Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Capitulo 350: Día del abuelo y el nieto.




El sábado 8 de septiembre, haciéndolo coincidir con el día de Extremadura, se celebró un año más en el club del pensionista de Huertas de Animas el día del abuelo y el nieto. A pesar de parecer una fiesta como otra cualquiera, está claro que viendo las caras de los protagonistas esta fiesta tiene algo de especial.

La fiesta empezó temprano con los cabezudos que gentilmente cedieron la peña de los cabezudos de Huertas, a la vez que se repartieron caramelos donados por la empresa “Servisa”. En Huertas sacar los cabezudos a la calle es sinónimo de fiesta y los niños no faltaron a su cita, tanto los nietos de los socios, como otros niños que nada tenían que ver pero que quisieron acompañar a sus amigos.

Una vez recogidos los cabezudos y comidos un puñado de caramelos por parte de cada niño le toco el turno a Richard, de la asociación cultural de tiempo libre que bien se le podía apodar en plan cariñoso, “Richard, el amigo de los niños” puesto que es verle llegar con sus “achiperres” para hacer todo tipo de juego y cambiarles las caras a todos los pequeños, bueno a ellos y a sus abuelos que disfrutaron de lo lindo viendo lo bien que se lo estaban pasando los nietos haciendo todo tipo de juegos.

Todo ello se pudo celebrar en el gran patio que posee el centro y que es un magnifico lugar para celebrar este tipo de actos, a pesar de que por la mañana temprano llovió algo, el día se fue espabilando y el sol hizo su aparición dejándose notar a medida que iba avanzando el día.
La comida fue sin duda lo más entrañable de la fiesta, puesto que era muy emotivo ver sentados en mesas largas preparadas para la ocasión, a los abuelos y nietos todos juntos degustando una comida que según los asistentes estaba deliciosa, aunque bien es verdad que los nietos siempre dirán que las comidas de sus abuelas estarán mejor que las que preparan sus madres.

Ya por la tarde le tocó el turno a “Pepito y sus amiguitos”, las marionetas de nuestro buen amigo Jorge que todos los años deleita a los niños con sus aventuras. Ayer a parte de deleitar a los niños, hubo más de algún abuelo que volvió años atrás en el tiempo sentado junto a su nieto y seguramente que le vinieron a su memoria cuando eran sus hijos los que se sentaban en sus piernas para ver las marionetas, hoy años después son sus nietos los que ocupan esas piernas cansadas de tanto navegar en esta vida.


Durante la actuación de las marionetas, se repartieron a cada niño un cucurucho de chuches que tanto gustan a los niños y que les vino muy bien para aguantar la actuación sin moverse de su asiento.
Para finalizar la tarde y donado por el supermercado E.Lecrerc se repartieron unos cascos para escuchar música a cada nieto de los socios del centro, los cuales recogieron con sumo interés y deseando de llegar a sus casas para probarlos.

Desde aquí quiero agradecer a toda la directiva, la cual se por tenerlo bastante cercano, se han volcado en organizar dicha fiesta, en intentar sacar el más alto número de regalos para dar a sus nietos, que viendo como está la situación, es difícil que ninguna empresa te regale nada. Ellos lo han conseguido un año más, que sus nietos pasaran un gran día de fiesta junto a sus abuelos y que más de uno haya preguntado hoy al levantarse, si queda mucho para el año que viene.



Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario