Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

martes, 15 de mayo de 2018

Capitulo 913: Trujillo-Coria (Despertar del sueño)


Y se nos acabó la temporada de la cual debemos de aprender todo lo que nos ha pasado.

Pero como toca resumir el partido lo primero me pongo a ello.
Y es que aunque nos pareciera imposible viendo la dinámica que el equipo ha llevado la segunda vuelta, llegamos a la ultima jornada con posibilidad de salvarnos, aunque no dependíamos solo de nuestro partido y había que tener en cuenta varios resultados para seguir teniendo fe. La verdad que un servidor tenía muy poca viendo los últimos partidos del equipo pero a pesar de eso siempre tienes el gusanillo ese de que un gol se mete de cualquier manera y luego el publico haría lo necesario para aguantar. Lo malo es que a la fiesta se había unido el Coria que el destino caprichoso había querido que viniera a Trujillo jugandose el cuarto puesto con el Moralo, aunque dependía de lo que hicieran estos últimos.

Así que fue una jornada de auriculares y fuimos muchos los seguidores que estábamos pendientes de otros campos a la par que el nuestro. Una charanga que según mi opinión no pegaba en el campo ni con cola, puso música en la grada aunque los aficionados que siempre me acompañan al lado pensábamos que con los nervios que teníamos lo que menos nos apetecía era escuchar a Paquito el chocolatero y si ver un gol de nuestro equipo, el cual en la segunda vuelta se han cotizado demasiado caros, hecho que nos ha condenado al descenso entre otras cosas.

Aunque el equipo salió enchufado al partido, pronto el equipo rival nos demostró porque se jugaban el cuarto puesto y el centro del campo empezó a contactar con sus delanteros entre los que se encontraba nuestro amigo Edu, jugador al que hemos echado de menos toda la temporada. Su regate y desmarque pronto empezó a hacer daño a nuestra defensa que bastante hacía con despejar balones y recuperar sitio, ante las embestidas del equipo cauriense, que sin duda ha sido de los mejores que han pasado por el Julian. Entre Javito, Chavalés y Edu volvieron loca a nuestra defensa y sin apenas hacer alardes de plantaban en nuestra área creando mucho peligro. Y el gol se esperaba en nuestra portería mas pronto que tarde a pesar de la charanga y así fue. Chavalés se fue de un par de defensas y la puso en el otro poste casi en la escuadra de Jorge que no pudo hacer nada.

Y por lo menos a mi fue en ese momento cuando se me acabaron las pocas ilusiones que llevaba.
Descanso y los resultados de otros campos acompañaban, todos menos el nuestro que sin duda era el mas difícil de remontar. Un gol del Moralo que hiciera bajar los brazos a los jugadores del Coria pero lejos de eso el partido fue comiéndose minutos y un par de oportunidades de Jaime una muy clara que no quiso entrar para poner algo de emoción en la grada. Lejos de eso fue de nuevo el Coria quien se adelantó de nuevo con gol de Sergio Alonso que nos mandaba definitivamente a Preferente.
0-2 y esperar que el arbitro pitara el final para consumar el descenso. A pesar de tenerlo asumido es doloroso ver triste a tanta gente, con los cuales he compartido toda la temporada disfrutando de la tercera división, como me aconsejó un sabio del fútbol trujillano como Vicente Pastor, quien al subir el año pasado a tercera sus primeras palabras fueron toca disfrutar, y la verdad que eso hemos hecho.
Ver pasar por el Julian a tanto buen futbolista emociona y si encima nuestro equipo nos regala la primera vuelta que hicieron el disfrute fue el doble de satisfactorio.

Puntuación:
3 puntos: Jaime

2 puntos: Mario

1 punto: Doncel

Desde aquí dar las gracias a la directiva la cual se ha dejado el alma para hacer un equipo competitivo aunque no haya sido suficiente. A los jugadores muchas gracias por su compromiso con los aficionados y este club, el cual ha vuelto a recuperar las ganas de fútbol que se habían perdido en esta ciudad. Debemos quedarnos con lo positivo y aprender de los errores que hemos cometido para crecer como club. Esta categoría nos ha enseñado a que las plantillas no pueden ser tan cortas. A saber acatar esa ley no escrita de que a los recién ascendidos los árbitros los tratan diferentes. Y también aprender que la liga tiene dos vueltas y que solo con jugar una bien no es suficiente para mantenerte entre los mejores equipos de la comunidad.

Hemos disfrutado de la élite extremeña y nos hemos codeado con equipos muy superiores, me quedo con eso y con las entradas de publico en el Julian, el cual debe de seguir en preferente, porque los equipos se construyen a la par que su afición.

En preferente todos juntos, categorías inferiores, entrenadores locales y jugadores trujillanos ayudados de los que quieran venir a defender este escudo y con todo volver a disfrutar del fútbol en la ciudad.

Aúpa Trujillo en tercera, en preferente o donde estemos.
Gracias.

P.D: El trofeo del mejor jugador en los partidos de casa es para el jugador Jaime, haremos su entrega la temporada que viene.










domingo, 6 de mayo de 2018

Capitulo 912: Los cincuenta de Calamonte.



Me preguntaba mi amigo Fernando fiel seguidor trujillano residente en Badajoz durante el partido que el Trujillo ha jugado hoy en Calamonte, que si iba a escribir sobre el partido; cosa que sabe perfectamente que siendo fuera de casa no suelo hacer. No se el porque ni donde pone que no lo haga, pero el caso es que no me gusta hacerlo. Sin embargo el día de hoy permanecerá en la memoria de muchos paisanos que hemos estado animando hoy al equipo.

Del partido no hay que contar mucho, el equipo está mentalmente muerto y cuando tu cabeza piensa mas allá de divertirte jugando, es muy difícil que los resultados lleguen a pesar de que en la grada tu afición te empuje lo necesario para que tu como jugador no bajes los brazos.

Para un partido tan importante la directiva del equipo celeste había puesto un autobús para la afición, el cual durante la semana se ha ido llenando de aficionados. Así mismo han sido muchos los que han preferido ir en sus coches por lo que la grada del estadio del Calamonte estaba teñida de un color celeste muy bonito. Y hoy sin duda que los aficionados trujillanos se han dejado la garganta animando a su equipo, pero ni con esas hemos sido capaz de llevar en volandas al equipo. Un comienzo ilusionante donde tuvimos algo mas el balón pero pronto el Calamonte con muchas novedades en su once se hizo con el centro del campo, y es aquí donde si la mente no te acompaña todo lo ves negro. Y menos mal que llegamos empatados al descanso a nada, ni oportunidades claras en un área ni en la otra.

En el segundo tiempo lo de siempre, creo que de forma física estamos justitos y de futbol muy poco. Los que hemos visto este equipo los tres últimos años sabemos que el futbol les brota de sus piernas, pero que las circunstancias han hecho que lleguemos al final de temporada mal tanto física como mentalmente, aparte de tener una plantilla muy corta cuando los demás equipos han intentado reforzarse.
Los goles han llegado uno tras otro y cuando nos hemos dado cuenta estábamos perdiendo tres cero y sin nada que celebrar. Pero hoy la afición me ha emocionado porque en ningún momento han dejado de cantar de gritar y de animar, incluso los jugadores se han rendido a todos volviendo a salir del vestuario para agradecer las muestras de cariño.

Pero hoy sin duda que si estoy escribiendo esto es por los cincuenta que han compartido autobús conmigo que a las diez y poco estábamos esta mañana montándonos dentro de el para viajar hasta Calamonte. Buen rollo y muchas risas porque esto se trata de eso, de pasarlo bien y si encima acompaña el resultado mejor, pero si no, pues nos quedamos con la experiencia vivida.

La vuelta aparte de ir tristes por el resultado me ha sorprendido porque nunca solemos parar en el camino, pero hoy han decidido parar para comer algo al poco de pasar Mérida. La verdad que nos ha trastocado un poco los planes, pero vuelvo a decir lo mismo, toca disfrutar de otro momento y nos bebemos una cerveza para pasar el rato.
Desde el pueblo nos informan que está lloviendo y que hay tormentas por lo que al montarnos de nuevo el bus deseamos que el rato que nos queda sea lo mas ameno posible.
Juanfra y Kike son los encargados de animar a los demás, María y Belén discuten sobre el estado anímico de los jugadores, Joaquin me viene contando no se que de sus vacas y el otro Joaquin que llevo al lado anda con el móvil liado diciéndonos que llueve mucho en Trujillo. En el autobús todo es alegría y cachondeo justo hasta que llegamos al Puerto de Santa Cruz, donde a lo lejos vemos una nube que de pronto se apodera de todo. El agua hace humo y los granizos caen de forma agresiva haciendo que conducir sea casi imposible. Todos nos asustamos un poco ante tal efecto meteorológico y Luis que es quien conduce el autobús reduce la marcha porque un par de coches de delante han hecho lo mismo.

Todo ha sido rapidísimo, reduce la velocidad el bus y lo siguiente es un tremendo impacto que a los que vamos atrás sentados nos ha hecho perder el habla. El agua caía con fuerza y cuando hemos reaccionado hemos visto un coche destrozado en mitad de la autovía. Pensando en que pudiera venir algún coche mas y seguir el choque en cadena hemos pasado unos segundos de acojono hasta que Luis magistralmente ha podido desviar el autobús justo hasta la incorporación que existe para los vehículos que entran en la autovía que vienen de Santa Cruz. En ese lugar estábamos seguros. Nos hemos levantado de nuestros asientos para observar si del coche siniestrado salían sus ocupantes y ha sido un momento de agobio al no ver indicio de que los ocupantes se movieran. Pero al pronto se abrió la puerta y bajó un chaval joven que era el conductor del mercedes que se había metido debajo de nuestro autobús.

No hemos tardado nada en llamar al 112 y la guardia civil ha tardado mas de un cuarto de hora en llegar. El peligro estaba en medio de la autovía donde se había quedado el mercedes. Nuestro conductor se ha jugado el físico y ha sido el que ha decidido bajar cuando mas llovía y avisar a los coches de que había peligro. Mal rato allí dentro sin poder hacer nada, pero era peligroso bajarse todos los que íbamos.
Cuando nos hemos dado cuenta de que estábamos todos bien hemos vuelto a las risas y el cachondeo hasta que nuestro compañero Manolo nos dice que le duele la espalada. Él era quien iba sentado en los sillones de atrás y el que se ha llevado el impacto mas grande. Cuando han llegado las ambulancias han decidido llevarle al centro de salud donde le han pinchado antibiótico para el dolor.

El autobús nuestro no podía continuar la marcha y cuando se ha parado el motor allí dentro hemos tomado un baño de sauna, la calor se ha apoderado del recinto y los viajeros han comenzado a perder la paciencia queriendo salir del autobús.
Después de un rato nos han dejado salir a la cuneta a esperar otro autobús que viniera a por nosotros, eso si, después de dar todos nuestros datos ademas de carnet y móvil por si hay que averiguar algo. Allí nos hemos enterado de que el conductor del mercedes no tenia nada mas que un par de rasguños lo cual nos ha alegrado a todos.

En el nuevo vehículo hemos seguido cantando que yo digo que era por no llorar, hasta llegar a Trujillo.

Y como dice Juanfra que los puntos de hoy se los han podido llevar algunos jugadores, pero sin duda que para mi quien lo ha merecido han sido los cincuenta de Calamonte, que así se llamaran para la posteridad.

Por suerte se ha quedado en un gran susto lo vivido hoy, tened cuidado en la carretera por favor.












sábado, 5 de mayo de 2018

Capitulo 911: Otro día que pasará a la historia de la paz.



No encuentro vencedores ni vencidos, no soy capaz de verlos. En una guerra todos perdemos aunque otros intenten manipular la opinión de la gente. Es muy fácil decantarte por el supuestamente bando ganador, mientras los supuestamente perdedores, siguen buscando a sus muertos por las cunetas. Y quien pierde siempre es el pueblo, familias destrozadas, amigos decantándose por un bando u otro la mayoría de las veces obligados por sus propias familias que son casi siempre quienes deciden.

Desaparece la banda terrorista Eta y respetando por su puesto a todos los familiares de las victimas que han dejado por el camino, la mayoría de la sociedad no se alegra de tal desaparición. Cuando la fecha del día de ayer se estudie en los colegios seguramente que no irá unida a la frase de que en la sociedad hubo división de opiniones y ese niño o niña que tenga el libro de historia entre sus manos y después de haber leído que la banda terrorista asesinó casi a mil personas no comprenderá como no hubo unidad en nuestra sociedad ante esta gran noticia. El profesor no sabrá que explicarles puesto que para dar una respuesta debería de ahondar en el tema y dicho tema cada uno lo ha explicado a su manera.

Es difícil escribir sobre este tema y sobre todo cuando he conocido familiares de victimas y también a familiares de supuestamente verdugos. Por eso llevo dando vueltas al tema desde hace un par de días sin saber por donde meter mano para escribir mis impresiones, que lejos de buscar polémica solo intento llegar al fondo de la cuestión y poder decir que en un conflicto o guerra, nadie gana y si pierden los dos bandos.

El primer viaje que hice al País Vasco fue bastante mayor, corría el año 98 y un seguidor acérrimo al Athletic Club de Bilbao no conocía aun el estadio de su equipo. Sin apenas conocer a nadie de allí tan solo algunos paisanos que llevan un montón de años por aquellas tierras, organizamos el viaje cinco amigos que en una Renault Expres nos pusimos camino de Bilbao. A mi familia tal viaje no sentó muy bien, de Madrid para abajo el tema del terrorismo era relacionar a toda la sociedad vasca con la banda, sin saber o no querer saberlo que los habitantes del Pais Vasco no eran todos terroristas. Se que mi madre ese fin de semana tuvo que dormir poco pensando en que su hijo andaba por Bilbao. La frase "tened mucho cuidado" es mas repetida cuando alguien viaja a un lugar conflictivo según se oía por estas tierras.
Como no existían móviles y nosotros de llamar a casa no eramos muy asiduos pues no recuerdo de haber dado señales de vida durante el fin de semana, por lo que veinte años después comprendo la incertidumbre de mis padres por entonces.

El viaje fue una experiencia maravillosa, todo me emocionaba mucho y la gente con la que entablábamos conversación al decirles de donde veníamos nos agasajaban con piropos y todo tipo de alabanzas. Uno solo quería hablar de futbol durante el fin de semana pero nos dio tiempo una vez terminado el partido de salir de fiesta y fue entonces cuando con algo de alcohol en nuestros cuerpos conversamos con unos y otros y me di cuenta que el tema del terrorismo era tabú entre mucho de los paisanos. Casi nadie quería entrar a fondo en el tema y nos daban largas diciendo que dicho tema no era fácil de contar. Hasta que un chaval de nuestra edad por aquellos años comenzó a dialogar con nosotros preguntando y a la vez contestando a nuestras preguntas y en su rostro a parte de tristeza vi un hartazgo de todo lo relacionado con nuestras preguntas que dudaba de si en cualquier momento no nos mandaría a tomar por culo. Hacía poco mas de dos meses que habían entrado en su casa buscando no se que y todavía tenía secuelas en su rostro de tal visita, no quiso hablar mas del tema y apurando la cerveza que compartimos terminó la conversación diciéndonos que la desinformación es el cáncer del país...
____________________________________________

Cuando mi amigo se hizo guardia civil por aquellos años tenía claro que para poder optar a elegir destino debía de pasar una temporada en el País Vasco. Eramos uña y carne y sin duda que aquella amistad se vio deteriorada cuando partió hacia su nuevo cuartel. Ya nada volvió a ser como antes cuando venía, en su rostro se había desdibujado aquella sonrisa que llevaba por compañera y si tocábamos el tema del terrorismo pronto intentaba cambiar la conversación y en su cuerpo se veía incomodo y prefería ni siquiera dar su opinión.
Un atentado en su cuartel fue la gota que colmó el vaso para definitivamente perder el contacto con este gran amigo. Por suerte para él salió ileso pero aquel chaval se hizo hombre apresuradamente....

_____________________________________________________

Ayer tuve la oportunidad de escuchar a una madre que perdió en el atentado de Hipercor a sus dos hijos y a una hermana. A pesar de que el entrevistador se empeñaba en preguntar a la buena mujer por su dolor ante los terroristas a los cuales es imposible de perdonar, esta mujer insistió en que quien mas le defraudó fue el gobierno de por entonces, los cuales jamas se pusieron en contacto con ellos para saber si los hacía falta algo y ellos por desinformación nunca tuvieron un psicólogo que les ayudara a superar aquel trauma y cuando se enteraron que les pertenecía una ayuda económica por terrorismo contaba la mujer que a su marido le fue retirada a los cinco meses obligandole a devolver lo cobrado por no tener los requisitos necesarios. Imagínate cuando uno escucha este testimonio la mala leche que te entra, ¿requisitos necesarios? te arrebatan la vida de tus hijos y de tu hermana y por lo visto no es suficiente....
_________________________________
Mañana hará 21 años que murió mi aita. Era uno de los muchos vascos que han pasado por la audiencia nacional. Su delito, ser miembro de la mesa nacional de HB. Cuando lo fueron a detener, se suicidó en el caserío de la familia. Yo, tenía 5 años por aquel entonces

Ayer fue un día emocionante para muchos y tal emoción fue mayor al leer en redes sociales a un chaval del Pais Vasco que recordaba en un tuit que hacía 21 años que su padre había muerto. Se suicidó cuando fueron a buscarle por pertenecer a la mesa de H B. Él tenía por entonces 5 años.
Cuando escribió esto el chaval no esperaba tal repercusión en las redes y menos aún cuando estas tan solo son usadas la mayoría de veces para el insulto fácil y cobarde.
Una chavala le contestó con otro tuit que emocionó a todos los que estábamos leyendo y que decía algo así como que ella tuvo que dejar Euskadi con quince años porque su padre estaba harto de mirar todos los días debajo de su coche y que siempre pensó que hubo victimas en ambos lados. Sigue volviendo a Euskadi y dice que ha crecido sin rencor.

Este puente que estos chavales habían tendido sin querer emocionó a las redes sociales que pronto se hicieron eco de esta conversación. Sin duda que este es el camino para poder vivir todos bajo el mismo techo intentando que este sin sentido no se vuelva a repetir.

Para mi ayer fue un gran día con emociones y recuerdos esperando que nunca mas tengamos que conocer otra guerra en nuestra tierra donde jamás habrá vencedores.












lunes, 30 de abril de 2018

Capitulo 910: Trujillo- Extremadura B.



Penúltimo partido del equipo trujillano en casa en el cual se jugaba buena parte de sus posibilidades de quedarse en tercera. Todo un calvario la segunda vuelta tanto para aficionados como para los jugadores, que no acaban de encontrar el futbol que todos disfrutamos en la primera vuelta. Y aunque culpa de eso tenga que ver las bajas de jugadores que ya no están, los que siguen sin duda que la temporada se les ha hecho larga.

El equipo que rendía visita al Municipal trujillano era el filial del Extremadura, el cual venía también con la soga al cuello, y es que hace años que la tercera extremeña no está tan igualada tanto por su parte alta, donde cinco equipos luchan por los cuatro primeros puestos, como por abajo que un mínimo de ocho equipos intentan eludir los dos puestos que faltan para el descenso, eso si, siempre mirando de reojo a la segunda B, donde el Mérida anda coqueteando con los puestos de descenso.

Con todo lo que el equipo se jugaba en el día de ayer y ante el gran puente que se celebra estos días en la ciudad unido a su feria del queso, la directiva tuvo la magnifica idea de vender entradas anticipadas a un euro, para que el equipo no se sintiera solo ante esta gran final. Y si, a pesar del día primaveral que tuvo de todo, sol, nubes y una poca de agua, la afición volvió a responder como lo viene haciendo en todos los partidos de casa. Sin duda que lo mejor de esta temporada a parte de haber disfrutado de verdaderos partidazos de futbol, ha sido la vuelta al estadio de muchos aficionados que dejaron de ver futbol en directo y optaron por verle desde el sillón de casa.

El partido comenzó un poco extraño, puesto que todos esperábamos un Trujillo fuerte presionando a su rival y ahogando su salida de balón, pero un par de faltas sobre los jugadores foráneos pronto rompieron el ritmo del equipo local. Incluso un choque fortuito de cabezas dejó k.o al jugador local Bussy junto a otro rival, el cual tuvo que ser sustituido ante la brecha que se produjo en su cabeza. Poco después fue Bussy quien abandonaba el campo al sentirse mareado y perder un poco de vista. Esperamos que se quedara todo en un susto.

El juego del Extremadura estaba claro, aguantar la presión trujillana y balones a su hombre mas rápido Lawson, el cual hizo un verdadero partidazo aunque le faltara el gol para rematarlo.
Un par de acciones dudosas en el área trujillana que los visitantes reclamaron como penaltis. El centro del campo no estuvo a la altura ayer y tanto Mario como Beato no jugaron su mejor partido y eso este equipo lo acusa mucho, puesto que con la baja de Manolo por sanción no tenemos ese jugador que desatasque un partido flojo. Llevamos acusando la falta de gol toda la segunda vuelta y no hemos tomado ni una sola medida para ello mientras los demás equipos que andaban metidos con nosotros en los puestos de abajo, todos se han reforzado y algunos lo notan ya en la clasificación.

Fue Jaime quien dispuso de la mejor ocasión del Trujillo en la primera parte al quedarse solo delante del portero y fallar el gol cuando lo tenía todo para salir victorioso. Una pena puesto que en la siguiente jugada una falta en el lateral del área la remata Dylan completamente solo en el segundo palo. Otro calvario el juego a balón parado que siempre nos condena.

Los murmullos en la grada comienzan a ser mas fuertes y todos sabemos que remontar este gol no va a ser nada fácil, puesto que el equipo tiene una baja autoestima muy grande y solo tienes que mirar sus rostros para saber que mentalmente están derrotados.
El mejor cambio que hizo el entrenador trujillano fue el de Alex por Bussy, que hizo cambiar varias posiciones en el terreno de juego y así Doncel pasó a ocupar el lateral izquierdo y Selu pasó a jugar de lateral derecho con Alex por delante suya. Sin duda que fue la banda por donde en el segundo tiempo se creó algo de peligro.
Con el cambio de Wily por Pacorro se escucharon varios silbidos y muchos murmullos al estar la gente en desacuerdo con el entrenador. Pacorro era el único que podía insuflar ánimos a sus compañeros que con la ayuda del público mas volcado con el equipo que partidos anteriores, se creía que podíamos empatar el encuentro.

Con mas corazón que cabeza lo seguían buscando los jugadores y solamente la banda derecha entraba en juego. El Extremadura tuvo varias oportunidades incluso algún penalti que el arbitro no quiso ver y otras que un gran Jorge sacó como ya nos tiene acostumbrados. El ultimo cambio del equipo trujillano fue el que desesperó ya a la grada, Juanlu por Manu, el jugador mas alto que tienes para aprovechar los balones colgados al área y le quitas cuatro minutos antes del final. Todos somos entrenadores en un campo de futbol, ya lo sabéis...

La anécdota del choque fueron las dos amarillas que vio el meta visitante por perder tiempo en dos jugadas seguidas. La primera que tenía que haberla visto desde que comenzó el segundo tiempo fue merecida, pero la segunda no se lo creía ni el público asistente el cual se partía de risa al ver la cartulina roja en las manos del arbitro que para mi estuvo bastante bien hasta que quiso él mismo, y prefirió ser protagonista una vez más.

Con los tres cambios hechos tuvo que ponerse los guantes un jugador de campo que solventó de forma correcta las dos ultimas acciones que el equipo local tuvo en sus botas para cambiar el resultado.

Derrota dolorosa que deja al equipo muy tocado y muy cerca del precipicio de la regional, pero lo bueno de este deporte es que tienes dos partidos para dar la vuelta a esta situación y poder salvarse. Yo creo que lejos de entrenar físicamente lo que hace esta semana falta es preparar la moral de los jugadores, los cuales como he comentado anteriormente están derrotados mentalmente y eso en esta categoría pesa mucho. Tenéis a toda la ciudad con vosotros y eso lejos de pesar debe de ser un gran apoyo para vosotros que tenéis en vuestras botas dar la vuelta a la tortilla y poder continuar en esta categoría donde tanto esfuerzo a costado llegar.

Si se puede!!!!!
A Calamonte a por los tres puntos.

Puntuación:

 3 puntos: Selu,

2 puntos: Alex

1 punto: Manu.




sábado, 28 de abril de 2018

Capitulo 909: La manada anda suelta.



Andan sueltos bajo cualquier disfraz que uno se pueda imaginar. Entre mezclándose con la gente de a pie que últimamente andamos un poco molestos y anonadados al no comprender las ultimas sentencias dictadas por unos jueces que aunque en su cargo no llevan escrito el apencar con todas las culpas, una justicia obsoleta les empuja a ser cabezas de turcos. He leído tanto estos días al respecto de la justicia que si antes creía que estaba manejada por el poder, ahora pienso que poder y justicia van de la mano. Y no se trata de que las sentencias sean favorables a lo que uno cree, pero cuando tantos ciudadanos opinan y se indignan ante lo dictado por los jueces, es que algo no funciona.

Pero en estos temas lo mas importante es la educación ciudadana y eso a día de hoy todavía queda muy lejos. Seguramente y aunque duela escribirlo conoceremos mas sucesos como este que tanto nos ha dolido, y en ellos los culpables, muchos serán jóvenes que no han sido educados correctamente y actuaran como si la mujer fuera un objeto y mujeres que sin comerlo ni beberlo se encontraran con alguno de esta podrida manada y su vida cambiará para siempre.

Ojala que cada vez mas mujeres se atrevan a denunciar este tipo de hechos los cuales los han sufrido muchas que jamás contaron a nadie, unas veces por vergüenza y otras por que se sintieron culpables cuando las acosadas y victimas fueron ellas. Y no hace falta sufrir una violación para que tu vida cambie, solamente con el acoso de un malnacido de estos es suficiente para que cualquier mujer tenga que llevar toda su vida esta cruz a cuestas.
No soy psicólogo ni intento serlo por lo que técnicamente no se si será mejor sacar a luz cualquier hecho de estos, o si por el contrario la víctima prefiere "comerse el marrón" ella sola, sin poner en compromiso a ningún familiar, amigos y conocidos. Aún sabiendo que llevar encima un peso así puede repercutir en tu estado de salud.

Hace algún tiempo conocí la historia de una mujer que sufrió en sus carnes una agresión en toda regla. Aunque ni ella misma en ese momento pensará que aquel suceso pudiera considerarse como acoso. Mucho menos si el energúmeno que la acosó pudiera considerarse como "amigo".
Espero que si al leer este articulo alguna de vosotras os veis identificada con esta mujer, no os comáis el marrón vosotras solas.

Un puente en cualquier casa rural que podáis imaginar, los invitados, un grupo de amigos que de vez en cuando deciden no perder la amistad y celebrar cualquier cosa que al primero de ellos se les ocurra. Entre las parejas ya se ven algunas criaturas que corretean de aquí para allá disfrutando al igual que sus padres del puente.
En el sofá de aquella casa dos opositores comentan sus aventuras en los exámenes, sus miedos y sus fobias mientras los demás comparten otras estancias de la casa. Otros andan por el patio decidiendo lo que se va a hacer esa noche.
Y de repente como si alguien hubiera abierto la puerta de chiqueros, un baboso calenturiento, que achaca sus ataques de macho ibérico a la mierda que se mete, se planta delante de su amiga que ante su sorpresa ve como este cabrón se abalanza sobre ella y se lanza sobre sus tetas, como si estas le pertenecieran. Me paro en este momento para volver sobre la sentencia de la manada, en la que uno de los jueces no ve violación puesto que la chavala no opuso resistencia ante cinco salvajes. 

Esta mujer quedó en estado de shock ante las manos de su supuesto amigo, el cual no tuvo bastante con masajear las tetas de su "amiga"que quiso arrimarselas a su erecto pene, el cual si se le hubieran cortado en ese momento, se hubiera quitado un problema de encima.
Fijaros que lo primero que se preguntaba todo el mundo fue por la reacción del amigo opositor que presenció toda la escena a una cuarta de la victima. Seguramente que muchos le culparan de no haber sido mas radical y en lugar de haberse mantenido sentado, debería de haberse puesto en pie y como mínimo haber retirado de allí al hijo puta de su amigo para que no siguiera acosando a esta mujer, que en ese momento sin comerlo ni beberlo, estaba escribiendo en su curriculun un capitulo negro.

Fue ella quien aprovechando a uno de los peques que había por allí jugando, se levantó de un salto de aquel maldito sofá y anduvo hasta quedarse delante de aquella criatura la cual sin saber nada, había logrado rescatarla de aquella pesadilla.
Ahora sin duda que comenzaba lo peor, su marido debía de saber de inmediato lo que había pasado, pero en ese justo momento él no andaba por la casa. Fue una amiga la que primero se enteró de lo ocurrido al ver a esta mujer blanca como la pared y nerviosa a mas no poder. Parece ser que en lugar de poner las cosas claras desde un primer momento decidieron ser "coherentes" y salvar dicho altercado con la frase de ya sabes como es él. Lo mal que le sienta esto y aquello. En lugar de haber ido en busca suya y hacer una reunión urgente de todo el grupo para exponer los hechos acaecidos, dado que había un testigo que lo había presenciado todo.
Para no fastidiar el fin de semana esta amiga junto a otra que acababa de enterarse de lo sucedido optaron por guardar silencio y hacer todo lo posible para que la novia de este espécimen, no se enterara de lo ocurrido, cuando lo mejor hubiera sido que esta muchacha supiera a quien tiene de novio.

Cuando la mujer fue capaz de quedarse sola junto a su marido, le contó lo sucedido. Me pongo en la piel de este hombre y no se como hubiera reaccionado, pero con lo burro que soy seguro que no lo hubiera hecho igual que él. Ellos prefirieron viendo la hora que era, cenar junto a sus amigos y a la mañana siguiente salir zumbando de aquella casa rural la cual se había convertido en una cárcel para esta mujer. De nuevo en la cena tuvo que cruzar la mirada con el baboso que minutos antes había hecho que su vida cambiara para siempre. Parece ser que alguna de las amigas que sabían la historia le habían "leído" la cartilla y el macho ibérico ya no estaba tan calentorro. No fue capaz de sostenerle la mirada las dos o tres veces que durante la cena estas coincidieron y parecía por momentos avergonzarse de lo que había hecho minutos antes.

El matrimonio fue el primero en retirarse a dormir, mientras los demás estuvieron hasta altas horas de la noche, obviando quienes sabían lo ocurrido y los demás disfrutando de la casa rural y de la compañía de sus amigos e hijos.

Sin despedirse de nadie el matrimonio salió de aquel lugar bien temprano, sintiéndose esta mujer la culpable de todo lo que había ocurrido la noche anterior, cuando el único culpable había sido el asqueroso que hasta la fecha ella tenía como amigo.

Sus amigos acabaron el fin de semana disfrutando del lugar y de la casa, mientras este matrimonio se debatía entre hacer una cosa o dejarla pasar. Para esta mujer la amistad no solo había acabado con este cabrón que le había manoseado, sino que años después y por sentencia dictada por las demás amigas, ya no se cuenta con ellos para otras quedadas, como si hubiera sido ella la que hubiera sobado a este hijo de puta que no tiene otro nombre ni me atrevo a ponersele yo.

Un mes después de lo ocurrido el macho alfa quedó con el marido de la victima para pedir perdón por lo que había hecho, poniendo de excusa lo mismo que pusieron sus amigas, "ya sabes como me pongo algunas veces y lo que se me va la pinza", como si estas palabras le absolvieran del delito que había cometido.

Hoy esta mujer delega su historia en mi pluma para que todo aquel que lea este articulo, no caiga en el mismo error que a lo mejor cometió ella, aunque conociendo toda la historia creo que poco hubiera podido hacer ante estas supuestas amigas, que en lugar de tapar la historia como hicieron, debían de haberla sacado a la luz en aquel mismo instante porque quien sabe con lo caprichoso que es el destino, que alguna vez le pueda suceder lo mismo a una de ellas o quien sabe si alguna de sus hijas se vea en esta tesitura y será entonces cuando recordarán lo mal que actuaron con su amiga.

Si te pasa una cosa de estas o la presencias alguna vez no te calles ni te sientas indiferente. Actúa y muestra a la sociedad los tipos que andan por ahí sueltos, mezclándose en manifestaciones que van justo en contra de ellos pero que los muy cobardes saben esconder bien sus miserias, hasta que algún día entre todos logremos sacarles a la luz y ese día la justicia estará de nuestra parte.










sábado, 21 de abril de 2018

Capitulo 908: Elvira, mi tía, mi madrina y una gran mujer.



Y a pesar de ser ley de vida, uno no llega acostumbrarse a ello. Noticias tristes que uno se va preparando para asumirlas pero que los recuerdos hacen difícil tal ofrenda.
Como si de telepatía se tratara llevo una semana acosado por las malditas migrañas que cada vez me dan mas fuertes y me quedan mas secuelas; aparte del dolor de cabeza últimamente me queda mal estar general, como si mi cuerpo supiera que un ser querido fuera abandonarnos.

Fue recibir la noticia de su muerte y mi mente empezar a trabajar a marchas forzadas, recopilando un montón de vivencias a su lado pero sin ser capaz de ordenarlas. Una sensación que no recuerdo haberla sufrido antes. Y mira que llevo rato delante del ordenador sin saber por donde empezar.
En el silencio de mi estancia un pajarillo quiere ser participe de este recuerdo y con su cante me anima y a la vez empuja a comenzar a escribir.

Que dolor saber que no nos volveremos a ver, pero por otro lado uno se siente orgulloso de haber formado parte de tu familia, a la cual siempre tuviste en un pedestal. Siempre pendiente de cualquier detalle por mínimo que fuera, felicitando cumpleaños de todos y preocupándose siempre por como nos iba la vida a los demás. La suya no fue fácil ni mucho menos, solo hace falta escuchar a mi padre contar el hambre que sus cinco hermanos pasaron de pequeños. Y aunque ahora cuando se lo cuenta a sus nietos estos parecen creer que están oyendo historias de siglos pasados.

Como tantos huerteños por aquellos años no tuvieron mas remedio que emigrar para no morir entre la miseria y se de su boca que le dolió mucho dejar su pueblo, puesto que a su Virgen del Rosario siempre la llevaba consigo.
Y era precisamente el día del Rosario cuando venían al pueblo, junto a mi abuela Vitoria eran incondicionales de su rosario, procesión y por supuesto la puja, la cual no solían perderse.
Como buena madrina con su ahijado no tenía reparo y yo siempre vacilaba de ello delante de mis amigos del pueblo. !Mira lo que me ha traído mi madrina! y ellos se morían de envidia.

Hoy como homenaje fui a coger unos cardillos porque se que a ti te encantaba cogerlos. A la mas mínima que podías solías escaparte en las pascuas junto a tu marido Alfredo, que hace algunos años decidió subir solo a la luna sin esperarnos. Malditas enfermedades que roban la mente a nuestros seres queridos. Me vinieron a la mente tus sonoras carcajadas que siempre repartías con la gente que tenías a tu lado; muchas veces pienso que tu sonrisa la ha heredado mi hijo Daniel, puesto que sigue tus pasos repartiendo alegría con quienes tiene a su lado.

Cuando sin duda ejerciste de madre para conmigo fue en mi época militar, donde fui llamado allá por el año 92 cuando media España se repartía el ir de vacaciones a Barcelona o hacerlo a Sevilla, me tocaba quedarme en el maldito cuartel del Goloso, sabiendo que Tía Elvira estaba pendiente de mi en todo momento. Me trató como un hijo mas, lavando ropa y sobre todo dándome los consejos que por aquellos años yo necesitaba lejos de mis padres. Aquella frase de "se lo que te duele estar lejos del pueblo" me retumba todavía en la cabeza. Tú que pasaste por lo mismo en peores condiciones sabías siempre dar el ánimo justo para estar toda la semana contento. Con el dinero siempre me hacías mentirte y decirte que tenía suficiente, porque así y todo siempre me dabas más preguntando si tendría bastante con ello.

La vida te arrebató a una hija dándote una puñalada donde más duele y ejerciendo de matriarca te recuperaste sabiendo siempre mostrar tu mejor cara dejando el dolor por dentro, dolor del que ninguna madre se recupera jamás. La enfermedad de tu marido fue otra prueba de esta caprichosa vida que no es justa con la gente buena y de la mejor manera lo fuiste asumiendo.

Te vas dejando un vacío muy grande en la familia la cual te despedirá unida como a ti te hubiera gustado ver. Siempre decías que a pesar de ser cada uno de una manera, a la hora de recibir las penas y celebrar las alegrías, esta familia siempre fue un referente.

Me duele tanto escribir esto que siento haberme quedado corto al describirte. Tía Elvira allá donde estés siempre te llevaré presente en mi corazón, que la tierra te sea leve.
Te quiero.






martes, 17 de abril de 2018

Capitulo 907: Peraleda de San Román.



No fue fácil la ruta que hicimos este ultimo fin de semana, a pesar de que cuando la estudiamos para realizarla sabíamos que iba a ser una ruta algo mas larga de lo habitual, pero no contábamos con el terreno tan rompe piernas que nos íbamos a encontrar.


El caso es que a las siete de la mañana nos dábamos cita en el lugar de siempre, esta vez con la novedad de que era sábado, es un lujo el poder contar con amigos que les venga bien ir cualquiera de los dos días del fin de semana.
Comprar el pan y poner rumbo de nuevo a los Ibores, donde estuvimos la semana anterior haciendo otra ruta. Son tan grandes que podrías estar caminando por ellos un año entero y no repetirías ninguna ruta.


La ruta elegida partía desde el pueblo de Peraleda de San Roman, la cual consta de poco mas de 270 vecinos, a pesar de que a simple vista el pueblo parece mucho mas grande. Allí sobre las ocho estábamos aparcando el coche. Los vecinos Peraleos también iban amaneciendo y al vernos con las mochilas colgadas nos miraban algo extrañados. Como la ruta que teníamos pensada no era circular, debíamos hacerla nosotros para poder acabar de caminar de nuevo junto a nuestro coche. Para ello a los 19 kilómetros de los que constaba esta ruta, había que sumar otros cuatro que anduvimos por asfalto para llegar al circulo. Estos kilómetros fueron los primeros que hicimos a primera hora, dado que no nos gusta mucho andar por asfalto y cuanto antes te lo quites de encima mejor. Y la verdad que una vez terminada la ruta, nos alegramos de haberla hecho así, puesto que si lo hubiéramos dejado para el final, nos hubiera costado un mundo andarlos.


Con las piernas a punto después de esto, comenzamos a caminar pegados a un regato que iba hasta arriba de agua, ademas de que la hierba mojada nos iba cambiando el color de nuestras botas. Da gusto caminar ahora por el campo.

El primer lugar que nos encontraríamos sería el puente del Búho, que está situado justo al lado de un molino antiguo en un lugar estratégico y que seguramente que dio trabajo a varias familias. El lugar es precioso y dan ganas de quedarse allí varios minutos escuchando el atronador sonido del agua al chocar contra los restos de la antigua presa.



El regato que comenzamos a recorrer se había convertido en un río hasta arriba de agua y nos da ha entender que el embalse de Valdecañas no debe andar lejos visto el caudal que al pasar el puente, tiene el río.


Y así fue, justo girar a la derecha y de golpe nos dimos con un pantano rebosando agua y que seguro que tendría sus compuertas abiertas visto la cantidad de regatos y arroyos que vamos saltando durante los seis kilómetros que andamos al borde de la orilla. El agua es vida y nada mejor para comprobarlo que pasear un rato por la orilla de un pantano. Varias decenas de especies de pájaros distintas revolotean alegremente por las inmediaciones y la temperatura va ganando grados, aunque todavía no estorba la manga larga que llevamos.

Cuando llevamos poco mas de 8 kilómetros decidimos parar a comernos el famoso muerdino, puesto que un tronco seco de encina nos invita a sentarnos encima suya. El lugar es espectacular para este fin y todos coincidimos en que últimamente somos unos privilegiados cuando paramos a comer.


Sabiendo que nos quedan dos tercios de la ruta decidimos apretar el ritmo pero nos es imposible hacerlo al transcurrir la misma campo a través. Por lo que entre y subir y bajar, cruzar regatos y saltar alguna que otra pared las piernas van acusando el esfuerzo y llega un momento en que nos sentimos agobiados al comprobar que la ruta no discurre por ningún camino.



La experiencia nos ha enseñado a controlar nuestras mentes y cuando peor lo veas lo mejor es pararte, coger aire y mirar a tu alrededor, disfrutar de las vistas y estudiar la situación, con calma siempre las decisiones son las acertadas.
Fue entonces cuando dimos con un camino un poco mas marcado y a pesar de que el gps no nos mandaba por el, decidimos caminar por su senda durante un par de kilómetros, sabiendo que la linea a elegir no estaba muy lejos de nuestros pasos.


Sería el kilómetro 16 o 17 cuando llegamos al cancho castillo, un lugar espectacular y que merece mucho la pena de visitar. No todos los días uno puede contemplar una mole de piedra tan enorme y con tantos vestigios de nuestros antepasados.


La ruta hasta este lugar estaba bien marcada en un pasado, pero lo que es hoy en día deja mucho que desear. No veo que sea tan difícil repasar carteles y colocar los que se hayan caído o algún vándalo haya quitado; es obligatorio que las cosas que quieras enseñar de tu pueblo sea lo mas fácil posible de llegar y hoy en día y con el agua caída hasta la fecha es difícil llegar hasta este magnifico lugar.


Los últimos siete kilómetros hasta llegar al coche fueron donde mas charcos pisamos. La dehesa estaba hasta arriba de agua y tuvimos que abandonar varias veces el camino para no terminar con el agua dentro de nuestras botas.



23 kilómetros después y cansados como si hubiéramos andado el doble, llegamos al coche. Allí echamos un ultimo trago de agua y estiramos un poco para las posteriores agujetas. La ruta había sido dura y habíamos logrado terminarla. Todo un logro que de nuevo los tres mosqueteros, nos apuntamos en nuestras mochilas.




Nos vemos por las callejas.

La ruta