Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

miércoles, 3 de mayo de 2017

Capitulo 829: No me gusta que a los toros.



No se trata de ser taurino o no, esa no es la cuestión cuando hablas de toros en la ciudad de Trujillo. Se trata de que se ríen de los aficionados taurinos año tras año sin que nadie lo remedie, es mas, se subvencionada esta forma de ser empresario. Otros sin embargo nos buscamos la vida emprendiendo sin tener a nadie detrás nuestra que nos aporte el dinero que vamos a arriesgar.

Y no es moco de pavo decir que los toros se subvencionaron con treinta mil euros, aunque es cierto que al no celebrarse el festejo este dinero no llegó a manos del cobarde empresario, el cual se escudó en las inclemencias meteorológicas para esconder una mas que anunciada suspensión del festejo.
Tan simple como una llamada a taquillas tres horas antes y pronto la calculadora comenzó a funcionar y de pronto la bombilla se encendió en la cabeza de esta mala persona y optó por lo mas fácil, suspender y no perder un solo euro. Total, estamos en Trujillo donde se hacen tropelías de esta índole y sin represalias ninguna.

Me molesta en especial por ese abuelo al cual sus nietos le habían comprado la entrada y estaba nervioso asomado a su ventana viendo si escampaba el día para acercarse hasta el coso trujillano. O esos niños amantes de los toros los cuales llevaba ahorrando varios meses para comprar su entrada. Y que me dices de quienes pillaron el fin de semana entero hospedándose en la ciudad tan solo por ver a uno de los integrantes del fracasado cartel haciendo quinientos kilómetros. ¿Quien paga moralmente a estos señores?

Es una vergüenza como está el mundo del toro de mal visto por un alto tanto por ciento de la sociedad, como son los propios taurinos quienes mas palos se ponen en sus ruedas. Esta vez echando la culpa al estado de la plaza, cuando había caído un litro y medio de agua en todo el día. Menos mal que con las nuevas tecnologías pudimos ver el coso y pronto nos dimos cuenta que otro granuja había venido a reírse de Trujillo y su comarca, cosa que por desgracia ya no extraña a nadie.

Y es que como dice mi amigo Tito que su padre en paz descanse le repetía una y otra vez: "En el mundo del toro el mas honrado es el toro". 

Ya vale de reírse del personal e irse de rositas. Justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario