Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

martes, 27 de marzo de 2012

Capitulo 271: Tiempo para pensar.





No es bueno que a alguien que no esté acostumbrado a ello, le sobre tiempo, todo el tiempo que un día normal y corriente pueda tener.

Por tu cabeza pasan al cabo del día miles de informaciones, aunque uno intente no estar pendiente de todo lo que ahora debería de estar. Te sientes excluido de esta sociedad, a pesar de llevar poco tiempo parado. Ya no eres de los que trabajan, ahora has pasado al grupo de los mal mirados, esos que según los trabajadores, no trabajan por que están mejor en casa. Quizás tú fuiste uno de los que hace cuatro días los llamaba a estos así, seguramente que también los mirabas por encima del hombro  y los dabas de lado cuando te encontrabas con ellos.

Nunca antes por tu cabeza pasó el tener que prescindir de tantas cosas a la vez, a ti no parecía que te pudiera tocar esto. Por desgracia te equivocaste, no estabas preparado para ello, a ti no te podía tocar, tenían que caer otros muchos antes, pensabas tú. Pero de golpe y porrazo, como el que no quiere la cosa, te ves envuelto en el cáncer que es para esta sociedad el paro, el aburrimiento, el no poder hacer una vida normal como la que llevabas, sin excesos pero tampoco con tanto recorte, con tanta asfixia, con tanto numero a fin de mes, no puedo con ello, sigo sin estar preparado para esto.

Escuchas a unos y otros prometer, mentir, abusar y se te quitan las ganas de todo, no puede ser normal que unos cobren tanto y no se apenen de los que no tienen nada. Que el hambre ya no está en África solamente, está mucho más cerca y raíz de ella, la gente no piensa igual, porque teniendo el estomago lleno y tu tiempo ocupado trabajando, uno no piensa igual que el que le tiene vacio y se sienta al sol a ver pasar las horas, sin ninguna ambición, sin ganas de vivir.

Pero da igual, ya eres un parado mas, ya estas fuera de juego, ahora tienes que codearte con los de tu clase, con los que solamente cobran para pagar a los bancos, esos que están al acecho para ver si te pueden quitar tu casa, aquella que ellos mismos te obligaron a construir como ellos quisieron.

Tampoco sienten pena de ver como tu vida se va apagando, incluso ellos te ayudan a aflojar tu bombilla, no puede brillar tanto, ya no es de la misma calidad que la de uno que esté trabajando, la tuya es de bajo consumo y esa a los bancos, no interesa.
Y sigues viendo correr el tiempo, y tu vida sigue igual, algún que otro conocido se va uniendo a tu grupo, eran los mismos que antes estaban contigo en el otro clan, el clan de los currantes.

El tiempo sigue pasando y a ti te parece que no se mueve, los días del calendario se hacen eternos y has perdido la alegría de saber lo que era un viernes, ya te da igual, que pena, con lo bonito que era ir un viernes a trabajar con aquella sonrisa en la boca desde por la mañana, cantando casi sin tener ganas, pero el cuerpo te lo pedía. Ahora has perdido las ganas de cantar, luchas contra tu otro yo, para no caer en ningún vicio, seria de cobardes el hacerlo, pero en estas situaciones, los cobardes se multiplican  y arrastran con ellos a mas cobardes y al final, se salvan muy pocos de no ser como ellos. Para esto si te estás preparando, no te puede coger otra vez esto de improviso, una vez se puede tropezar, pero la segunda no hay excusa para volver a hacerlo.

Tengo que dejar de pensar, no puedo fustigarme tanto, no vivo o ¿quizás si? 

lunes, 26 de marzo de 2012

Capitulo 270: Ruta de "Torre Aguda"








O popularmente llamada en el pueblo, “torregua” o “torrebua”, de cualquiera de estas maneras he escuchado a muchos paisanos, llamar a este palacio.
Saldremos de la plaza como la ruta anterior. Creo que es el mejor sitio para seguir quedando.

Nos pondremos en camino a la misma hora, las 9 de la mañana, esperando los diez minutos que dijimos la otra vez y que no llegamos a esperar, esta vez lo haremos.
Dirección la fuentecilla, a continuación el caño, donde echaremos el traguito de agua correspondiente, bajaremos hasta la calleja de la cerca de la charca por la cual continuaremos, pasando por dicha cerca y pudiendo contemplar el molino que allí había y que está totalmente en ruinas, podremos hacer fotos muy bonitas.
Pasaremos por el pozo de “San Antón”, que si queremos beber de él, tendremos que llevarnos una hoz para cortar los zarzales que le tienen tapado, lo limpiaremos en un “pis pas”.

Seguiremos dirección rio “Merlinejo” o como le llaman muchos paisanos, “Marrinejo” hasta llegar al puente que allí hay, al cual podremos fotografiar. Allí pienso que es el mejor sitio para hacer la parada correspondiente al “bocata” y el traguito de vino.
Continuaremos por el rio abajo hasta “El Barranco”, allí también haremos fotos y los más mayores que nos acompañen, nos recordaran quien estuvo por aquellos campos trabajando y demás.

Giramos a la izquierda y llegamos a Torre aguda, echaremos un vistazo por los alrededores y cogeremos la calleja que va hasta la cerca de “Agapo”. Una vez allí giramos hasta los “almendros” y cogemos dirección la “Fuente de los borrachos”, que por cierto, está seca, no podremos beber.
Una vez allí, tiramos dirección “Charco de Tía Rentera” y “La Mora” para llegar al pueblo donde daremos por finalizada la segunda ruta.

Pues los que fuimos la primera vez ya sabemos lo que hay que llevar. Para los que quieran acompañarlos por primera vez, el palo, la mochila con algo de agua o lo que quieran beber, el bocadillo o fruta y la gorra si hace calor, si alguno tiene alguna hoz o algo parecido para quitar zarzales y lo quiere llevar, lo utilizaremos para limpiar el pozo de “San Antón”.

Calzado cómodo y ropa cómoda. Estaremos como la otra vez hasta las doce y media o una del mediodía. La dificultad es muy poca en esta ruta, se anda muy bien y podremos disfrutar de unas vistas únicas, aquí pongo alguna foto de lo que podremos ver.








domingo, 25 de marzo de 2012

Capitulo 269:" Risas a borbotones".





Siempre me quitaré el sombrero por la gente que apuesta por la cultura, deberíamos de ser más los que de una manera u otra nos vinculáramos a ella, bien haciendo teatro, bien en clubes de lectura, o simplemente en casa leyendo y enseñando a leer a nuestros pequeños, porque está claro que los hijos siempre copian a los padres, en lo bueno y por desgracia, también en lo malo.

Este fin de semana ponían en cartelera el grupo de teatro el caño, de Huertas de Animas otro nuevo estreno y la verdad, como siempre han estado geniales. Si ya el subirse a un escenario para mi es todo un reto, el hacerlo cada año mejor es más difícil aun si cabe.
Gente que entre semana, dedican un par de horas de su tiempo para poder ensayar y aprenderse los papeles, para mí no tiene precio. Eso es amor por lo que hacen, desinteresadamente año tras año vuelven a hacernos pasar una tarde divertida y amena, mas aún en los tiempos que corren es una buena terapia ir a verlos, desconectar de todo lo que nos rodea, aunque sabemos que es difícil el olvidarte de cada una de las dificultades que cada ser tiene en su vida. Puedo asegurar que durante la hora y media larga que dura la obra, no paras de reírte y de trasladar tu mente al lugar que ellos quieren llevarla, y una vez allí, te tienen a su merced todo el tiempo.

Estos artistas cada año se superan más y ellos mismos se suben el listón todos los años, para los afortunados que vamos a verlos, podamos disfrutar de su profesionalidad.
Espero que el grupo no decaiga y que sigáis en la misma línea, que la gente se siga apuntando con vosotros y que la cultura en Huertas de Animas siga viento en popa y a toda vela, porque la cultura en los pueblos es vida y vosotros este fin de semana, lo habéis vuelto a demostrar.
Nos vemos al año que viene para volver a disfrutar con vosotros y vuestros papeles, o quién sabe, a lo mejor nos volvemos a ver antes, porque la demanda lo solicita.

Aquí tenéis unos trozos de las tres funciones.




















jueves, 22 de marzo de 2012

Capitulo 268: Un jueves en Cànovas.



Cáceres es la ciudad que más se puede parecer a un pueblo y para muestra de ello, paso a describir lo que puede ser cualquier día de esta ciudad.

 Jueves, tiempo bueno, un poco de fresco a la sombra, pero temperatura estupenda para pasear. Eso hacen bastantes personas mayores, jubilados la mayoría, que mientras van andando se van contando cosas los unos a los otros. Cuando la principal conversación solía ser el tiempo, a falta de lluvias, pasa a segundo plano y habiendo jugado el Madrid el día antes, pues la conversación del día pasa a ser el futbol. La polémica, el árbitro, los jugadores, estas personas entienden de todo, aunque no todos, los hay que en esa conversación, no abren la boca y para no quedarse fuera de la misma, uno de ellos empieza a hablar del “Paquirrin”. Si, ese que viene hoy a Cáceres a no sé que con los jóvenes, no ha trabajado en su vida y fíjate el éxito que tiene. Teniendo esa madre y el padre que tuvo, no le va a hacer falta trabajar nunca, casi igual que nosotros. No te preocupes que ese no llega a nuestra edad, es imposible....

 Pasa una señora mayor con un carrito de bebé, se nota que hay paro, mucho paro, ya las abuelas no tienen que quedarse con los nietos, los padres o madres por desgracia, tienen todo el tiempo del mundo para atenderlos, con lo bien que están los nietos con los abuelos, sacan todo lo que quieren de ellos, ahora lo único que saben decir a sus padres es: El “chorizo” de abuela esta mejor que el tuyo, las lentejas tuyas no me gustan, las de abuela están mejor….

 En el bar de enfrente, hay tres mesas ocupadas en su terraza, los bares tampoco son lo que eran. En una de ellas hay sentadas dos personas, un matrimonio mayor cuyo hombre está en silla de ruedas, por su estado puedo comprobar que tiene Parkinson, maldita enfermedad.
 Su señora con una cara de cariño increíble, le moja al hombre los churros en el café que tiene delante de él y se los da a comer, ¿Quién les iba a decir a ellos treinta años atrás, quizás cuarenta, que se iban a ver así? Allí sentados al sol, desayunado los dos juntos y queriéndose como el primer día que se conocieron. Seguramente el destino nuestro será otro, no tendremos a nuestro cónyuge al lado mojándonos los churros y limpiándonos la cara cuando nos manchemos o si....

 Una señora pasa con su perro, le saca al paseo para que haga sus necesidades, lleva su bolsita para recoger los excrementos del perro, si no lo hicieran así, con todos los perros que pasan por allí al cabo de la mañana, sería imposible poder andar sin pisar ninguna “catalina” de perro. Como echo de menos eso en mi ciudad, que poca gente lo recoge con lo poco que cuesta, mano dura, no queda otra….

 Otro joven viene con su perro, es de raza peligrosa y lo lleva con su correa y su bozal, así da gusto, todos cogen en esta ciudad y todos se respetan, en Trujillo está claro que no….

 Dos policías están denunciando a tres coches mal aparcados, uno de los dueños llega en ese momento, los policías le explican ante sus falsas excusas, el porqué de la denuncia, buenas palabras y buenos gestos, el denunciado deja de insistir en su salvación, le han convencido los agentes del orden. Amablemente, accede a enseñar sus papeles del coche, cuanto mejor así…

 Los mismos policías se quedan mirando más adelante un paso de peatones, han subido mucho los atropellos en las grandes ciudades, normal si te fijas un par de horas en cualquier paso de peatones del centro. Un señor mayor cruza con el semáforo en rojo, los policías le reprende ese gesto con buenas palabras, la charla dura casi cinco minutos, no hay denuncia, pero delante de toda la gente que una y otra vez llegaba a ese paso de peatones, el señor mayor ha tenido que escuchar todos los consejos de los agentes, seguramente que la próxima vez que lo quiera hacer, aparte de mirar si viene algún coche, mirara también si hay algún policía cerca.

 La típica jovencita que se ha levantado tarde es la siguiente que sigue el ejemplo del señor mayor, esta con más suerte, no la han visto los policías, pero ha estado a punto de causar un accidente y todo por llegar treinta segundos antes, que luego los ha gastado hablando con una amiga con la que se ha cruzado, no merece la pena jugarte la vida por una cosa así….

 Tres jóvenes llegan al banco de mi lado y en vez de sentarse como todo el mundo, ellos, se sientan en el respaldo, será la moda pienso, pero recuerdo que de más joven, yo también lo hacía.
 Tres jovencitas les acompañan al rato, dos de ellas con los pantalones caídos o como llaman ellos, “cagados”, que moda más absurda, cuanto mejor esta una mujer con un pantalón o cualquier ropa ajustada, marcando su figura.
 Que con dieciséis o dieciocho años, no volverá a tener, aunque se tire toda la vida haciendo régimen. Ahora prefieren ir así….

 Están quedando para comprar el botellón de esta noche, si, van a ver lo que decía el señor mayor antes, Paquirrin tiene embobada a la juventud cacereña, aunque me cueste creérmelo, es cierto y me da pena. Por lo que puedo apreciar, este año se llevan otra vez las botas altas en las mujeres, me fijo en todas las que pasan y parece un concurso de ver quien las lleva más altas, algunas parece que se acaban de bajar del caballo, miro a mi alrededor por si acaso le han dejado por allí atado a cualquier banco, pero no, es la moda….

 Antes de irme, pasa la típica rumana pidiendo, esa que luego se agarra a la primera máquina tragaperras de cualquier bar y echa todo lo que ha sacado pidiendo. Lo siento, yo no doy nada a nadie, quiero decir dinero, si quieres un bocadillo y te le comes delante de mí, te le compro, pero dinero no doy. Ella, como siempre hacen todos, se enfada, te insulta en su idioma y se retira hacia otro banco donde haya alguno al que pueda engañar…

 Llegando a donde había dejado aparcado el coche, escucho la flauta de un afilador, ¡no puede ser! Pienso, aquí en Cáceres quedan afiladores todavía a pesar de ser una gran ciudad.
 Al montarme y arrancar el coche me digo a mi mismo, me gusta Cáceres, es como un pueblo grande.

domingo, 18 de marzo de 2012

Capitulo 267: Huertas "anda ya", y echó a andar.




Nueve de la mañana, plaza de Huertas de Animas, domingo 18 de marzo del 2.012, temperatura fresca, cinco o seis grados como mucho. Al sol se estaba a gusto. Corre un poco de aire, buena temperatura para andar, mejor que haga un poco de fresco, comentan algunos de los atrevidos senderistas.

 ¿Tú que llevas en la mochila? Se preguntan unos a otros, la tuya parece que abulta poco. Yo llevo poco, algo de agua y alguna pieza de fruta, no me gusta comer a media mañana, desayuno fuerte antes de salir, dice algún viandante. Yo llevo para todos, un pan, un chorizo, una patatera, dos litros de agua, dos litros de coca-cola, etc.
 Cojo la mochila para ver lo que pesaba y es cierto, por su peso tiene que llevar todo eso que dice y quizás algo más.

 ¿Nos vamos?, dice alguno de los allí presentes. La gente tiene ganas de empezar la aventura, la verdad que de eso se trata, de ponerle ganas a lo que se hace. Si, vámonos. Un poco más adelante nos damos cuenta de que no hemos esperado los diez minutos que dijimos, un rezagado se nos une al grupo, es verdad, un fallo que hemos cometido. No pasa nada, dice el propio rezagado, el que quiera venir sabe que a las nueve nos íbamos.

 Comienzas la ruta y ya la primera de las callejas por la que pasamos, a más de uno le parecían extrañas, ¡Cuánto hace que no paso por aquí! Decía más de uno de los transeúntes. Pues de eso se trata y para eso lo hacemos, recordar y a la vez enseñar a nuestros peques el entorno en el que vivimos, salirnos del centro y mirar a los alrededores, cuidarlos (que falta los hace) reivindicar lo nuestro, luchar contra el abuso de gente que se cree que el campo es suyo y sobre todo disfrutar, disfrutar del domingo, hacer “nuevas” amistades, entablar conversación con gente que no tienes oportunidad de hablar a lo largo del año.

 Hoy para ser la primera creo que ha estado bien, dieciocho valientes entre los que se encontraban dos más valientes si cabe, Gabriel y Andrea, el camino para ellos era más largo y han aguantado como jabatos, está bien que nos acompañen niños, el futuro es de ellos.

 En cuatro horas de ruta te da tiempo a hablar mucho y por supuesto escuchar, he de decir que es lo que más me gusta, que me cuenten historias me chifla, porque luego quiero que nunca se olviden y las escribo aquí o en algún libro, merece la pena guardarlas.

 Sin decir ningún nombre para no molestar a nadie, el “tío del palo largo” seguro que para la próxima le recortara un poco, presumir de palo largo al salir, se puede volver en tu contra al regresar, jejejejej.

 Otra de las curiosidades al llegar a la charca de “Casillas”, ha sido la unanimidad que ha habido en todo el grupo al reconocer que todos, habíamos ido al menos una vez, a bañarnos allí de pequeños, escuchar las historias de unos y otros ha estado muy bien, casi todos reconocían que era en plena siesta cuando iban, quizás para no levantar sospechas en casa. Como cambia la vida, te dicen tus hijos ahora que van allí a bañarse y te da un infarto y nosotros con sus años, nos encaramábamos allí y no una ni dos veces, era prácticamente todo el verano el sitio de refresco, donde aprendimos todos a nadar y sin socorristas ni manguitos ni nada.

 La visita a los molinos me ha gustado mucho, aunque soy de los que salgo cabreado cuando visito “ruinas”, porque creo que no deberían habérselas dejado caer, no sabemos apreciar lo que tenemos y eso me jode y mucho.

 ¿Qué diferencia podía haber entre el pantano de “Orellana” y la charca de “Casillas” bien preparada? Te lo digo yo, ninguna. Mucho más cerca, sitio para niños y mayores, inversión 0, y seguramente que algún puesto de trabajo daría, por lo menos en verano, aunque ahora es cuando merece la pena ir.

 Los molinos rehabilitados como auténticos museos, incluso se podría hacer una exhibición de cómo se utilizaban, porque la maquinaria está toda, quizás falten algunas de las piedras, que como siempre pasa en estos casos, los espabilados de turno, han expoliado.

 Pues contento y orgulloso, para ser la primera ha estado bien, ahora nos toca a todos los asistentes, pregonar como lo hemos pasado, si merece la pena o no y organizar otra pronto, no podemos dejar enfriarse a los que se han apuntado y lo han cogido con fuerzas, seguro que más de uno que está leyendo esto, tiene agujetas, pero ha merecido la pena. ¿O no?

domingo, 11 de marzo de 2012

Capitulo 266:La importancia de saber apreciar lo que tenemos.


Viendo la sequia tan tremenda que padecemos, creo que ha llegado la hora de que el consistorio tome medidas. Yo si mandara algo en este pueblo, ya las había tomado. Y es que es doloroso ver a unos y otros abriendo el grifo y mal gastando el agua, como si no se fuera a acabar nunca.

Unos, lavando los coches, que seguramente que en todo el año no le han llegado a lavar y se les ocurre ahora hacerlo, justo cuando mas aprieta la sequia y debemos de ser conscientes de ello.

Desde siempre hemos sabido que cuando venían estos ciclos de sequia, no se quedaba solo en un año, lo normal era que un par de años o tres, las lluvias fueran escasas. 

