Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

martes, 30 de julio de 2013

Capitulo 506: El hijo del alcalde.



Nació en una zona de la ciudad de lo más normal que pudiera existir. Por aquellos años su padre era un simple estudiante recién licenciado en electricidad, al cual le colocó en una empresa de la ciudad un buen amigo de su padre.

 A su padre, nunca antes se le había pasado por la cabeza la palabra política. Nada más que para insultar a los dirigentes y mandamases que por entonces gobernaban la ciudad, como a casi todos sus amigos. El día que le ofrecieron formar parte de una lista en unas elecciones se descojonó de risa. ¿Yo? ¿Concejal yo? ¡Vamos anda!

Con el paso de los días se lo fue pensando mejor y al final, y ante la insistencia de un buen amigo de estudios, optó por decir que sí.

 Mientras tanto, aquel niño en pocos años, tuvo que cambiar de amigos al cambiar de colegio. Pasó de uno público, a uno privado. Normal si su padre pertenecía al partido que defendía todo lo privado, no era ético tener al hijo en un colegio público. Además, con el paso de los años también cambiaron de casa y de barrio. La vida parecía que le iba bien, por lo menos al señor electricista, que de rebote, se vio puesto de alcalde. A su hijo por el contrario, no le sonreía la vida como a su padre. Echaba de menos a sus amigos de infancia y aunque de vez en cuando acudía a algún cumpleaños de uno de ellos, no le acogían como lo hacían por entonces.

Con sus nuevos amigos se aburría mucho. No les dejaban jugar al balón en ningún lugar de su nuevo barrio. Se tenía que poner el casco cada vez que montaba en bicicleta, así que pronto sus zonas de juegos se fueron recortando alrededor de su casa, hasta que acabó con una vida totalmente sedentaria. Era el campeón de los video-juegos y solamente abandonaba el hogar para acudir a las clases de música a las cuales le había apuntado su padre.

Cuando alguna que otra vez pasaba en el coche de su padre montado, por donde seguían viviendo sus amigos de infancia, sentía verdadera envidia de ellos. Estos jugaban al fútbol en mitad de una calle, otros montaban en bicicleta sin casco ni nada. Algunos otros disfrutaban del mono-patín sin las protecciones tediosas que le hacían ponerse a él y a sus nuevos amigos. Su padre siempre que pasaban por aquel lugar, se enfadaba al ver como aquellos niños se burlaban de sus normas impuestas, a las que ninguno hacia caso.
Con el paso del tiempo, aquel niño fue creciendo más a lo ancho que a lo alto y las enfermedades hicieron acto de presencia muy pronto. Su padre mientras tanto siguió a lo suyo, inventando normas absurdas que giraban alrededor de los más pequeños de la ciudad, hasta el punto que ningún chaval de la localidad podía ver con buenos ojos al señor alcalde y por consiguiente, tampoco a su vástago.

Aquel electricista se olvidó de que en la política se está solo de paso y una vez que le han destronado de su reino, se ha encontrado más solo que el numero uno. Por el contrario su hijo, ha recuperado la sonrisa y lo primero que ha hecho ha sido volver a su antiguo barrio, donde sus antiguos amigos le han dejado el puesto de portero, en un partido que estaban echando al futbol. Sus kilos de grasa no le permiten de momento ejercer de jugador de campo. A él no le preocupa, sabe que lo importante es integrarse de nuevo en su antigua pandilla, donde casi todos los días sus antiguos amigos, le ponen a prueba.

Hoy ha tocado una bombilla del foco que hay justo encima de su casa, el otro día le tocó dar una vuelta en bici sin casco, justo delante de la policía. Pero el hijo del ex alcalde lo agradece, ahora es más feliz que cuando su padre ejercía. Lo único que teme es que a su padre le vuelvan a engatusar con el tema de la política, aunque viendo en el estado tan demacrado en el que se encuentra su padre, desde que perdió las últimas elecciones, parece imposible que se vuelvan a acordar de él. Además, todo el mundo sabe que le utilizaron de conejillo de indias, para que asumiera la responsabilidad de aplicar leyes absurdas y contraproducentes, que solo sirvieron para echarse el pueblo encima. Una vez que tuvo a todo el mundo en contra, quien le puso en ese cargo, tuvo vía libre para hacer campaña a su favor y en contra de nuestro humilde electricista.

El cambio sin duda que no fue bueno para los dos. El perdió su sillón, pero a su vez recuperó la sonrisa de su hijo, la cual estaba escondida justo detrás de su cargo.


Mirad y observad a vuestros hijos y no antepongáis el trono ni la fama a su felicidad…

domingo, 28 de julio de 2013

Capitulo 505: Ruta de la Cervigona (Acebo)




Ayer realizamos la ruta más lejana de todas las que hemos hecho dentro del grupo de senderismo. Esta ruta la teníamos planeada desde hacía un par de meses, aunque bien es verdad que alguno, la teníamos en mente desde hace un año, cuando tuvimos la suerte de conocer el pueblo de Acebo.

Acebo se encuentra situado en plena Sierra de Gata, cuenta con poco más de seiscientos habitantes y posee dos piscinas naturales, que sin duda son de lo mejorcito que existe en Extremadura. Justo en una de sus piscinas, arranca la ruta que realizamos ayer.


A las siete de la mañana, y desde el pilar viejo de Huertas, partían dos autobuses llenos de gente, con la intención algunos de acompañarnos en la ruta y otros, con las ganas de disfrutar de las piscinas naturales.
El tiempo estaba fresquito y un cielo nublado amenazaba lluvia, lluvia que no tardó en aparecer y acompañarnos un trozo de camino, pero sin mucha importancia. Después de parar a desayunar a la salida de Coria, hemos continuado el camino hasta Acebo, donde después de acomodarnos en el buen césped y buscando buenas sombras, que luego no han hecho falta, hemos comenzado la ruta.


Seguramente que ha sido la ruta con más seguidores organizada por nosotros. Creo recordar que la hicimos unas treinta y dos personas, aunque alguno de ellos, la han realizado a su bola. La mayoría hemos ido juntos, esperando los más veteranos a los que venían por primera vez con nosotros. Ayudándonos en los sitios más comprometidos de la ruta.

Al empezar la ruta nos salió un poco el sol y parecía que íbamos a pasar calor, dado que la ruta picaba hacia arriba. Luego hemos podido comprobar cómo el calor nos daba tregua y la temperatura era la más apropiada que puede haber para andar.

Al llegar al embalse que recoge el agua que luego consumen en Acebo y cuatro pueblos más, nos hemos agrupado todos. Los nuevos y menos acostumbrados tomaban aire y comentaban lo duro que se les había hecho la subida hasta el embalse. Los demás aprovechábamos para fotografiar el lugar, que sin duda es único para hacer buenas fotografías.

Una vez que bebimos algo de agua y cogimos aire, hemos seguido haciendo la ruta, que desde el pantano en adelante, se volvía un poco más dura si cabe de hacer. Los caminos estaban bien marcados, aunque según te ibas adentrando en un pequeño bosque. La vereda se notaba menos. Pero como siempre hacemos cuando salimos de ruta, en los lugares más complicados nos ayudamos unos a otros, al fin y al cabo esa es la seña de identidad del grupo. Solidaridad, unión y buen rollo. Creo que los que han venido con nosotros por vez primera, lo han podido comprobar en sus carnes.


Una vez que hemos alcanzado el final de la ruta, hemos podido ver con nuestros ojos la joya de la ruta. Un salto de agua de unos sesenta metros de alto llamado La Cervigona. Un lugar impresionante donde el ruido ensordecedor del agua cayendo, te transporta a otro mundo. Allí los más valientes han optado por bañarse en aquel agua fría. Los demás intentábamos con nuestras cámaras inmortalizar el momento. Después de pasar unos minutos gratificantes y de muchas risas, hemos vuelto a unirnos a los demás integrantes del grupo, que habían optado por esperarnos más debajo de la cascada. Allí hemos aprovechado para comernos el bocata juntos, antes de emprender la vuelta, que hemos preferido hacer una parte de la misma por otro lugar distinto, aunque no tan bonito como el de la ida.




El final de la ruta, como la del domingo pasado en Campillo de Deleitosa, ha tenido el mismo premio, es decir, un buen baño en un agua fría y tonificante, donde hemos podido relajar los músculos.

Después de pasar el resto del día juntos en la piscina, al caer la tarde volvíamos al pueblo.

Por los comentarios de la mayoría, creo que pasamos un buen día que en definitiva, era de lo que se trataba. La ruta fue espectacular, con unos paisajes impresionantes. Sin duda una de las más bonitas que hemos realizado hasta la fecha.
Gracias a todos por acompañarnos y disfrutar con nosotros de un día distinto.

Haremos mas excursiones juntos.

jueves, 25 de julio de 2013

Capitulo 504: La mano del hombre.

    
                                                
De nuevo la desgracia y el terror se ceba con el país. Unos se apresuran en buscar culpables para de inmediato, darlos a conocer. El ciudadano de a pie espera nervioso a que les digan quiénes son esos culpables. Como si de esa manera el dolor, fuera menos dolor.

Lo que está claro es que la mano del hombre siempre está detrás de cualquier catástrofe. Es muy raro que sea una cosa fortuita, deben de compaginar muchas cosas para que el hombre sea declarado inocente ante cualquier desgracia.

En el caso del accidente del tren, unos echaran la culpa al conductor, otros al sistema de frenado que por lo visto no entró en funcionamiento, otros a los que hicieron dicha obra, el caso que sean unos o sean otros, está claro que la mano del hombre ha tenido algo que ver en dicho accidente.

A partir de ese momento la mano del hombre sigue en funcionamiento. Por suerte han sido muchas manos las que han estado ayudando en todo lo que han podido. Desde los vecinos donde se ha producido la tragedia, que han sido los primeros en llegar al fatídico lugar, hasta los médicos, bomberos, guardias civiles, policías, camilleros, enfermeros…etc. Todas esas manos humanas se han afanado en recuperar el máximo de vidas posibles. Muchos de esos voluntarios, ni si quiera estaban ejerciendo. Unos por encontrarse de descanso, otros por estar de vacaciones, los más desgraciados, por haber sido despedidos víctimas de los malditos recortes. A todos por igual les ha dado lo mismo en esta situación y gracias a ellos seguramente que más de una vida logrará salvarse.

También estaban las manos de los periodistas, locutores, cámaras y todas esas profesiones relacionadas con el mundo de la comunicación. Yo me ponía en la piel de cualquier periodista enviado al lugar de la noticia, seguramente que vecino de Santiago y pensaba lo mal que lo debía de estar pasando, intentando informar sin saber si en ese tren, iría algún conocido suyo. Pero su profesión incluye estas cosas, porque mucho morboso esperaba al otro lado del cristal, alguna imagen que contuviera sangre, cuanta más sangre mejor. Así esta gente disfruta viendo estas cosas. Otros sin embargo, optamos por leer las redes sociales, de esta manera evitábamos ver el mayor número de escenas posibles. No tenemos necesidad alguna de sentirnos mal viendo estas escenas… o a lo mejor sí. La mano del hombre aguanta todo lo que le echen, incluso escenas obscenas y morbosas.

El negocio viene el día después de un accidente tan terrible como este. Mientras los familiares se mueren en vida esperando alguna información sobre el paradero de sus seres queridos, otros venden más periódicos que nunca. Las televisiones hacen su particular agosto y cualquier contertulio vale para opinar sobre la catástrofe, aunque no haya visto un tren, ni una vía en toda su vida.

 Qué más da, para salir y decir que la culpa es del maquinista porque en su facebook le han encontrado una foto, donde marca un cuenta-kilómetros la velocidad de doscientos kilómetros por hora es suficiente.

Ahora abrirán una investigación, que seguramente durarà más de un año, lo justo para que dicho tema se nos haya olvidado a los de a pie. Para decirnos que no está muy claro exactamente quien tuvo la culpa. Mientras los políticos de turno además de la casa real, van a hacerse la foto al lado de los familiares y las victimas, sin tener huevos a reconocer que algo de culpa tendrán ellos también en dicha tragedia.

Lo peor sin duda serán las familias rotas y destrozadas, que una víspera de Santiago, se vieron involucradas en esta tragedia, que como todas, se podía haber evitado y que los que mandan, trataran de engañarnos a todos diciéndonos que ha sido una fatalidad, como quien desoja una margarita y en el ultimo pétalo, le sale la frase “no me quiere”.


Descansen en paz, todas y cada una de las víctimas de esta gran tragedia, que por desgracia, hemos tenido que volver a presenciar en pleno siglo veintiuno.

domingo, 21 de julio de 2013

Capitulo 503: Ruta: Cueva de Juan Caldilla.



Sin duda alguna que la ruta realizada hoy, era una de las que nos ha quitado el sueño en los últimos meses. Desde aquel primer día que hicimos la ruta de las mini-centrales y vimos a lo lejos la entrada de esta cueva, se nos metió en la cabeza a todos los miembros del grupo, el realizar dicha ruta.

Pero la ruta de hoy de fácil no tenía nada, es más, algunos creíamos que daríamos el paseo en balde, puesto que nos mosqueaba mucho, lo escarpado del terreno y la cantidad de piedras sueltas fruto de la erosión. Con todo eso, esta mañana a las siete en punto, siete miembros del grupo nos animábamos a realizar esta ruta. Hoy varios miembros se han quedado atrás y nos ha dado mucha pena a los que hemos ido, puesto que dicha ruta, aparte de lo dificultosa que es, merece mucho la pena hacerla.

Casi una hora después de salir de la plaza de Huertas, llegábamos al lugar elegido para comenzar la ascensión. No teníamos muy claro al principio por dónde empezar, puesto que nos daba igual mirar a un lado o a otro, por todos lados estaba muy empinado el terreno y la maleza abundaba por toda la sierra. Unos señalaban un lugar, otros señalaban otro, el caso que por una “verea” que se veía algo marcada seguramente que por los animales de la zona, hemos comenzado a subir.

Hoy sin duda alguna que no era día de llevar pantalón corto, los que le hemos llevado, al acabar la ruta llevábamos las piernas muy marcadas, fruto de la cantidad de “jaramagos” que había en la ascensión.
 Los primeros compases de la misma han sido muy duros, la “verea” desaparecía por momentos y teníamos que ser nosotros quien eligiéramos por donde seguir ascendiendo. Los siete íbamos a buen ritmo, en mitad de la ascensión nos hemos separado y antes de seguir ascendiendo, nos hemos esperado para juntarnos todos de nuevo. Estas rutas tan complicadas es mejor hacerlas juntos, de esa manera evitamos disgustos.

De los siete senderistas de hoy, tengo que mencionar obligatoriamente a la única mujer que se ha atrevido a venir. Mara es una mujer con los ovarios bien puestos. Seguramente que son pocas las elegidas que se atrevan a subir por donde hoy nos hemos encaramado. Ella disfruta como el que más y nunca se amilana ante ninguna adversidad. De la mano de su amigo J.F., va siempre bien escoltada.

Debajo de una encina nos parábamos a beber agua. Sabíamos que la cueva no debía de estar muy lejos de donde nos encontrábamos, pero al no ver la entrada, nos tenía un poco preocupados. Además que a partir de ese lugar, comenzaban los riscos y el paisaje cambiaba totalmente. Las vistas comenzaban a ser espectaculares y un cosquilleo nos recorría nuestros estómagos al saber que nos quedaba poco para dar con la cueva. El miedo que teníamos algunos era que al coronar alguno de estos riscos, el terreno se cortara verticalmente y las posibilidades de seguir ascendiendo se nos evaporaran. Por suerte no ha sido así y cruzando por mitad de un cañón espectacular, que bien podía ser escena de cualquier película del lejano oeste, hemos llegado justo debajo de la entrada a la cueva.

La preocupación se ha apoderado de nosotros al comprobar que la subida hasta la cueva era casi imposible. Algún miembro del grupo lo intentaba por la derecha, otros optábamos a hacerlo por la izquierda, lugar por el que hemos comprobado rápidamente que era imposible subir. El mejor escalador del grupo, ( Jose Fernando) ha tenido el honor de ser el primero en coronar. Los demás, nos lo hemos pensado mucho, puesto que por lo menos, servidor, no está muy ágil para estos menesteres, pero el pensar donde estábamos y lo que nos había costado llegar hasta allí, ha podido más que el miedo. Así los demás senderistas hemos seguido sus pasos hasta llegar a la cueva. La única pena que nos queda a todos es que nuestra mujer del grupo, no ha podido subir. La verdad que es peligrosa la subida y sin “aperos” para la ocasión, no merecía arriesgarse.


El ponerte delante de la entrada de la cueva y ver su interior es una sensación casi indescriptible. A mí me venían los recuerdos del último morador de la misma, el cual huido de la ley, moraba en dicha cueva. Juan Caldilla fue un maqui que encontró refugio en esta cueva. Sin duda alguna un lugar privilegiado desde donde se divisa una cantidad de terreno impresionante. Me imaginaba a dicho hombre subiendo y bajando por donde lo hemos hecho nosotros a duras penas.





En el interior de la cueva se dice que existen pinturas rupestres, nosotros después de explorarla de arriba abajo, no hemos encontrado ninguna. Lo que si hemos comprobado cómo había nidos de vencejo en su interior y algunas muestras de nidos antiguos de algún buitre, que por allí abundan en cantidad.
Después de permanecer unos diez minutos en la cueva, hemos optado por descender hasta el lugar donde nos esperaba nuestra compañera. Si subir se hacía difícil, bajar para mí ha sido de total acojono. Sin duda alguna que si voy solo hubiera hecho noche allí, pero gracias a mis compañeros que me han ido guiando, he sido capaz de alcanzar de nuevo el suelo, el cual he besado estilo “papa”.


Una vez colgadas las mochilas y después de elegir por donde bajaríamos, hemos comenzado el descenso, el cual por culpa del pasto existente y de la “pringue” de la jara, ha sido una aventura peligrosa. Creo que ninguno se ha librado de algún resbalón con su posterior culetazo, además de las rozaduras con arbustos y ramas.


 El terminar dicho descenso tenía como premio el bañarnos en la presa de la garganta de descuernacabras, la cual no conocíamos hasta la fecha, pero gracias a un buen amigo que nos explicó donde estaba, nos ha sido muy fácil dar con ella, puesto que hemos acabado el descenso de la cueva justo delante de la ”verea” que lleva hasta el charco.

El agua estaba algo fría, pero para nosotros que íbamos ardiendo después de las dificultades que habíamos pasado, nos ha sabido a gloria dicho baño. Además que si después de bañarte tienes la oportunidad de poder compartir las viandas de todos los domingos, no se podía pedir más al día de hoy.
Sin lugar a dudas que la ruta de hoy quedará en nuestras memorias para siempre. Podremos decir que nosotros estuvimos en dicha cueva un día de julio del año dos mil trece.


Al finalizar el baño y el rato del bocadillo, hemos emprendido la marcha hasta los coches que por suerte, no habíamos aparcado muy lejos del lugar. A esta hora todavía tengo en mente lo vivido hoy y me siento orgulloso, de que junto a mis amigos del grupo, sabemos apreciar las maravillas que esconde nuestra tierra y que seguiremos muchos años más, conociéndola a fondo.


Extremadura es impresionante y aquel que lo dude, que venga y compruebe que a nadie se engaña…

miércoles, 17 de julio de 2013

Capitulo 502: A San Fermin pedimos.




Una vez terminados los San fermines dos mil trece, son varios los debates que se han abierto antes, durante y posteriormente sobre los mismos festejos. Ya no solo se enfrentan los taurinos contra los anti taurinos. Este año aparte de esos enfrentamientos ya habituales, ha habido también enfrentamientos entre los nacionalistas y los que están en contra de ello. Quizás alguno dirá que ese enfrentamiento también se da todos los años. Puede que así sea y yo no soy quien para discutirlo.
 Pero lejos de esos enfrentamientos, yo me quedo con el que ha recorrido toda España como la pólvora, que incluso por mi pueblo ha pasado enfrentando a unos contra otros. Ese debate no es otro que el tema de los tocamientos o abusos como otros han escrito, incluso algo más serio como violaciones, que según parece, es raro el año que no ocurre alguna también.
En ese debate abierto en todos los pueblos, uno de los días de dichas fiestas, tuve la sana costumbre de irme a tomar algo fresco a un bar de aquí. En dicho bar soy cliente habitual y todos me conocen. Allí justo cuando entré, se estaba debatiendo sobre este tema de los tocamientos. Los encargados de dicho debate eran cinco clientes y el camarero. Uno de los clientes defendía el que no se debía de tocar a nadie por mucho que te provocaran. Los otros cuatro, mas el camarero, estaban totalmente en contra de esa idea y ellos defendían el que era normal que a las mujeres que iban enseñando las tetas, pues se las tocaran. Incluso en mitad de una calle, como ha pasado y hemos visto en Pamplona.

El tertuliano que defendía su postura en solitario, cada vez le era más difícil que los demás le escucharan. Les parecía tan tonta a los demás su postura, que todos, incluido el camarero, se mofaban de él a risa limpia. A mí la verdad que me parecía normal su postura y su defensa del tema, pero al preguntarme el camarero mi opinión, preferí no postularme en ningún bando y continué  escuchando las dos ponencias. Mientras los escuchaba, pude cerciorarme de que tres de los defensores de los tocamientos, estaban solteros. Eso a lo mejor no quiere decir nada, pero viendo como defendían los manoseos, sostuve que algo si tenía que ver. Lo que me molestó mas aun, fueron los otros dos tertulianos, casados y con hijas mayores. Yo no podía entender como defendían esa postura, sabiendo que a lo mejor algún día a quien manoseaban estos salidos, podían ser las tetas de sus hijas, o por qué no, las tetas de sus mujeres. Porque ¿a que llamamos provocación? A estar de fiesta y pasárselo bien y ya por eso un sobón se tira a unas tetas porque la dueña de ellas, las está enseñando o a lo peor, las ha enseñado sin querer. ¿Y la que dentro de dicha fiesta ni las ha mostrado, ni se siente feliz cuando se las han tocado, también es una provocadora?
El contertulio que defendía solo su ponencia salió del bar cabreado, los demás compañeros de tertulia acabaron insultándole, llamándole tonto. Tan solo por opinar, como luego más tarde he opinado yo. Lo malo que a mí me pasó con mi grupo de amigos. Una vez les conté esta historia, lejos de creer que opinarían como el solitario tertuliano del bar y en definitiva como yo, me di cuenta de que volvían a defender lo que los demás contertulios del bar defendían a capa y espada. Que si una tía muestra sus tetas, cualquiera de los allí presentes, tiene permiso para tirarse a ellas e incluso ordeñarlas si hiciera falta.

 Ahora era yo el que se quedaba solo ante el peligro, defendiendo la postura más democrática que puede haber, que no es otra que saber y entender, que tú, ni yo, ni nadie, puede tocar a nadie si este alguien, no te da su permiso. Por muy bonitas que sean las tetas y por muy buena que este dicha mujer. Porque si pensamos así todos, a lo mejor en el próximo canto de la Salve en la plaza de Trujillo, cuando alguna mujer de buen ver y escote agradecido este descuidada cantando a su patrona, alguno de estos defensores de los tocamientos se lance a por sus tetas, mientras dicha mujer siga cantando:” en los muros del viejo castillo…” Seguro que si es la mujer o hija de otro contertulio defensor de los manoseos, su pensamiento cambiará de forma fulminante y a lo mejor hasta se pone de mi parte y todo, cosa que la verdad yo pensé que no haría falta ni debatirla jamás, pero ya he visto y comprobado, como el que abandonó el bar y yo, estábamos confundidos totalmente y visto lo visto enseñar una teta es sinónimo de lanzarse a ella, sea de quien sea y diga lo que diga su dueña.

Madre mía el día que los suelten en la playa a todos, no quedará teta sin ser tocada, porque enseñarlas en la playa o en las fiestas de cualquier pueblo, para mí, es lo mismo, ¿o no?
Respeto señores, respeto ante todo.

lunes, 15 de julio de 2013

Capitulo 501: Quinientas entradas sin fumar.






Hoy dando un repaso a mi blog un poco por encima, me di cuenta de que había alcanzado los quinientos capítulos o quinientas entradas, como prefiráis. Justo dos años y siete meses después mas o menos que llegamos a esta cifra.

En mi blog hay entradas de todo tipo, muchas fotografías y alguna que otra historia que o me inventé o me fije en algún hecho aislado para escribir sobre el.
No quiero olvidarme de cual fue el motivo por el que este blog vio la luz, aquel dos de enero. del año dos mil once, en el que me embarqué en la aventura de dejar de fumar. Lo llamo aventura porque todo el que lo haya dejado o por lo menos lo haya intentado, sabe que esa acción es una aventura en la que hay días que estas estupendo y te lo pasas bien y otros días en que dicha aventura se convierte en un calvario. Con todo ello vas pasando el tiempo, acordándote sobre todo los primeros días del maldito tabaco. Según vas cumpliendo meses lo vas olvidando un poco mas, pero como siempre me advirtieron quien lo dejo con anterioridad, el tabaco no lo podrás olvidar nunca.

De todas formas, es bonita la lucha que inicias el día que optas por dejarlo. Dicha lucha la emprendes contra tu mente y hasta, por lo menos a mi, me ha ayudado a conocerme mejor interiormente. Saber hasta donde puedo llegar en mis propósitos, para mi ya es suficiente. Te das cuenta como si te lo propones, nada es imposible y lo mejor es que dicho vicio no deja que bajes la guardia, así tu mente siempre esta trabajando en dicha pugna contra esta enfermedad, como es el tabaquismo.

Aquel primer capitulo le escribí bajo un mono impresionante, después de haber pasado todo un día entero sin probar ningún cigarrillo. Recuerdo perfectamente como me acosté antes de lo habitual tan solo para no tener ganas de fumar. Al día siguiente lo seguí pasando mal. En el trabajo me fue muy difícil el no acordarme del tabaco. Pero al llegar a casa, me metía en mi blog y me desahogaba contando mis penurias. Vosotros, los seguidores de dicho blog, fuisteis culpables de que a día de hoy, yo siga sin fumar. Aquellos ánimos a diario eran imprescindibles para mi aventura.

Con el paso del tiempo, el blog dejó de ser un blog de un ex fumador, para convertirse en un lugar de denuncia, de historias y en definitiva, en lugar que muchos de vosotros me tenéis dicho, que es un lugar por el que hay que pasar a diario. Eso me siguió haciendo crecer como persona. También, mis enemigos y detractores fueron muy importantes, gracias a ellos no deje mi empeño en escribir todo lo que yo creía oportuno, a pesar de que algunas entradas del blog, pueden haber hecho daño a varias personas. Mi intención no fue nunca de herir a nadie, aunque bien es verdad que eso no lo conseguí en todas y cada una de las entradas. No me arrepiento de nada de lo que hasta el día de hoy llevo escrito. Creo que siempre desde el respeto, hacen falta blogueros que sean valientes y no se dejen influenciar por nada ni por nadie a la hora de escribir.

Quiero dar las gracias a todos los seguidores del mismo. Pedir perdón porque a lo mejor no escribo tanto como debiera, pero esto es así siempre. Temporadas en las que escribiría diez entradas diarias y otras temporadas en las que solo el ponerme delante del blog me da pánico. Espero que comprendáis la situación y seáis capaces de perdonarme.
No quiero olvidarme tampoco de mis amigos Ángel Luis, Juanma y Manolo, los cuales emprendieron esta aventura de dejar el tabaco, el mismo día que yo. Y hasta el momento, seguimos todos venciendo a este vicio caro y lujoso, en el que se ha convertido el simple hecho de encender un cigarro.

Espero que cuando alcancemos las mil entradas, sigamos sin fumar todos y algo mas viejos pero con mejor salud.

http://fontadehuertas.blogspot.com.es/2011/01/primer-dia-sin-tabaco.html













lunes, 8 de julio de 2013

Capitulo 500: Cagados de miedo.




Desde hace unos días que es rara la vez,  que no emparejas en alguna conversación y sale el tema de la maldita droga. Y es que a pesar de vivir en una ciudad pequeña y con pocos habitantes, de todos es sabido el subidòn que ha pegado el tema este entre muchos de los ciudadanos trujillanos.
Antiguamente todo o casi todo quedaba reducido a unos simples porros o canutos, como queramos llamarlo. Quien no ha visto o ha probado los mismos, poca gente ha podido mantenerse al margen de ellos.

Muchos de aquellos chavales fueron o fuimos mas inteligentes y aquello lo dejamos como una anécdota para contar cuando nos hagamos viejos. Otros sin embargo no fueron capaces de escapar de sus redes y todavía a día de hoy, siguen enganchados a ella. De esos muchos que siguen enganchados, la mitad no tiene un duro para costearse dicho vicio, por eso salta a la vista de todos como pueden funcionar esa gente, mejor que los que estamos trabajando. A pesar de no trabajar, no dejan el vicio y de una manera u otra, logran ir pillando de aquí y de allá para calmar su vicio.

Trujillo es una ciudad infectada de droga y el que no quiera verlo así, allá el. Pero los que nos movemos por todos los sitios donde nos dejan movernos, sabemos de que va el tema este. Duele mucho el tener hijos y saber que tarde o temprano pueden verse involucrados en esta mierda, porque no seria el primero que ha caído. Últimamente se han dado casos de chavales demasiado jóvenes, que escondiéndose de sus familias, se han visto enganchados hasta las cejas. Menos mal que por suerte sus familias han actuado a tiempo para sacarles de ese pozo, del cual cada vez es mas difícil salir.
Y es que de aquellos porros, hemos pasado a drogas de diseño las cuales se pueden pillar en el lugar que menos te esperes, a manos de la persona que menos te esperas. Esto es así y no se si las autoridades de la ciudad estarán al tanto de ello. Por lo que se oye por los mentideros parece ser que no les interesa pescar a peces pequeños, los cuales son los encargados de mover esta mierda por toda la ciudad, mientras los peces gordos se forran sin mover un solo dedo.

A mi como a la mayoría de padres que andamos criando y que sabemos a que nos exponemos, nos gustaría que en lugar de multas por correr, multas por aparcamientos indebidos u otro tipos de multas recaudatorias. Se fijaran un poco mas en este tema y limpiar la ciudad de escoria y de basuras. Porque para ser patrimonio de la humanidad, deberíamos empezar por este tema, el cual cada vez preocupa a mas gente. Se habló mucho del tema de la puerta de los institutos y colegios, pero solo fue aquel empujón que se dio cuando se hablo tanto de aquello, después, han campado a sus anchas por todas las puertas que han querido.

No vendrían mal unas charlas dirigidas a estos chavales a punto de entrar en la pubertad, edad en la que es mas fácil que alguien les lave el cerebro y les ayude a llegar hasta el brocal del pozo, donde sin apenas darte cuenta, se pueden caer.
También vendría bien que los padres que se han visto implicados en este tema, no lo escondieran y lo pregonaran entre los amigos de sus hijos. Los que estén limpios claro està.
 Ahora esta de moda el decir que están trabajando en Alemania, cuando donde en realidad están es en "Caceres 2", cumpliendo algunos meses de condena por traficar con esta basura. Pero hay padres que se avergüenzan de sus hijos y creen que mintiendo a vecinos y familiares, ayudan a sus hijos, cuando la realidad es bien distinta.

Por eso nos gustaría saber que pasos se podrían dar, porque con las nuevas tecnologías las autoridades lo tienen a huevo para saber por donde se mueve el tema, (aunque seguramente que lo sepan). Algún correo electrónico, algún "twitter", algún "facebook" donde dirigirte a ellos sin levantar sospechas, que esa es otra. Este articulo seguro que escuece a mas de uno, pero me siento en la obligación de padre y no puedo dejar pasar esta oportunidad de recordar a nuestras autoridades, como el tema de las drogas se les esta escapando de las manos y a lo mejor cuando quieran actuar, es tarde. Y tarde me refiero a que solo un chaval de quince años se enganche para toda su vida y deje marcada a su familia también. Para mi ese solo hecho, ya es un fracaso.

