Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

lunes, 22 de mayo de 2017

Capitulo 834: Crónica de una victoria épica.



Y a pesar de confiar en este equipo, uno cuando juega contra equipos de la zona de Badajoz siempre va con la mosca detrás de la oreja. Y no porque sean mejores, sino porque muchos de sus jugadores tienen experiencia en tercera división o han jugado con gente de esa categoría. Aunque después del buen partido realizado por el Trujillo en Guadiana en la anterior eliminatoria, confiábamos en hacer un buen partido.

El campo del Alburquerque (El Marmelo), era un fortín y sus aficionados no habían conocido la derrota en toda la temporada. Eso a la vez que asustaba hacía creer que el equipo podía ser el primero en romper la racha, y eso motiva a este grupo.

A las tres de la tarde dos autobuses recogían a los aficionados que tuvimos a bien acompañar al equipo. Esto ya es otra cosa ver a gente joven detrás del equipo, obviando que sus equipos Madrid y Barsa se jugaban la liga esa tarde. Sin duda que en la cabeza de todos ellos estaba antes el Trujillo, equipo de su ciudad.
Llegamos con tiempo para animar incluso en el calentamiento a nuestros jugadores, los cuales al verse arropados por tanta afición dan mas de lo que pueden. Que bonito es vivir esos momentos juntos y como se echaban de menos.

En lo táctico el míster tuvo que variar su once ante la sensible baja de Buble, el cual es un armario en defensa. Y así tuvo que retrasar la posición de Pacorro hasta el centro de la zaga e incluir a Willy en el once, justo al lado de un gran Jaime (partidazo). Yo confiaba en esta delantera pero echaba en falta el juego aéreo de Pacorro jugando de media punta. Mas aun al ver el estado del terreno de juego, donde no habían cortado la hierba mucho para destruir nuestro juego rápido. Eso nos hizo daño los primeros quince minutos donde el equipo local se hizo con el control y llegó a nuestra aérea en tres o cuatro jugadas de peligro. En una de ellas se adelantaron en el marcador demasiado pronto, en el minuto diez, Jaime ponía el 1-0 en el marcador y la afición local se venía arriba por momentos. Estos sin duda se vieron sorprendidos por nuestra afición a la que no esperaban tan ruidosa y numerosa.

Los nuestros siguieron animando aun mas si cabe y el equipo se fue asentando poco a poco y haciéndose con el control. Liberal comenzó a robar mas balones y el gran Manzano entró mas en contacto con el balón y eso el equipo lo notó rápido. Aunque bien es cierto que ellos tuvieron alguna ocasión mas, fuimos nosotros los que golpeamos su portería con un balón del inconmensurable Edu a Willy que se quedó solo delante del portero y le batió por alto ante la salida de este. El gol dio alas y ala vez tranquilidad a nuestros jugadores, los cuales pretendían estar mas rato con el balón en sus pies, sin duda la mejor arma de este equipo. Sus contras fueron cortadas por un rapidísimo Manu y cuando permutaban marca, era Pacorro quien estaba atento a los cruces.

Llegó el descanso y entre la afición Trujillana se respiraba mas optimismo que el día del Guadiana, quizás porque nuestros jugadores estaban muy metidos y concentrados en el partido y transmitían a la grada sus ganas de ganar el encuentro. Otros hubieran apostado por controlar el partido y conformarse con el empate, pero el que lleva viendo a este equipo los dos últimos años sabe que no existe conformismo y pronto, una vez que comenzó a rodar el balón en la segunda parte, nos dimos cuenta que el equipo iba a por todas.

El Alburquerque no presionaba nuestra salida de balón y ahí Manzano con espacios, es inconmensurable. Edu venía a por ella y Jaime se traía algún defensa más y con la experiencia del gran Willy, (uno de los supervivientes que vivió aquella fatídica eliminatoria doce años atrás, donde este mismo equipo nos eliminó privando a la ciudad de jugar en tercera,) tuvimos otra oportunidad, donde desde la grada nos pareció que el portero rival tocaba el balón con las manos fuera del aérea desbaratando la ocasión clara de gol. Kike Cancho entrando por banda derecha se quedó solo delante del portero y con un buen derechazo a media altura y a pesar de tocar el portero hizo el 1-2. No había tenido mucho protagonismo Kike a lo largo de la primera parte, pero siempre está cuando se le necesita.

Con el 1-2 en el marcador el estadio enmudeció y solo se escuchaba animar a la afición trujillana la cual veía ilusionada la gran segunda parte del equipo.
El primer cambio del Trujillo fue quitar a Liberal y meter a Raul, cambio que no me gusta mucho que haga nuestro entrenador y que siempre le sale bien. Yo esperaba mas contención con este resultado y el cambio me descolocó. Pero como digo el entrenador sabe de esto mas que yo y el dominio era totalmente celeste y las ocasiones de gol se iban produciendo. Manzano la cruzó en exceso, Edu la quiso picar y la sacó el portero y todos veíamos mas cerca el gol trujillano que del equipo local.

Y así fue, gran desmarque de Jaime y pase medido de Manzano que nuestro delantero no desperdició regateando al portero en su salida y marcando a placer.
La grada se venía abajo y era toda una fiesta. El resultado buenísimo para la vuelta y quedaba poco para el final. Un par de cambios mas quitando al bueno de Kike para la entrada de Wilmo y Doncel (buen partido el suyo) dejaba su sitio al ídolo local Bussy, el cual cuenta con peña propia.

Antes del final, Jorge se quiso sumar a la fiesta haciendo una parada antológica de las que nos tiene acostumbrado a cabezazo del numero seis local.
Y cuando el arbitro pitó el final los jugadores lo celebraron con toda la afición sabiendo que todavía no han conseguido nada,pero teniendo en cuenta que hay mucho camino andado. Lo ocurrido hace doce años nos hará estar en el partido de vuelta con las orejas tiesas y no confiarnos.

Solo espero un arbitro como el de ayer que curiosamente, fue el mismo que pitó en Guadiana y que para mi es de lo mejorcito que he visto en esta categoría. Valiente, dejando jugar y explicando sus decisiones a los jugadores. Si encima viene acompañado de buenos jueces de linea no serán protagonistas que es de lo que se trata.

Nos vemos el domingo que viene a las siete en el Julian, no podéis faltar porque podemos vivir algo bonito todos juntos.

Fmdo: Marcos Suero, (que de periodista deportivo no tiene ni idea.)

Resumen














1 comentario:

  1. Excelente crónica. Me has recordado la buena tarde que vivimos allí hace doce años, que luego malogramos en casa. Seguro que aquella triste experiencia nos servirá en esta ocasión.

    ResponderEliminar