Nuestros hijos no han conocido al camión cisterna de agua, repartirla por las casas, pero yo me acuerdo perfectamente el agobio que ello suponía. El abrir el grifo y que salga agua a borbotones, no quiere decir que tengas que abrir el grifo a todas horas, lavar el coche todos los días y regar la puerta con la manguera enchufada, en lugar de cómo se ha hecho toda la vida; el agua de fregar la casa, era luego tirada en la puerta para asentar el polvo y punto, no hacía falta gastar más agua, todos éramos conscientes de lo que se nos venía encima, por eso, sabíamos utilizar el agua conscientemente.

Ahora escuchas a unos y otros decir que el pantano esta casi lleno, que nos sobra agua a pesar del tiempo que lleva sin llover, que no se nos acaba el agua en todo el año, etc. Y a mí me dan ganas de contestarles, “Y una mierda”, pero me aguanto las ganas, la verdad no sé cómo, pero me aguanto.

En primer lugar se debería de sacar un bando, prohibiendo lavar los coches con el agua del pantano, al que se le viera haciéndolo, multa al canto y cuando se corrieran las voces, algunos escarmentarían y seria agua que ahorrábamos. Si fuéramos como deberíamos de ser, no haría falta decir nada a nadie, saldría de nosotros mismos, pero esto de reaccionar como personas, pasó a la historia hace muchos años y está claro que como no sea dando en el bolsillo de la gente, no hay manera de que reaccionemos.

Desde la empresa del agua, se debería de poner un tope de gasto máximo, a partir de ese gasto, se investigaría donde está gastando el agua el particular y se le cobraría cada litro de mas, a precio de oro. Creo que hay algo de eso ya en el recibo, pero en este tiempo de sequia, deberían de bajar considerablemente el gasto máximo, por lo menos mientras dure dicha sequía.

Prefiero eso, a cortar el agua de tal hora a tal hora, eso se demostró siempre que en vez de ahorrar, se despilfarraba mucha más agua. Todo el mundo llenaba todos los recipientes que tenía en casa, bañeras, baños, cubos, garrafas y todo lo que puedas imaginar. Al día siguiente, se quitaba el tapón a la bañera, sin haber usado esa agua para nada y se volvía a llenar, por lo que el ahorro que podías esperar, se volvía mas consumo.

Es triste andar por el campo y ver pájaros muertos, “aguanieves “sobre todo. Por culpa de la sequia, los alimentos escasean y si las aves no sobreviven, nosotros si no lo hacemos bien, podemos ayudar a que sea más difícil el poder sobre vivir, ahora a muchos les parecerá una tontería, pero yo, con el agua, no juego, ni me gustan que jueguen, por eso le pido al consistorio medidas urgentes, antes de que sea tarde.



sábado, 10 de marzo de 2012

Capitulo 265: Huertas, !!Anda ya!!




¿Te gusta andar por nuestro berrocal?

¿Tienes los domingos por la mañana libres?

¿Te gustaría recordar callejas por las que hace años que no pasas?

¿Quieres hacer nuevas amistades mientras caminas?

Esto es lo que estabas buscando. Andar y hacer ejercicio a la vez que contemplas el paisaje y recuerdas etapas de tu niñez.

De momento esta idea seguirá “pa  lante” si se anima un grupito de diez personas mínimo, aunque sabemos que con el tiempo y que cuando se vayan corriendo las voces, se irán uniendo mas miembros al grupo.

No queremos de momento constituirnos como ninguna asociación aunque todo se “andará” con el tiempo. El objetivo de esta iniciativa es además de hacer ejercicio, mantener nuestras callejas transitables, que no pase lo que ahora, que debido al poco tránsito por muchas de ellas, se hace imposible pasar por la mayoría andando.
Se recogerán todo tipo de iniciativas de rutas que alguno se conozca y se votara por la que queramos andar el domingo.

Podemos empezar por ir un domingo al mes, si vemos que nos animamos en este tiempo, que es por otro lado, el mejor que hay para andar, y vemos que lo queremos hacer cada quince días, pues sin problema; siempre que vayamos un mínimo de diez personas, que no es difícil de juntarnos.