Así que prefiero que en lugar de preocuparse por organizar fiestas trayendo a unos o a otros, estaría mejor unirse todos los partidos, ademas de las autoridades pertinentes y darle un barrido a la ciudad en este tema y así a muchos padres nos dejaría de perseguir el miedo que a día de hoy, tenemos metido en nuestros cuerpos.

!!!Que estaremos criando...!!!!

domingo, 7 de julio de 2013

Capitulo 499: Ruta: celebración del aniversario.




Nueve de la mañana, plaza de Huertas de Animas, domingo 18 de marzo del 2.012, temperatura fresca, cinco o seis grados como mucho.....

Así comenzaba la historia del grupo senderista de Huertas de Animas, que hoy mas de un año después  sigue con la misma fuerza y la misma ilusión que pusimos aquel día de marzo.
Ayer se volvió a demostrar, como si se quiere y con un poco de voluntad, se puede.
Se puede pasarlo bien, disfrutar, reírte, comer, beber, mojarte, etc. Todo eso por un módico precio.

El día de ayer quedara en la memoria de muchos como uno de los días mas calurosos que un mes de julio pueda dejar en Huertas. Otros lo recordaran por la gran cantidad de agua que les cayó encima durante todo el día. Otros, como el pobrecito de nuestro gran cocinero y amigo, Ángel Luis, lo recordará como el día que mas calor haya pasado delante de la chimenea, donde por cierto, preparó con genial maestría las chanfainas de por la mañana y luego, con la pequeña ayuda de Oscar, un gran frite que viendo lo que sobró, os podéis imaginar como estaba de bueno.
Ademas de toda esa comida, aquello parecía un concurso de postres. Dado que muchas de las integrantes del grupo, optaron por deleitarnos con sus manos. Así pudimos degustar varias clases de tartas donde es imposible el decir cual me gustó mas. Sin duda que mucho ayuda la calda que me da la "geta", como me decía mi abuela, que en gloria esté.

Todo esto lo regamos por dentro, con cervezas, vinos y refrescos y por fuera, con una acertada manguera que sin duda fue la culpable de que allí pudiéramos aguantar hasta altas horas de la madrugada, que por otro lado, era cuando mejor se estaba.
El lugar del frite también fue un acierto. En el lugar mas mítico de Huertas, como es el resbaladero. Lugar al que todos nos pudimos desplazar sin tener que coger los coches, bueno, alguna integrante como nuestra amiga Karim, tuvo que cogerle sin que le quedara mas remedio. Ella pudo disfrutar de lo que significa la palabra "frite" para cualquier extremeño. Así mas de algún detalle le sorprendió gratamente, al comprobar de nuevo, lo diferentes que somos los españoles y los alemanes.

Allí se pudo ver a integrantes del grupo que hacia mas tiempo que no venían con nosotros. Otros mas habituales, recordaban experiencias en varias rutas y entre conversación y conversación  pasamos a la hora feliz, que fue la de los "calambucos". Todo esto con nuestra fiel compañera, la manguera de agua. Nadie pudo resistirse a que le echaran un riego por encima, daba igual la ropa que llevaras puesta. Los niños, fueron como siempre los que mas disfrutaron, aunque alguna persona mas mayor, pugnara con ellos para ese privilegiado puesto.

Cuando empezó a oscurecer, nos esperaban todavía las chuletas y las piernas del cordero, las cuales volvieron a ser un manjar. Allí no quedó nada de nada y hoy, cuando hemos vuelto al lugar para su limpieza posterior, hemos podido comprobar la buena compra que se hizo, puesto que solamente sobró una lata de cerveza y algunas sin alcohol.

Hoy la frase mas repetida por los asistentes a la limpieza ha sido "que bien lo pasamos". Y eso a los que de una forma u otra preparamos y organizamos, nos llena de satisfacción el saber que la gente lo pasó bien. Los de unas peñas y los de otras. Los que vienen a andar mucho y los que vinieron pocas veces. Las mujeres y los hombres, creo que todos disfrutamos como enanos de un gran día.

Ahora lo siguiente sera hacer una excursión juntos, donde podrán venir quien quiera como siempre. Seguramente que lo volveremos a pasar bien y disfrutaremos todos otra vez. Porque lo que esta claro es que en esta vida estamos de paso y los que dejan huella en ella, son los mas afortunados.

Gracias a todos por hacerme participe de un gran día en compañía de la mejor gente posible.


Fotografías: Angel L. Recio y Karin Ander-Krause.