar una impresionante jornada dominical, donde los ocho amigos lo pasamos en grande. Así da gusto madrugar los domingos.

Nos vemos por las callejas, aunque estén cubiertas de nieve.






sábado, 22 de abril de 2017

Capitulo 824: Hasta siempre Churri.


El sueño vino a buscarme un par de veces. La primera casi consigue vencerme, pero con un quiebro de ultima hora, logro esquivarlo. La segunda se topó con un fino dolor de estómago que por arte de magia y en honor a algo, me acompañó hasta altas horas de la madrugada.

Sin poder dormir, tu figura viene y va de mi mente, y poniéndote de ejemplo, me niego a quejarme ni siquiera un ápice a pesar que el dolor que me acompaña, cada vez es mas fuerte.

Silencio!!! vamos a comenzar. Y tu cara vuelve a mi mente. Seria, como una gran profesional de todo lo que te proponías, allí estabas tú. Detrás del telón sin darte importancia ninguna. Difícil de mantener el tipo ante los ataques de risa que entre ensayo y ensayo, salían siempre a relucir.

Tú casa un hervidero de gente. De toda la comarca e incluso de fuera de la comunidad. Tus dotes para curar toda clase de dolencias que tuvieran que ver con los pies, eran conocidas por todos y pocos Huerteños pueden presumir, de no haber pasado consulta.

Te conocí muy pequeño, amiga de mi madre siempre te tuvo presente hasta ultima hora. Mas aun después de compartir enfermedad con mi padre durante estos últimos años.

Me puse en pie para aplaudir tú grandeza desde el primer día que me dijiste que la cosa era seria, y que tocaba plantar cara a la obra mas difícil que a cualquier actor le puedan adjudicar.
Hubo tiempo para todo. Risas a pesar de. Llantos en días de bajón que escondiste siempre a todo el mundo. Tú gran hazaña debía de ser, que el día que abandonaras el barco nadie te recordara sin estar un segundo luchando contra la bestia que tantos seres queridos se ha llevado por delante.

Nuestros encuentros eran emocionantes. Preguntarte por tu salud y ante tu respuesta de "estoy mu buenecina gracias a Dios" dentro de mi ser siempre brillaba un hilo de esperanza, que hacían que mis insignificantes problemas se quedaran en eso.

Levantarte un solo día mas para ti era una gran victoria y eso lo sabia toda tu familia y todos tus amigos que como gran persona que eres, han sido muchos a lo largo de tu vida.

Y por arte de magia y como si me hubiera quitado un gran peso de encima, mi dolor de estómago se va diluyendo y a la tercera vez que viene en mi busca el sueño, logra vencerme.

No pienso derramar ni una sola lágrima, las voy a cambiar por una eterna sonrisa siempre que te recuerde puesto que era tu voluntad. Y poniéndome de nuevo en pie y doliéndome las palmas de las manos de aplaudirte, te digo y te diré siempre: Gracias "Churri" por ser un ejemplo de lucha, garra y tesón. Los astros se llevan una gran persona, con la falta que hacen en este mundo que nos ha tocado vivir....






lunes, 17 de abril de 2017

Capitulo 823: El silencio de Granadilla.



Y es que duele solo de pensar que te pueda pasar a ti. Una vida, tu familia, tus vecinos y tus costumbres, todo ello borrado de un plumazo en un abrir y cerrar de ojos. Sin poder defender tus derechos ante el dictador de aquellos años.



Cincuenta años después de que fueran obligados a salir sus últimos moradores, el pueblo sigue oliendo a cerrado. Si no fuera por el turismo, aquello sería igual que un cementerio. Las restauraciones siguen sembrando de vida los veranos, aunque no estén de acuerdo con ellas, los herederos de los antiguos moradores.









Una vez dentro de la villa uno retrocede en el tiempo y según paseas por la misma tu mente vuela de un lugar a otro.
Si cierras los ojos imaginas niños corriendo por sus calles de un lugar a otro jugando a cientos de juegos que hoy ni se conocen. Gente mayor con sus "zachos" al hombro volviendo a sus casas antes de que el sol les abrase sus caras.










Olores a guisados y estofados que envuelven todo el pueblo, mientras las mujeres recostadas en los quicios de sus puertas, cuchichean del ultimo noviazgo del hijo de la vecina de por bajo.

Así se imagina uno lo que fue aquella villa y se niega a ver lo que es ahora.





Y las palabras sobran y lo que mas reconforta es volver a ver una y otra vez las fotografías que pude hacer.





Ni siquiera sabemos explotar un lugar así. Cosa que no me sorprende sabiendo que somos de donde somos. Como me decía un chaval del País Vasco ayer dentro de aquel castillo: Si este pueblo estuviera situado en nuestra comunidad, tendría otro trato bien distinto. Aprovechando su encanto y belleza a la vez que podrían vivir de ello varias familias.





Lo de siempre, tenemos la materia prima pero no sabemos extraerla.





Si no conocéis Granadilla merece la pena una visita. Os emocionará pasear por sus calles.





Nos vemos por las callejas.