Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

lunes, 4 de junio de 2012

Capitulo 299: Salvemos la feria.




Sábado noche y como todo o casi todo padre de familia con niños pequeños, me encamino al ferial siguiendo el ritual de todos los años. Por el camino, los vas diciendo a los peques el presupuesto que hay para gastar y este año, como el pasado, la cosa esta mala y tan solo los puedes ofrecer montar 4 veces donde ellos quieran, en total 10 euros más o menos por cabeza. Es bueno enseñarles también a ellos que la economía no está boyante, mejor enseñarles desde pequeños estas cosas, porque será algo que les vendrá bien en el futuro.

Llegados al ferial y a pesar de que ya me habían llegado voces de que apenas habían venido feriantes, nos topamos con aquella ridícula feria, la cual este año es más pequeña que todos los “cacharros” que llevan a Madroñera en sus fiestas.

Si, es cierto que empareja con las de Cáceres, este año más aun que otros y que al fin de semana siguiente son las de Plasencia, pero eso ha sido toda la vida. En mi blog ya escribí el año pasado sobre ello y después del ridículo de feria que hemos tenido, espero que no pase ni un año más sin cambiar la feria de fechas. Para mi parecer, en Trujillo sobran fiestas y no estaría de más agrupar algunas. Si ya cambiaron las fiestas Patronales tres veces de fecha, que para mí es mucho más problemático, no se a que esperan para cambiar las ferias. Hoy en día el ganado ya no es problema, puesto que prácticamente es nula su actividad, comparado con aquellos años en los cuales se cerraban tratos y se alquilaban fincas, se vendían paquetes de paja, etc.

A mí que me gusta saber la opinión de feriantes, me dirijo al señor de la caseta de las balineras, puesto que siempre le he conocido presente en la feria de Trujillo, él muy amable atiende a mis preguntas.

_¿ Cuantos años lleva usted viniendo a la feria?

El, se ríe antes de contestarme: Llevo casado 38 años, pues uno después empecé a venir, osea 37 años sin faltar ni uno solo. Pero mi mujer y mi suegro ya venían antes de que yo me casara.
La primera vez que montamos el puesto, nos pusieron al lado de la farmacia, esa que hay por bajo del bar de los pollos (Bar Polo), entonces llegaban los puestos hasta “el ancla”, allí era la puerta del ferial.

_ ¿Qué le parece cómo ha evolucionado la feria de aquellos años hasta la fecha?

_ La feria se nos muere, fíjate como está este año, nosotros no nos podemos quejar, puesto que contra menos atracciones hay, más gente visita nuestra caseta, pero da pena ver en lo que se ha convertido esta feria.

_ ¿Usted cree que la solución puede estar en cambiar las fechas?

_ Hombre, yo no soy el más indicado para decir nada, pero está claro que mantenerla en estos días puede generar que vengan menos feriantes, como ha pasado este año.

Después de despedirme de él y recordar aquellos cigarrillos que nos fumábamos al caerlos de certeros “balinazos” unas veces y otras buscándole las vueltas a él o su mujer y con el mismo caño de la escopeta aprovechábamos para caerlos. “Los muchachos de hoy en día, no tienen la picardía que teníais vosotros por aquellos años”

Yo sigo en mis treces de poner la fecha a la feria y sigo pensando que lo mejor, es hacerla coincidir con la feria del queso, que está mucho más arraigada en la ciudad y a la cual la falta algo para después del cierre de los stands.

Sueño con una zona antigua engalanada para la ocasión, con sus bares en plan feria, con la gente tomándose los vinos y cervezas por el centro y luego por la noche, la fiesta y feria en el ferial, no sé si yo soy más listo que nadie, pero es que no lo veo problema ninguno, quizás el primer año no vengan todos los feriantes que deseamos, (aunque menos que este año no creo que vengan) pero según se corran las voces y me da igual que tengan costumbre de ir a otras ciudades por esa fecha, los visitantes que tiene la feria del queso es un reclamo muy grande para cualquier feriante que seguro que no dejaran pasar la oportunidad.

Ojala y en nuestro pueblo se tomara ejemplo del pueblo vecino que ha votado en referéndum popular, a pesar de no ser la misma historia la que se vota, es un orgullo que los que nos gobiernan cuenten con el pueblo para estas cosas. Aunque muchos medios de comunicación se han quedado con el resultado de dicha votación, con lo que tenemos que quedarnos es con la consulta popular, que estoy seguro que es una de las vías de escape que tiene el pueblo para salir de la crisis, de la mano de nuestros gobernantes.
Por eso desde aquí vuelvo a pedir a quien nos gobierna que “Salvemos la feria”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario