Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

miércoles, 29 de enero de 2014

Capitulo 558: Romance de las golondrinas.




Entre el poco frío y principio de calor, todos los años emprenden el vuelo. Aquí todo sigue igual, quizás alguna de sus casas se ha visto afectada por culpa de algún derrumbe y ha dado con el barro en el suelo. Aunque bien es cierto que por lo normal sea que dichas casas estén en pie de un año para otro.

Ellos, los machos, se vienen antes de su peregrinaje y comienza la rutina de cada año que no es otra que poner la casa a punto, para cuando vengan las chicas que este todo en perfectas condiciones. Si la casa sigue en pie, lo único que hay que hacer de obra es apuntalarla un poco con algo mas de barro, ademas de buscar una cama cómoda para cuando venga la "churri", pueda disfrutar de ella en su puesta. Este trabajo hay que hacerle ne menos de quince días, que mas o menos, es lo que tardaran todas las hembras en llegar.
Mientras, los machos se afanan en el trabajo dispuesto y nada los entretiene, tan solo a la hora de buscar algo de comer, que con el frío que hace todavía, es la tarea mas ardua que tienen.

Uno de los machos trabaja con mas interés que los demás, lógico si pensamos que su compañera de los dos últimos años este no vendrá. Un maldito chicle acabó con su vida un domingo cualquiera. Fue un duro golpe para la pareja  que ya contaba en sus filas con mas de diez descendientes en su corta relación. Confundir el chicle tirado en el suelo, con una miga de pan fue la causa de aquel terrible desenlace.

Por eso este macho confía este año en que alguna de las chicas que vengan de África, decida parar ante su casa y quedarse en ella para vivir juntos una nueva relación. Tiene puestas muchas esperanzas en que esto ocurra, no se imagina un año entero solo y sin nada que engorar.
Sabe que para que eso ocurra, debe de engalanar su casa mas, que los demás machos, que tienen la suerte de tener pareja y esperan su vuelta. Aunque nadie les garantiza ese hecho, mas de una vez en plena travesía, han tenido la desgracia de perecer.

Ya suenan, por allí se las ve venir. Con sus plumas descolocadas debido a tan largo viaje, vienen muy cansadas. Los machos esperan en postura firme a sus hembras delante de sus casas. Las cuales por otro lado, lucen en perfecto estado de revista, incluso hasta ultima hora han estado retocándolas. También a ultima hora han tenido que ayudar a un compañero el cual se quedó sin casa por culpa del palo de un cepillo, agarrado en el otro extremo por la mano de un hombre, el cual se ha empeñado este año en no compartir parcela con nuestro amigo. Todo a quedado en un susto y un par de parcelas mas arriba, hemos encontrado otra casa que seguro que habían sido desahuciados sus miembros, y hemos aprovechado retocándola un poco, para que nuestro amigo haga de "ocupa" por un tiempo, hasta que salga otra oportunidad.

El amigo viudo tiembla como un pájaro pequeño. No las tiene todas consigo de que vaya a quedarse alguna de las viajeras dentro de su casa. La alegría en cada encuentro es tremenda. Los cánticos se oyen en toda la ciudad y los horrorosos cables que la inundan, se ven llenos de machos y hembras dándose la bienvenida.
Cuando parecía que la suerte no se iba a decantar de su lado, una joven golondrina de no mas de un año se ha fijado en el. Aterrizando justo al otro lado del nido le ha puesto cara de enamorada  y el rápidamente, le ha contestado de la misma forma. Ahora no dejan de mirarse y de hacerse cariños.
 El, le enseña su casa, ella se deja querer y así los dos seguramente que este año lograran hacer una cría juntos.

Que bonita y sabia es la madre naturaleza y cuanto nos queda que aprender.













martes, 28 de enero de 2014

Capitulo 557: Merezco ser feliz.





...Lo siento pero no te aguanto mas. Después de estar conmigo casi toda mi vida ha llegado el momento de poner punto y final a nuestro idilio.
 Si, lo sé, seguramente que no te gustará romper nuestra relación, pero es que no te soporto mas. Todo iba bien hasta hace cosa de seis meses, cuando tu de forma unilateral, empezaste a portarte de forma rara, dolorosa y cuando menos falta hacia, te hacías la fuerte delante de todo el mundo.

Yo intentaba disimular mi mal estar contigo y estoy seguro que mas de dos veces lo he conseguido, aunque también es verdad que algún amigo me ha llegado a preguntar por mi estado de salud al notarme algo raro cuando estaban conmigo.

 Por un lado me duele el dejarte así de esta manera. Pero por otro lado me siento satisfecho por haber tomado esta decisión. Créeme que no me ha sido fácil el hacerlo. Unas veces por miedo, otras por no saber el resultado, pero al final lo tengo decidido y quiero romper esta relación, que se ha vuelto insostenible en los últimos meses.

Tu y quien te gobierna seguro que intentareis disuadirme de mi decisión, pero ya es tarde, de verdad, no vale la pena que lo sigáis intentando.
El jueves será el ultimo día que nos veamos y seguro que no sera fácil nuestra despedida. La espero dolorosa, como lo fueron otras despedidas parecidas a la tuya, pero es lo que toca en este momento.
A partir de este día, espero poder descansar por las noches sin tener que comerme la cabeza durante la misma. Dando vueltas de un lado a otro del catre y sin poder descansar como es debido. Creo que ya merezco volver a ser un poco mas feliz, tampoco pido tanto. Pero es que contigo ya es imposible serlo.

Hasta siempre muela del juicio, gracias por tus servicios prestados y búscate otra boca que te quiera....










domingo, 26 de enero de 2014

Capitulo 556: Ruta a las cataratas del Almonte, 2.014.




Una de las rutas que siempre hay mas ganas de realizar dentro del grupo, cuando aparecen las primeras aguas, es sin duda la ruta que nos lleva hasta las cataratas del río Almonte. El cual es el único de su caudal en toda Extremadura que no tiene ningún embalse. Por eso el río Almonte es conocido como un río salvaje y de aguas espectaculares una vez que llueve en condiciones.
Sabemos que dicha ruta puede ser un poco mas larga que las que solemos hacer. Pero aun sabiendo ese detalle, cada vez nos apuntamos mas senderistas el día que la realizamos.


Así esta mañana a las siete y media de la mañana, nos dábamos cita en el lugar de siempre, es decir, la plaza de Huertas. Nos daba pena que senderistas habituales en todas las rutas, no podían acompañarnos en el día de hoy y la verdad es que los hemos echado de menos. Pero está claro que las condiciones de cada uno son las que son y esto es un hobby, que se realiza cuando las condiciones de cada uno lo permiten.



Sin haber amanecido si quiera, nos poníamos en marcha, sabiendo que la ruta que nos esperaba hoy, era bastante larga. Dieciséis componentes, con sus mochilas al hombro, íbamos en mitad de la oscuridad haciendo malabarismos para no meter algún pie en alguno de los numerosos charcos, que nos íbamos encontrando a lo largo del camino. Cruzar el Charco de Tía Rentera en plena noche es sin duda una empresa difícil de hacer, pero por suerte, no hemos tenido que lamentar ningún incidente y todos hemos cruzado sin mojarnos ningún pie. Que ilusos de nosotros, creíamos que todo iba a ser andar por sitios sin agua....



Con el entrenamiento que la tarde del sábado realicé con mi amigo Carlos, en la cual nos metimos en nuestros zapatos unos catorce kilómetros, las piernas iban bien entrenadas y alguna que otra agujeta hacia acto de aparición. Pero la verdad que ha sido poco rato el dolor, ir esquivando el agua de todas las callejas, hacia que te olvidaras de todo lo demás.
Un bando de grullas se levantaban de su lugar a la vez que nosotros pasábamos. Todo un espectáculo el verlas volar a tan baja altura. Con los pies algo mojados ya por culpa de la tan deseada agua, llegábamos casi al final del cordel que llega justo hasta la Aldea del Obispo. Donde ha sido el sitio mas difícil de cruzar sin mojarnos los pies. Algunos nos daba igual y hemos optado por continuar de frente y cerrar los ojos.



El bocadillo teníamos pensado comerle donde lo hicimos la primera vez que realizamos esta ruta allá por noviembre del dos mil doce. Es decir, en el puente de las Lavanderas, el cual nos permite cruzar el río Tozo, que dejaba ver gran caudal. Nos alegraba la vista ver que su restauración ha quedado preciosa y nos llena de orgullo saber que se tiene en cuenta, (aunque tal vez poco) nuestro patrimonio.

Con dieciséis kilómetros en nuestros pies, hacíamos el descanso oportuno para degustar nuestros productos típicos, sabiendo que todavía nos quedaba bastante camino que andar. Así que una media hora mas tarde, nos poníamos en marcha para alcanzar nuestro objetivo.
Por muchas veces que uno visite las cataratas del río Almonte, nunca dejaran de sorprenderte. El ruido ensordecedor del agua al bajar de modo salvaje por dicho lugar, es difícil de describir. Por eso una vez que estamos allí, dejamos ir nuestra imaginación y en modo silencioso, nos dedicamos a fotografiar dicho paraje natural y a disfrutar del mismo.




