Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

sábado, 20 de mayo de 2017

Capítulo 832: De amor también se muere.



Y nadie te creyó ni siquiera tus amigos. Algunos te abandonaron a tu suerte, la mayoría, y esa cabeza lejos de olvidar siguió machacando todo tu cuerpo por dentro.

Tú no, decían los aventajados en esta materia, como si se hubieran doctorado en la asignatura más difícil que hay en la vida, el amor. No comes, no duermes, ni tampoco vives. Te dicen, te comentan, te aconsejan y a nadie logras hacer caso. ¿Que saben ellos? acaso les duele mi vida?
Y pasan los días y uno confía en recuperar la buena suerte  y por que no, a ella también...

Te da pie a que te lo vuelvas a creer, quizás por lástima, otras veces por jugar contigo y en tu fragilidad campa a sus anchas. Se ríe de ti y lo pregona. Vacila delante de sus amigas y amigos y todos juntos te tachan de imberbe. Precisamente a ti, maestro de maestros en otros berenjenales que nada tienen que ver con el maldito amor. Tu oficio digno de cualquier soñador. Vasos, hielos, café, aperitivos, paciencia, borrachos, toca pelotas, amigos de barra.. etc. Sueños alrededor de ella. Con ella, siempre con ella y a la vez sin ella en la lucha. Uñas demasiado cuidadas huyen de la friega de vasos. No vale, tú si. No quieres quitarla del medio a pesar de las perdidas. Te aconsejan hacerlo, te enfadas, pierdes amigos, clientela, pero sigues teniendo a ella.

Ladrillos, cemento, sudor y risas, buen rollo, buenas peonadas y tu mente pasa de la convivencia a la necesidad de tenerla a tú lado. Hoy a lo mejor ni siquiera la ves. No hay móviles, ni wasap solo la presencia delante de su portal. Llamo o no llamo?, mejor no que sus padres se pueden mosquear.

¿Celos? como para no tenerlos.Te provoca, te lleva a su terreno y cuando te tiene a su merced, te utiliza delante de todos. Un perro faldero se llama aquí a la gente así. Como se les llama a esa clase de mujeres mejor me lo ahorro...

Hoy te necesita, se ha quedado sin nadie alrededor y no soporta la soledad. Te creces, eres el hombre mas feliz del mundo y todo lo que posees es suyo. No hay dinero que compre ese momento ni persona mas feliz. Si pudieras parar ese maldito reloj lo harías, a costa incluso de dar tu vida. Pero el momento se va y no sabes cuando volverá. ¿Y si no vuelve?¿ Y si ya es así para siempre?

Un día y otro y las mentes son frágiles y necesitas ayuda porque el dolor del corazón no se quita solo. El mejor amigo siempre es el famoso alcohol, porque con el no duele nada. Es mágico y quita todas las penas aunque no siempre. Cuando el amigo alcohol no se basta solo se puede buscar a sus compadres de cuyos nombres no hace falta acordarse y da pena haber caído en sus redes tan fácilmente, cuando uno ha evitado a tanta gente caer en ellas sin ni tan siquiera hacerlo público.

 Cuando ya no eres ni para ti, algo falla. El sistema necesita un cambio brutal y nadie se atreve a sacar el tema a la luz. Es mejor seguir agarrándonos la cabeza negando que esto haya vuelto a pasar, mientras otros afirman libremente que se imaginaban el resultado final.

Yo no quiero acostumbrarme a ello y prefiero ser un pesado las veces que haga falta insistiendo en que la solución no es tan difícil. Basta con que no tenga que ser el propio involucrado en el asunto quien tenga que dar el visto bueno para dicha ayuda, cuando por regla general siempre es tarde. La familia, esa es la solución para intentar acabar con el mal de amores. Esa y persuadir a quien se apodera de un corazón tan fácilmente para hacer con él lo que la plazca, que no siempre te va a salir bien y quien sabe si mas adelante eres tú quien sufre esta desgracia.

Seguro que hoy no te encuentras bien porque sabes que algo de culpa tienes, aunque yo no diga tu nombre, ni tu te des por aludida. Quien pierde siempre es quien nos abandona, dejándonos la incertidumbre y la duda de haber podido hacer mucho mas por él.

Siempre en mi memoria.






No hay comentarios:

Publicar un comentario