Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

domingo, 25 de enero de 2015

Capitulo 630: Ruta en el Arenal (Ávila)




Como uno puede presumir de tener amigos hasta en el infierno, el día de hoy nos volvimos a poner en ruta y el lugar escogido, saliendo nos de lo habitual, ha sido una preciosa ruta por tierras Abulenses. Allí, en un precioso pueblo llamado el Arenal, conocemos a nuestro amigo Javi, el cual amablemente nos ha preparado una ruta por su pueblo. Creyendo que la ruta iba a despertar mas expectativas dentro del grupo, pensamos a principios de semana hasta en poner un bus, puesto que el lugar, cubierto de nieve en gran parte, podía ser una bonita manera de pasar un domingo. Nada mas lejos de la realidad y de nuevo casi los de siempre, nos montábamos en un par de coches y poníamos rumbo hasta este bonito pueblo.
Llegar al pueblo y que te reciba una ardilla subida en un pino no tiene precio. Que escena mas curiosa y poco vista por nuestra parte la vivida hoy.




Las expectativas de hacer una ruta por la nieve parecían esfumarse durante los primeros metros de la ruta, dado que estas montañas son castigadas por el sol mas horas que por el lado opuesto, donde la nieve abunda mucho mas.




Después de partir de Extremadura, pasar por Castilla la Mancha y cruzar hasta Castilla León, hemos alcanzado el pueblo, que dista del nuestro en una hora y tres cuartos, por lo que antes de las nueve andábamos ya en su plaza, buscando a nuestro anfitrión, el cual ha hecho un esfuerzo sobrehumano para poder realizar la ruta junto a nosotros, puesto que sigue convaleciente de una operación de hernia, las cuales dan bastante lata.




Una vez hechas las presentaciones nos hemos colgado las mochilas y hemos comenzado a patear las primeras rampas de esta ruta, la cual creíamos que iba a ser mas dura de lo que al final ha sido. Gracias sobre todo al empeño de nuestro amigo en buscar una ruta asequible para todos.
En los primeros metros la "desgracia" se cebaba con mi botella de vino, la cual me ha abandonado para siempre al sufrir un accidente. Por ello creo que ha sido la primera vez en lo que llevamos andando, la cual he tenido que beber un liquido negro, con una etiqueta roja, la cual llaman coca-cola o algo parecido. !Que malo estaba!




Bromas aparte, seguíamos caminando por un amplio sendero que cruza un impresionante bosque de enormes pinos, los cuales ante las rachas de viento que soplaban algunos ratos, se doblaban bastante. Las piñas en el suelo se mezclaban con los restos de alguna que otra castaña que aun quedaban por el suelo. Este bosque nos explicaba Javi, que intentan reforestar le con otras especies de arboles como son los castaños y robles. Los cuales se van mezclando con estos impresionantes pinos que existen hoy en día por la zona.




Los primeros restos de nieve caída el domingo anterior nos salían al paso y aunque al principio parecía que íbamos a ver poca, durante la ascensión hemos podido disfrutar bastante con buenos neveros, ademas de andar algunos kilómetros pisando la misma. Entre lanzamiento de bolas y risas, seguíamos caminando a buen ritmo, sin forzar mucho la máquina para que nuestro anfitrión sufriera poco.
Los resbalones eran habituales y alguna que otra vez hemos podido aterrizar alguno que otro de los senderistas del grupo.




El bocata ha sido hoy mas fresco que otras veces, el lugar y el aire que se ha levantado nos ha hecho aligerar un poco dicha merendola. Pero la buena cecina, algo de café y bastante chocolate, nos ha hecho volver pronto a entrar en calor.




La ruta seguía deparando nos vistas impresionantes, acompañadas de las precisas explicaciones de nuestro amigo, el cual se nota a la legua que ama a su pueblo y la verdad es que una vez conocida la zona, es normal esta unión y este amor.
Cada regato, cada fuente, cada pico de las montañas, todo tiene su nombre y su explicación del porqué. Y todo nos lo ha ido contando con toda la ilusión del mundo nuestro amigo Javi.




Preguntándonos en todo momento si queríamos tirar por un lado o por otro, hemos ido acortando los metros que nos separaban del pueblo.
Unos trece kilómetros después llegábamos al lugar de salida con la sonrisa en la cara después de lo vivido hoy.




Pero nos quedaba una visita obligatoria hasta el charco de la culebra, el cual es un lugar espectacular que los moradores del Arenal, aprovechan para refrescarse en los veranos. Un lugar precioso que desprende una paz y tranquilidad, que unido al aire respirado hoy nos sirve para poder aguantar toda la semana antes de que vuelva a llegar el domingo, día obligatorio de salir a conocer mundo y lugares entrañables como el de hoy.




Nos vemos por las callejas, que unas veces tienen agua, otras barro y otras nieve, como hoy.

La ruta
P.D: Muchas gracias Javi por tu atención prestada. Un abrazo.

















viernes, 23 de enero de 2015

Capitulo 629: Octavo aniversario. (Peña Athletic Club Huertas de Ánimas)



Como el que no quiere la cosa, un día como el de hoy de hace ocho años, nació una nueva peña en Huertas de Ánimas, la segunda oficial que se instauraba en el pueblo, después de la ya existente, peña Bética.

En estos ocho años de existencia hemos viajado a Bilbao varias veces, quizás no tantas como hubiéramos querido, pero la distancia y el dinero, la verdad que no ayudan a ello. De todas formas las veces que hemos acudido a la Catedral del fútbol, hemos disfrutado como el que más. También hubo viajes que nos vinimos con malas sensaciones, no por el trato recibido, ni mucho menos, pero si por el resultado. Aunque una vez después de darte la paliza de autobús, el resultado es lo de menos.

Desde el primer día que fuimos por primera vez, el trato hacia todos los miembros de la peña, ha sido exquisito y jamás tuvimos ningún problema con nadie. Y mira que hubo viajes en el que los miembros de la peña, se bebieron todo el líquido que encontraron por medio.
Desde hace algún tiempo y en parte gracias a la mierda de crisis que nos afecta a todos, la peña ha perdido varios integrantes que no pueden seguir en ella. También se ha unido a ello el no poder seguir en el mismo sitio donde nos juntábamos para ver todos los partidos de nuestro Athletic, así que últimamente, rara vez nos vemos todos. 

Todos sabemos que son tiempos difíciles y que nos costará salir de ellos, pero por el bien de la peña, debemos de hacer un esfuerzo por mantenerla con vida y la verdad que en eso andamos los que quedamos en ella.

Las televisiones tampoco nos ayudan mucho con los horarios que adjudican a los partidos. Nosotros con más de nueve horas de autobús, si el partido no es un sábado, nos es imposible de acudir y como nosotros muchas peñas. Incluso los mismos socios de los alrededores se encuentran en el mismo estado. Quizás no se han parado a pensarlo, pero poco a poco, se están cargando este bello deporte que lo que menos conserva en su nombre, es la palabra deporte. Más que fútbol, se debería de llamar negocio para unos pocos. Ver los estadios medio vacios da una imagen penosa de lo que están consiguiendo los cuatro mangantes que están al cargo de todo esto. Si a eso lo sumas el dineral que cuesta una entrada, pues el resultado es el que todos vemos. Solo interesan los dos clubes de siempre y como a ellos les va bien y se siguen repartiendo el dinero y los títulos entre los dos, los demás equipos importan una mierda. No se dan cuenta que sin los otros dieciocho equipos, la liga no existiría. Pero es tan grande la ruina económica de todos o casi todos los equipos, que se conforman con las migajas que les dejan los dos equipos poderosos.

Así que hay andamos. Este año toca volver a sufrir con nuestro Athletic y no por eso le vamos a dar de lado ni mucho menos. Ahora es cuando de verdad nos necesitan y no solo cuando jugamos finales, que suele ser cuando la gente se apunta para todo. Esperemos volver a viajar pronto, porque las peñas para que sigan en pie, deben de ir cada poco tiempo a disfrutar en directo de su equipo, sino la ilusión se va perdiendo. Y si no se puede, pues seguiremos animando desde la distancia y esperando que vengan mejores tiempos.

Sin más que escribir felicitar a todos los miembros que han pasado por dicha peña, puesto que sin ellos esto no hubiera seguido hasta hoy. Esperemos que los que quedamos sigamos muchos años.

Aúpa Athletic y Aúpa Huertas de Animas.

domingo, 18 de enero de 2015

Capitulo 628: Ruta en Hervás (Bosque galería).



Desafiando a las inclemencias del tiempo, a los hombres que dan el mismo, a nuestras mujeres y madres, hoy nos volvíamos a poner en ruta, a pesar de que la frase mas comentada y repetida por nosotros esta mañana era la de "que tontos estáis". A las siete de la mañana buscábamos refugio en la terraza cubierta del bar Cuando, dado que el agua caía en abundancia en la plaza de Huertas.



Esperando los cinco minutos de rigor por si alguno de los senderistas se animaba a venir a ultima hora, los seis que nos hemos dado cita poníamos rumbo hasta la localidad de Hervas, capital del valle del Ambroz, un lugar donde seguro que nos quedan varias rutas que andar. Nos sorprendía lo grande que es este pueblo,con mas de cuatro mil habitantes en las estaciones menos visitables.
Este lugar se encuentra justo a ciento cincuenta kilómetros de nuestro pueblo, por lo que poco después de las ocho y media, nos encontrábamos buscando sitio para dejar los coches y empezar la ruta elegida.




Del camino y las inclemencias mejor no comentar nada, despacito y con buena letra se llega a cualquier lugar por lejos que parezca. El agua caía de forma pausada y por unos sitios mas que por otros. Pero por arte de magia ha sido llegar a Hervás y dejar de llover y no solo eso, que la temperatura era bastante mas alta de la que esperábamos. Por eso una vez aparcados los coches y antes de colgarnos las mochilas, hemos dejado algo de ropa en los coches presumiendo de que nos iba a sobrar a lo largo de la ruta.




Caminar por las calles de este municipio te devuelve a épocas pasadas, donde su barrio judío es una preciosidad y tiene un encanto especial cuando te sumerges en el. Lo temprano que era nos ha ayudado a que el barrio estuviera casi desierto y con eso el embrujo ha sido mucho mas gratificante.
Siguiendo con la ruta salimos del municipio cruzando un bonito puente que cruza el río Ambroz, el cual riega este pueblo. La ruta se empina de lo lindo y los dos primeros kilómetros son de dura ascensión. La nieve en las montañas cercanas nos deja unas vistas preciosas, aunque es cierto que la niebla se iba apoderando del puerto de Honduras, lugar donde mas nieve se podía apreciar.




Una vez andado estos dos primeros kilómetros la ruta pasa a ser mas bien plana, incluso quizás un poco a favor de obra, por lo que el esfuerzo realizado al comienzo pronto se olvida. Nos adentramos en un bosque desnudo de grandes castaños y verdes helechos, que juntos forman un contraste que alegra la vista.
Seguimos caminando acordándonos de los que habían anunciado que caería bastante agua y seguíamos mirando al cielo y diciendo orgullosos la suerte que estábamos teniendo con el día escogido.




La hora del muerdino se acercaba y nos interesamos todos en buscar un lugar agradable para poder estar a gusto durante este sagrado momento. No tardamos en encontrar dicho sitio y es que el bosque galería nos deja unas vistas impresionantes, sin duda que los arboles desnudos pueden quitar algo de encanto al lugar, pero para mi que de esta forma podemos observar mucho mejor por donde transcurren los múltiples senderos que van y vienen y que nos cruzan por todos lados. Si no fuera por nuestro amigo Carlos y sus ganas de hacer bien las cosas, sin duda que las rutas serian menos disfruta bles puesto que nos perderíamos bastante mas veces de las que solemos hacer.




Una vez recogido el campamento seguíamos acortando los metros que nos separaban de Hervás. El musgo se apoderaba de piedras, arboles y todo lo que existe en dicho lugar. Los alrededores del pueblo están habitados por bastantes caballos, algún que otro burro y muchas vacas de raza "avileña", que dejaban bonitas estampas por las verdes praderas.




La llegada de nuevo a Hervás nos deja otra estampa poco vista por nosotros, como es la vía del tren. Aunque bien es cierto que dichas vías están un poco oxidadas, puesto que el último tren paso por ellas en 1985. Así que las zarzas y enredaderas se han apoderado de las mismas, dejando preciosas vistas para fotografiar.
Una vez en Hervás seguimos haciendo un poco de turismo por sus calles, las cuales están bastante pobladas de gente que como nosotros, aprovechan el día para conocer mundo y lugares con encanto, como es por supuesto la Villa de Hervás, que sin duda pronto volveremos a visitar.




No quiero olvidarme de nuestro amigo Adrián quien hoy se ha unido a nuestro grupo y ha participado en su primera ruta. Esperemos que no sea la última que haga con el grupo que un domingo más desafiando a todo, no nos han podido parar en nuestro empeño de seguir descubriendo rutas nuevas y lugares preciosos como ha sido hoy este lugar.



Nos vemos por las callejas, llueva, nieve, truene o relampaguee.

La ruta