Con mucha pena y después de hacer sudar sangre a nuestras cámaras de foto, debemos regresar hasta el puente de la carretera, donde familiares voluntarios, se ofrecen para ir en nuestra busca y regresar montados en los coches. Gran labor la suya que agradecemos  de todo corazón.
Con veintiséis kilómetros en nuestras piernas, regresábamos al campamento base, cansados, con los pies mojados pero orgullosos de haber podido volver a ver dicha belleza, la cual nunca nos cansaremos de visitar cada vez que el año sea propicio de agua.


Nos vemos por las callejas.



http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6026529



domingo, 19 de enero de 2014

Capitulo 555: Mi primer Jarramplas.


En la mañana de hoy y seguramente que bastante tarde en el tiempo, fuimos a conocer la fiesta del Jarramplas, la cual se desarrolla en el pueblo mas alto de Extremadura, Piornal.
La verdad es que aunque tenia pensado ir este año, el mal tiempo estuvo a punto de quitarme la idea de la cabeza. La nieve caída en días anteriores, hacia peligrar nuestro viaje hasta dicho lugar.



Una vez que conseguí llenar el coche de buenos amigos, decidimos arriesgarnos y partir hasta Piornal.
La mañana amanecía bastante fría y el agua caída la noche anterior, llenaba los campos y carreteras de agua abundante.
En el programa de festejos Piornalego venia anunciado la salida del primer Jarramplas sobre las once de la mañana, por eso decidimos salir temprano y estar antes de esa hora en Piornal. La verdad que hasta la localidad de Pasaron de la Vera el tiempo nos venia respetando. Muchas nubes pero ni gota de agua. Quien podía imaginar lo que nos tenia preparado el destino, algunos kilómetros mas adelante.




Un servidor nunca había conducido sobre nieve y como todas las cosas, siempre hay una primera vez y esa, ha sido hoy. Como a unos ocho kilómetros antes de llegar a Piornal, las cunetas se iban tiñendo de blanco. La carretera estaba desierta y pocos coches  nos hemos encontrado durante el trayecto. Según seguíamos avanzando, la nieve iba apareciendo en mayor cantidad y lo único que nos tranquilizaba un poco, era ver algunas rodadas de coche marcadas en la nieve.





Cuando quedaban unos tres kilómetros mas o menos para llegar a Piornal y con la carretera totalmente cubierta de nieve, el miedo nos ha acompañado un rato al ver un coche que se había salido de la carretera. Según el dueño de dicho vehículo, al cruzarse con otro coche se había tenido que orillar y el coche no le ha respondido. El otro vehículo con el que se había cruzado por lo visto era el del médico del pueblo, que según él, no le ha podido ayudar al estar de guardia y llevar prisa. Así que como buenos samaritanos, nos ha tocado empujar el coche y ponerle de nuevo en la carretera.
 Este conductor nos ha metido el miedo en el cuerpo al decirnos que el se había dado la vuelta algo mas arriba, al ver como estaba la carretera de nieve. Por eso desde ese punto de la carretera, hasta que hemos visto las primeras casas del pueblo, la tensión conduciendo ha sido muy grande y la verdad, que estaba deseando de llegar y bajarme del coche.





El pueblo estaba precioso todo nevado, la gente iba llegando y acercándose hasta la plaza mayor, donde un Jarramplas ya estaba en la calle. La lluvia de nabos es una sensación muy difícil de explicar, el ruido que provocan los nabos al chocar contra el Jarramplas, es un ruido impresionante. Los nabos silbando a nuestro alrededor, nos hacia retirarnos para no ser alcanzados por alguno de ellos. Para uno de los que íbamos tal recomendación ha llegado tarde, y un nabo estampado en su cara, le ha quitado el frío de la cara.





Es muy bonito ver a los niños pequeños, ir vestidos con los colores del Jarramplas, a la vez que desde lejos, empiezan a practicar sus lanzamientos para estar entrenados al hacerse mayor. La tradición de un pueblo siempre estará viva si los niños se implican de lleno y estoy seguro que en Piornal dicha tradición, perdurara en el tiempo.
Los antiguamente llamados "quintos", son los encargados de repartir los casi veinte mil kilos de nabos por todo el pueblo, así de esa manera, por cualquier calle del pueblo que se desplace el Jarramplas, encontrará la gente nabos para tirarle.






En definitiva, un gran día el pasado hoy ademas de ser una gran experiencia lo vivido en nuestras carnes. Estoy seguro que algún día volveré y recordaré el día de hoy.