La primera ruta la tengo ya preparada, además de recorrida un par de veces en menos de quince días, por lo tanto voy a pasar a detallarla un poco por encima.

Lo suyo para andar bien de tiempo, es quedar temprano, a las nueve de la mañana en la plaza estará bien.

¿Qué debemos de llevar?

Lo fundamental así por encima: Un palo para apoyarse a modo de bastón, una gorra, agua (si hace calor, mejor llevar que sobre), una mochila ligera con alguna fruta o algún tente en pie, calzado cómodo, (no vayamos a estrenar zapatillas ese día), alguna tirita o esparadrapo para alguna boja traicionera, cámara de fotos, (esto es importante, para luego publicitar nuestro paseos y ver todas las fotos en el mismo lado puestas, abriremos pagina en Facebook).

Si alguien se acuerda de más cosas imprescindibles, que lo diga, pero yo creo que con eso es suficiente.

Bien, el recorrido será el siguiente:

Plaza de Huertas dirección “La mora”; calleja del “canalizo” dirección charca de “Casillas”, con parada en el “Canalizo” un lugar muy bonito donde podemos sacar muchas fotos, aunque este año sin agua, no está igual. Continuamos hasta la calleja que nos llevara a la charca de “Casillas”; allí nos comeremos el bocata o la fruta que llevemos, además de hacer otro montón de fotos y contemplar toda la fauna que vive en la charca.

Una vez cogida fuerza gracias al “piscolabis”, continuaremos la marcha dirección calleja de la “Breña”, por la cual continuaremos hasta el “piejo” y saldremos al puente de la autovía nueva (grrrrrrrr), cruzamos y salimos a las traseras del estanque del Nápoles, una vez en ese lugar, decidimos por cuál de las dos callejas tirar, la que sale al campo de futbol o la que sale por debajo del mismo, se tarda igual. De ahí tiramos hasta la plaza y damos por concluida la primera ruta.

Dificultad: Hasta “Casillas”, se va muy bien, tiran las callejas hacia abajo, lo más duro puede ser, subir de la charca hasta la calleja de la “Breña”, pero no es mucha distancia. Luego la calleja de la “Breña” también es dura de andar, “pica hacia arriba”. Pero que nadie se asuste que se anda bien, no es para llevar a un niño de cuatro o cinco años como es lógico, pero yo creo que con diez o doce años, pueden hacer bien dicha ruta, esto lo digo por si alguien que quiera venir y tiene peques y no puede dejarlos con nadie, pues si tienen más de diez años, los puede traer tranquilamente.

Pues no se me ocurren más cosas que decir, lo único que corráis las voces por el pueblo y alrededores, para juntarnos contra más gente mejor.
El tiempo que tardaremos es muy relativo, depende como nos lo tomemos, si paseo o marcha. Yo calculo que sobre las doce del mediodía, saliendo a las nueve de la plaza, podemos llegar.

Lo último que quiero deciros, que si para el domingo 18 tenemos ya confirmados más de diez personas, la haremos.
Aquí tenéis alguna foto del recorrido.





















lunes, 5 de marzo de 2012

Capitulo 264: Unos por otros, la casa sin barrer.

Paseando por los alrededores del castillo, no puedo dejar de acordarme de muchas de las frases y proyectos que tenía en su cabeza el gran maestro y amigo, Alfonso Naharro, tristemente desaparecido. 

Me rio yo de los que piden que Trujillo sea patrimonio de la humanidad, viendo como se cae el patrimonio a pedazos. Me resulta tristísimo ver las callejas llenas de hierbas y zarzales, aparte de la suciedad que te encuentras, casi no queda nada de la calzada romana, la cual, sí que es patrimonio de la humanidad, o ¿eso no?

Es que parece que queremos que nos declaren patrimonio a edificios que a nosotros nos conviene, cuando debería de ser, o todo o nada.

Para que quede constancia de que lo que aquí escribo, me he tomado la molestia de llevarme la cámara de fotos y hacer fotos de todo lo que hable, para que luego no me tachen de que escribo de oídas, que aunque no viene a cuento, los comentarios del blog he tomado la medida de revisarlos. Últimamente parece que mis palabras duelen a más de uno y entran a insultar sin argumentos ninguno, como si fueran mandados por alguno que no se atreve el mismo a dar la cara. Que valientes son detrás del teclado, me gustaría verlos delante de mi cara diciéndome lo mismo, aunque eso de esta gentuza, es imposible esperar.
El caso es que volviendo al tema, he visto como se puede preparar un par de rutas para turistas, para los que vengan a andar, que son muchos, lo puedan hacer por un sitio único y que en estos momentos está abandonado como tantas otras cosas.
La ruta podía llegar desde el rio Magasca, hasta el regajo, sito este en Huertas. Serian cuatro kilometros mas o menos, que podían arreglarse con muy poco. Podemos acabarla ahí o empalmarla con la calleja que va a las Huertas de la Magdalena, sería una ruta un poco más larga pero muy bonita también, puesto que atravesaríamos el “Hendilval” (o como se escriba) que también podría ser patrimonio.

Pienso que en dichas rutas, se podían poner carteles con historias de Trujillo, nombres de gente que fue famosa en Trujillo, el nombre de algún conquistador menos reconocido que los que ya sabemos, nombres de batallas cercanas, yo que sé, cuarenta mil historias que se están perdiendo igual que nuestras callejas y que no hace falta mucho dinero para arreglarlas.

Metidos en este berenjenal, he podido ver la famosa muralla derruida, la cual tenía nuestro amigo Alfonso más razón que un santo, al decir siempre que si se ha caído ha sido por el árbol que el dueño de la casa de por dentro, había sembrado. Y lo malo no es eso, lo malo es que la muralla de alrededor va a correr la misma suerte en nada que llueva algo en condiciones, no hace falta ser experto para ver su lamentable estado, también tenéis fotos para que veáis que no me invento nada. El árbol sigue en el mismo sitio y las piedras también, si ahora vale arreglar eso diez, mañana cuando se caiga otro pedazo valdrá veinte y así nos va, con pedir que queremos ser patrimonio tenemos bastante, pero de mantener el patrimonio que nos queda fuera de la plaza mayor y algún palacio, de eso no se acuerda nadie. Qué pena de no haber emparejado con los técnicos que vinieron a evaluar la zona, era para haberlos guiado por esta ruta que pido yo que se prepare. Hubieran salido escaldados y seguramente, con ganas de sacudir a los responsables de tal dejadez. ¿Cómo se puede pasar tanto del tema?

Cuando ya se me han acabado de caer los palos del sombraje, ha sido al toparme con la iglesia de Santo Domingo, si, esa en la que mis antepasados y los de todos los Huerteños, iban a rezar.
Que se hayan dejado caer esa iglesia entre unos y otros no tiene perdón ninguno. Si, te dirán que ellos no han sido, que ya estaba en ruinas cuando quisieron hacer algo, que vale mucho adecentarla y bla, bla, bla.
Pero la iglesia está en el suelo, cualquiera puede entrar y hacer lo que quiera allí, desde expoliar cualquier piedra a pintorrear con símbolos de cualquier esfinge todas sus paredes, una pena que no se tomen medidas ninguna, por lo menos mantener los arcos y paredes que quedan en pie. Ya sé que es de un particular, pero digo yo que habrá alguna fórmula para poder obligar a expropiarle si él se lo deja caer, no lo sé.

Bueno, pues después de leer el sermón, ya podéis seguir pidiendo que Trujillo sea Patrimonio de la Humanidad, pero solo algunas cosas de Trujillo, otras, se seguirán cayendo poco a poco. Los que vengan dirán que ya estaba caído y los que se fueron dirán que ellos no lo cayeron, unos por otros, la casa sin barrer.

Las fotos son mías, están al alcance de quien las quiera.



La muralla derruida





                                                 callejas












                                          Restos de la calzada Romana


                                             Restos de botellones en pleno patrimonio.  
                                                       





































                                                           HUERTAS DE ANIMAS