Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

domingo, 21 de enero de 2018

Capitulo 888: Volver a Piornal. (Jarramplas 2.018)



Hay cosas en esta vida que uno va perfilando según va cumpliendo años. Cuando conoces lugares y fiestas con encanto uno siempre procura volver mas pronto que tarde, aunque no siempre se puedan cumplir los planes y expectativas que uno planea.
Este año después de cuatro sin ir, se cumplieron todos los planes y se alinearon los astros para que cuatro de los cinco integrantes que cuatro años atrás conocimos esta fiesta, volviéramos a repetir.


Nada que ver el viaje que hicimos ayer comparado con el anterior, aquel año la nieve fue la protagonista y sin duda que fue la primera vez que un servidor pasaba miedo conduciendo por aquella estrecha y nevada carretera. Ayer fue un día de recuerdos profundos, puesto que no hicimos otra cosa que recordar cada una de las anécdotas que sufrimos aquel año.

Ayer sin duda que de aquella fiesta que conocimos cuatro años atrás no quedaba casi nada. El buen tiempo, malo para los lugareños, fue sin duda uno de los causantes de que Piornal estuviera de gente hasta arriba. Eso y la declaración de fiesta de interés turístico nacional hacen que una fiesta de pueblo pase a ser una fiesta mayoritaria con lo que ello conlleva. A los lugareños se les veía divididos en sus opiniones, unos protestaban por la cantidad de gente que había por todas las calles del pueblo y otros sin embargo, estaban contentos de enseñar su fiesta y su pueblo a todos los forasteros que ayer nos dábamos cita en la localidad piornalega.


El caso es que ayer nos fuimos un poco mas tarde y no llegamos con hora de ver salir al "Jarramplas" desde su casa a la iglesia, que sin duda es el mejor para poder disfrutar de él, puesto que hay menos gente, aunque ayer ni ese se salvó de la muchedumbre. Como hasta las doce y media no salia el siguiente nos dio tiempo a tomar algo caliente mientras esperábamos. Para nuestra sorpresa comenzamos a ver a paisanos de Huertas y Trujillo que habían decidido acercarse también a conocer esta singular fiesta, allí todos comentábamos las batallitas que habíamos disfrutado y las que nos quedaban por disfrutar. Ante tanto personal hay que tener cuidado con los nabos, puesto que la gente mucha no sabe como es esta fiesta y coge y tira nabos sin saber a que ni a donde, por lo que es fácil recibir algún impacto.


Como esperando a la salida de las vacas en un encierro de las Huertas, allí estábamos a las puertas de la iglesia donde al sonido del tercer cohete y con las piernas temblandonos, hacía acto de presencia Jarramplas, que lo primero que hizo después de recibir una lluvia de nabos en la misma puerta, fue venirse hacia donde estábamos nosotros, por lo que nos costó correr sin querer o queriendo, quien sabe, puesto que era la muchedumbre quien te llevaba de un lado a otro. Como son pocos minutos los que va a estar fuera, hay que arrimarse a él para poder darle con alguno de los treinta mil kilos de nabos repartidos por todas las calles del pueblo, sabiendo que ello te puede costar algún impacto que venga desde la otra parte de la calle, o como he dicho antes, desde detrás tuya si quien lanza es alguien con mas miedo que vergüenza y decide no arrimarse.



Jarramplas 2.018
El ruido de los impactos de los nabos en la careta del Jarramplas es brutal y este año los nabos eran de tamaño impresionante. Corre de una calle a otra y acaba en la plaza donde la gente se atropella unos a otros, escalones que no se ven y gente que cae por los suelos es el resultado de una fiesta con mas gente que nunca y desbordada en todos los aspectos. El siguiente en salir será por la tarde sobre las cuatro y media y para entonces nosotros decidimos el regreso y que sean otros quienes conozcan esta singular fiesta que como dicen algunos de los piornalegos, hasta que no vuelva a caer en día de diario no será nuestra fiesta de siempre.



Volveremos.






domingo, 14 de enero de 2018

Capitulo 887: Trujillo- Moralo.

                                          Fotografía: twitter @MORALO CP.

Volvía el fútbol al Julian Garcia de Guadiana un mes y pico después del ultimo partido que el equipo trujillano disputó contra el Calamonte. Entre medias derrota en Coria para finalizar la primera vuelta y empate en Castuera para comenzar la segunda vuelta.

El publico echaba de menos al equipo y hoy se han dado cita numerosos aficionados, los cuales se han enganchado a este magnifico grupo que Nacho Lobo ha creado.
Con las pocas bajas que por suerte el equipo va teniendo, es mas complicado confeccionar el once que salte al campo y seguro que a Lobo le ha costado mucho decantarse por los once que han saltado al campo.

El rival venía de perder el liderato justo la semana anterior en su campo contra un crecido Diocesano, el cual se llevaba el triunfo por 0-2. Por eso se esperaba un Moralo ambicioso y peligroso, el cual pondría todo de su parte para llevarse la victoria del feudo trujillano.

Con el terreno de juego para pocos alardes por las ultimas lluvias caídas, comenzaba el partido. Los primeros minutos de tanteo daban paso al dominio del centro del campo por parte del conjunto local, el cual tenía la posesión del balón.
En defensa Pacorro y Liberal jugando de centrales se las veían con un luchador Rulo, que siempre se deja la piel en el campo. En los laterales un buen Bussy y un desbordado Nieves por momentos, al cual le tocó defender al mejor jugador visitante, Yoni.
En el centro del campo un combativo Manzano, junto a un voluntarioso Manolo, siempre bien secundados por un enorme Juanlu, para mi el mejor del equipo local. Arriba Kike lo intentaba por banda junto a la doble punta que formaban Jaime y Wily, este ultimo volvía a la titularidad en el feudo trujillano después de muchas jornadas lesionado. No hubo mucho entendimiento por parte de los delanteros locales durante todo el partido y así Jaime no fue el jugador al cual nos tiene acostumbrados y Wily en banda pierde mucho peligro. Aunque bien es cierto que Jaime tuvo el gol en un excelente remate de cabeza el cual se fue al larguero y su posterior bote se fue cerca de la linea de gol.

Antes en una jugada que rondaba el fuera de juego Pacorro cometía penalti sobre un jugador rival y el arbitro señalaba el punto y sacaba tarjeta amarilla al central trujillano.
No pintaba bien la cosa pero siempre tenemos que confiar en Jorge porque nos da motivos para ello de sobra, y así adivinó el lugar del lanzamiento y se quedó con el balón en los brazos. Muy grande el portero local.

Sin tiempo casi para rehacerse de la pena fallada, el equipo moralo entraba por banda izquierda por medio de Yoni el cual asistía a su compañero Salas que tras un buen control culminaba de buen tiro en gol la jugada.
La afición morala desplazada en buen numero celebraba efusivamente el gol, viendo que el equipo local estaba jugando mejor que ellos. Muy buen comportamiento y buen rollo entre las aficiones, como debería de ocurrir siempre.
El equipo trujillano acusó el gol y anduvo unos minutos sin el balón, asimilando el gol que habían encajado. Manolo intentaba hacerse con la pelota y Manzano la buscaba de banda a banda, pero con poca fortuna. Era Juanlu el que mas trabajo tenía en la destrucción del juego visitante.

Llegamos al descanso con la sensación de que el Trujillo merecía mas y sin duda que lo intentaría en la segunda mitad, donde ha tenido menos posesión y menos oportunidades, aunque siempre el equipo ha confiado en conseguir el tanto que les diera por lo menos un punto.

Lobo movía el banco, de un plumazo realizó los tres cambios retirando a Jaime, Wily y Manzano y dando entrada a Chori, Alex y Beato, los cuales han tenido pocos minutos para demostrar su valía. Beato muy peleón ha dejado detalles de la calidad que atesora y un servidor le espera siempre en el once aunque hoy no lo haya decidido su entrenador. A Chori le pedía la gente mucho antes en el campo y Alex ha demostrado muy poco en los escasos minutos que han tenido.

Hasta el ultimo minuto el equipo lo ha intentado y no se les puede reprochar nada. Yo esperaba algo mas del Moralo aunque si no ha jugado mejor sin duda ha sido por culpa del equipo trujillano que les ha puesto las cosas muy difíciles.

Gran partido local con ninguna recompensa en forma de puntos, pero con el aplauso de la grada al terminar reconociendo que jugando así, pocos puntos se tienen que escapar.
Felicidades al Moralo por la victoria y un diez a su afición.

Puntuación:

3 puntos: Juanlu

2 puntos: Jorge

1 punto: Bussy.

martes, 9 de enero de 2018

Capitulo 886: Caminando por la Vera.



No había mejor forma posible para recibir el año nuevo, que hacer una de las rutas que mas nos gusta a los que seguimos saliendo los domingos a caminar. Esta ruta transcurre por la comarca Verata y ya hemos tenido la oportunidad de realizarla varias veces y aun así, cada vez que la hacemos me gusta más.




A las siete de la mañana nos dábamos cita en la plaza de Huertas con un frío mas típico de países del este que no de Extremadura. El frío nos cortaba la cara y el aire fino que soplaba hacía que la sensación de frío fuera aún mayor.
Si ha esto le unes que el día anterior tocó celebrar el día de reyes con familia y amigos hasta altas horas de la noche, no pintaba muy bien la cosa para realizar una ruta algo dura y bastante larga. Pero las ganas de hacer senderismo pudieron sobre todas las demás y cuando sonó el despertador a las seis y poco decidí ponerme en pie, coger la mochila, preparar el muerdino y el trago de vino, llamar a mi fiel compañero y llegar hasta la plaza donde me esperaban.
Cuando nos juntamos los cinco compañeros que habíamos confirmado asistencia, nos montamos en el coche y pusimos rumbo hasta la panadería donde compramos el pan para el muerdino.




La noche era cerrada y el aire se notaba a la hora de conducir. Nos quedaba una hora y pico de viaje que fuimos recortando contándonos nuestras penas y alegrías, después de hacer algún tiempo que no nos juntábamos. De esa forma justo cuando amanecía estábamos aparcando el coche un poco por encima de la famosa garganta de Cuartos, la cual nos sorprendía al comprobar que llevaba mas agua de la que nosotros esperábamos.







Para entrar pronto en calor esta ruta ayuda mucho, puesto que las primeras rampas hacen que te vaya sobrando ropa, o por lo menos te tengas que quitar el gorro de lana. Cuando estábamos en la zona mas alta de la ruta nos empezaron a caer los primeros copos y esto nos cambió la cara. Es bonito caminar bajo la nieve siempre y cuando sea poca, de lo contrario lo mejor es regresar antes de que cuando te quieras dar cuenta no seas capaz de encontrar ningún camino.




A nosotros para inventarnos rutas no nos hace falta que nieve, es raro el día que a pesar de llevarlas descargadas en los móviles, acabamos diseñando otra nueva. Como los copos eran muy finos la nieve no llegó a cuajar a los metros que nosotros estábamos, aunque podíamos ver como en las cimas de alrededor el manto blanco se iba adueñando de todo el paisaje. Lo mejor fue la sensacional temperatura que tuvimos para caminar, casi sin apenas soplar aire se estaba de lujo y a eso de las once y pico cuando alcanzamos el primer objetivo que teníamos en mente, que no era otro que el comienzo del canal, decidimos comernos allí el muerdino.




Que rico está todo cuando tienes la posibilidad de comer en lugares como este, simplemente espectaculares las vistas y el agua por suerte, brotando de los canchos.

Los 4 kilómetros de canal se andan muy cómodo y vamos disfrutando de las vistas ademas del ruido del agua, aunque a veces de la sensación de que uno se marea.
El sitio donde uno ya se queda con la boca abierta es el nacimiento de otra garganta el cual siempre visitamos al pasar por el. Allí aprovechamos para hacer varias fotos y vídeos y seguimos hasta alcanzar el final del canal, donde recordamos a los demás el baño que nos pegamos tres de los senderistas que subimos el verano pasado.





Toca buscar la senda de regreso que siempre nos cuesta un poco dada la cantidad de maleza que existe, aunque esta vez y sin que sirva de precedente, encontramos a la primera y muy pronto. Dirección el molino o mini central que allí existía uno no se pierde y eso hacemos para el regreso. Sin duda que es el tramo de la ruta que mas me gusta. Caminar al lado de la garganta de Cuartos es espectacular y mas aun cuando el caudal es cuantioso. Poco a poco vamos descontando pasos, cruzando pequeños regatos que nos hacen buscar piedras donde salvar los pies secos.






Y así llegamos hasta el camino mas ancho de todos los que tenemos que andar y que nos lleva de nuevo al coche. Veintiséis kilómetros después vamos bien suaves y con ganas de echar un trago de agua antes de montarnos en el coche y poner camino de regreso a casa, con la sensación de haber disfrutado de un día espectacular con buena gente.


Nos vemos por las callejas.