Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

martes, 22 de octubre de 2013

Capitulo 530: Pura casualidad.



La vida siempre se compone de casualidades, palabra esta que muchos optan por unirla a otra palabra llamada suerte. Luego existe para muchos la mala suerte y la buena suerte, pero nadie dice buena casualidad o mala casualidad.

El caso es que este domingo pasado un buen amigo mío se topó con una de estas casualidades que hemos dicho que existen en el día a día. El destino quiso que una desgracia muy grande, le ocurriera solamente a él. Cientos de vehículos habían pasado ese día por ese punto de la carretera. Incluso segundos antes del fatal desenlace, un par de vehículos se cruzaron con mi amigo, sin que nada les ocurriera a ellos. La casualidad esperaba agazapada en forma de personas mayores, a que mi colega pasara con su coche, camino de hacer un favor a alguien.
Cientos de preguntas recorren a día de hoy su cabeza. Su mente no estaba en la conversación que hoy hemos mantenido. Lógico y normal por otra parte. Sin querer agobiarle le dejaba que se desahogara contándome lo que desde el domingo por la noche hasta hoy mismo, ha contado mas de mil veces. Y todavía esa pregunta recorre su mente. ¿Por qué a mí?

En sus ojos húmedos, se notaba el dolor de un buen chaval, trabajador y amigo de sus amigos. Un emprendedor de los que en los tiempos que corren casi no existen. Jóvenes autónomos que se tienen que desvivir por sus noveles negocios, los cuales se ven negros para sacar adelante. Vas con buena fe a echar una mano a un cliente y te topas con esto. Y otra vez se volvía a preguntar ¿Por qué a mí? Como si yo tuviera esa respuesta a su pregunta, me miraba como quien mira a cualquier cosa.
Ni te imaginas lo que es eso. Mira que he tenido algún golpe antes con algún que otro coche, nada de importancia, pero esto, sobre pasa todo lo que yo me hubiera podido imaginar. Y es que cierro los ojos y les veo en mi luna delantera. ¿Por qué a mí?
No los vi, ni siquiera me podía imaginar que nadie pudiera cruzar la carretera por ese lugar. Si hubiera sido algún animal, no te hubiera cogido desprevenido, incluso te lo puedes esperar. Pero dos personas, sin nada reflectante y en este lugar, ¿Quién se lo puede esperar?


Otra vez sus ojos se volvían a humedecer y yo no me atrevía a romper el silencio que se había hecho entre los dos. Un trago a mi café y el removía lentamente con la cuchara su manzanilla. Pero su mente no estaba en aquel vaso, estaba claro en lo que seguía pensando. ¡Que casualidad macho! Me volvía a decir. Y si hubiera tardado cinco minutos más en pasar, no me hubiera pasado a mí. Y si hubiera dicho que no a mi cliente, no hubiera pasado por allí. Otra vez se hacia el silencio entre los dos. Es una situación en la que no sabes como actuar, si le agobias mucho dándole ánimos, le estorbas, si no le dices nada, te ignora y llega un momento en el que se cree que esta allí solo, volviendo a menear la manzanilla que en ningún momento ha llegado a probar.

No duermo desde el domingo, ahora voy al medico a ver que me dice. Haces bien, le contesto, cuéntale todo lo que ocurrió y ya veras como te quedas mejor. Lo que necesita es un psicólogo pensaba yo en ese momento, espero que su médico de cabecera sea capaz de animarle un poco.
No me atrevo a dejarle así sin mas, pero debo irme, pienso que en el fondo ni sabe que esta hablando conmigo. De pronto sus ojos húmedos me miran y de sus labios secos salen más palabras de dolor. La mujer esta muy jodida también, le han operado dos veces y tiene mala pinta. Lo mas seguro es… no es capaz de acabar la frase, su voz entre cortada deja de salir de su boca. Las lágrimas vuelven a aflorar en sus ojos. Tu no tienes la culpa amigo, le podía haber pasado a cualquiera, le digo dándole una palmada en la espalda. Si, me contesta el, pero me ha pasado a mi.


Las casualidades están siempre ahí. Luego existe una cosa llamada suerte que se divide en dos partes, la mala y la buena. Pero no dejan de ser casualidades también del destino, que a veces es caprichoso y hace un poco mas dura la vida, a gente humilde y trabajadora que en estos casos, salen también mal parados sin tener culpa ninguna de las imprudencias que mas de una vez en la vida, todos hemos cometido.


Mucha fuerza amigo y que sepas que estoy aquí para lo que te haga falta. Un abrazo.

21 comentarios:

  1. Yo pase 10minutos antes ,ni siquiera los vi andando por la carretera,m podia haber pasado a mi o a cualquiera,ANIMO MANE!!

    ResponderEliminar
  2. Animo MANE toda la gente esta contigo

    ResponderEliminar
  3. Yo yegue justo cuando le pasó y se me cayó el alma al suelo al ver a Mane como estava!! Y pense que los podia haber atropellado yo! Muxisimo animo Mane!

    ResponderEliminar
  4. Mane muxo animo,sto nos podia haber pasado a cualkiera.Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ánimo mane, todos estamos contigo.......nos podia haber pasado a cualquiera, tienes k levantarte.

    ResponderEliminar
  6. Mane de todo corazon muchisiimo animo... las cosas pasan y no hay que darlas mas vueltas...nos podía haber pasado a cualquiera...de verdad mucho animo...tienes que ser fuerte aunque entiendo que son momentos muy duros...ANIMO CHAVAL!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Mucho animo!! Nos podia haber pasado a cualquiera!!hay que levantarse y mirar para alante!!debe ser un palo enorme pero hay que seguir!!todos te apoyamos!!animo!!

    ResponderEliminar
  8. Mane mucha fuerza, a cualquiera nos pod4ia haber pasado. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Nadie quiere que pasen esas cosas, pero ay veces en la vida que pasan,siempre pensamos en la victima, pero yo me pregunto quien es la victima? porque el siniestrado lo es, pero la persona que lo hizo, yo creo que es tambien victima y mas que victima, presa de su conciencia, que eso es lo malo, que la gente te puede apoyar, pero tu, no te lo puedes quitar de la mente.yo te deseo mucha suerte y animo

    ResponderEliminar
  10. Ánimo Mane le podría haber pasado a cualquiera, se fuerte y a seguir hacia delante, estamos todos contigo.

    ResponderEliminar
  11. Animo Mane, el tiempo hará que lo vayas superando y tu no tienes la culpa de nada, tu conciencia muy tranquila y aunque es muy fácil decirlo "apretando y to palante". Todos estamos contigo.

    ResponderEliminar
  12. Conozco a Mane desde que éramos niños y siempre ha sido un chico normal y trabajador, desde el sureste de España te mando muchísimo ánimo. Madroñera está contigo!!

    ResponderEliminar
  13. Un fuerte abrazo amigo,

    ResponderEliminar
  14. Animo Mane desde Aldeacentenera ,

    ResponderEliminar
  15. Todo el ánimo del mundo desde la Aldea. Estamos contigo amigo.

    ResponderEliminar
  16. Ánimo MANÉ!!! Todos estamos contigo desde aldeacentenera.

    ResponderEliminar
  17. Animo mane todos estamos contigo desde Aldeacentenera y Madroñeraa

    ResponderEliminar
  18. Desde el Puerto de Santa Cruz mucho ánimo. Te dejo esta frase amigo:
    "Para triunfar en la vida, no es importante llegar el primero. Para triunfar simplemente hay que llegar, levantándose cada vez que se cae en el camino. Cada fracaso supone un capítulo más en la historia de nuestra vida y una lección que nos ayuda a crecer. No te dejes desanimar por los fracasos. Aprende de ellos, y sigue adelante."

    ResponderEliminar
  19. Todo Madrid también está contigo Mane, muchisimo animo y a tirar pa' lante.

    ResponderEliminar
  20. Mane estamos contigo desde Aldecentenera. Estas cosas pasan y no tienes la culpa. Esos señores cometieron una imprudencia pasando por donde no debian sin chalecos reflectantes.

    ResponderEliminar