Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

martes, 21 de agosto de 2012

Capitulo 337: Nunca tires la toalla.





Aunque al cabo del día te den más de cien veces ganas de hacerlo no te rindas. Pruébate a ti mismo y conócete, lo mismo a día de hoy eres incapaz de saber como eres. Que nunca después de lo vivido, te queden ganas de arrepentimiento, camina firme, con la cabeza siempre alta, no tienes por qué sentirte inferior a nadie, aquí las leyes las pones tu y nadie mejor que tu sabe hasta donde puedes llegar.

Intégrate en la sociedad en la que te ha tocado vivir, quedarte al margen es hacerte daño tu solo, quien sabe si al final con el paso del tiempo no eres uno mas de ellos, ¿Por qué no?

Sal de casa, pasea, recopila todo lo que pase ante tus ojos es fácil que dentro de un tiempo te pueda ser útil. Piensa poco, el pensar mucho hace daño, un daño que puede tener resultados contradictorios y que te pueden llevar a tirar la toalla.

Piensa que todos estarán detrás de ti, cuando mas falta te hagan echaras la vista atrás y ahí estarán todos, desde el más pequeño de la casa al más mayor, todos luchando juntos, porque de ese modo se puede vencer, nunca caminaras solo y tu lo sabes bien.

Ahora en este momento de tu vida, toca recoger todos los frutos sembrados, que por suerte fueron bastantes en años de vacas flacas, jamás dejaste a nadie tirado por el camino, por eso a ti nadie te puede hacer daño, no tienes enemigos al contrario, nunca falta un amigo en tu casa que vaya a darte su apoyo y sus ánimos.

 Quédate con eso, con la cantidad de gente que te quiere y que te querrá siempre y que tendrás siempre a tu lado y nunca jamás tires la toalla, porque tú siempre has sido un luchador nato, te sobraban siempre ánimos para todo el mundo, aunque les conocieras de poco y siempre te volcabas en lo mismo, en intentar que el luchador nunca perdiera el ánimo.

Ahora te toca a ti, esta vida no deja de ponernos metas que parecen a simple vista inalcanzables, pero que según comienzas la competición, vas viendo más fácil superarlas. Por eso nunca tires la toalla porque un luchador como tu jamás lo haría con ningún pupilo suyo.

Fuerza y valor y mucho aguante, nunca caminaras solo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario