Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

miércoles, 17 de abril de 2013

Capitulo 470: Lecciones.




Normalmente la vida se compone de ellas. Unas las damos y otras nos las dan. Las que damos, muchas veces no somos conscientes de ello y sin duda esas, por lo menos a mí, son las que más me gustan.
Pero mucho más bonito y emocionante es comprobar cómo hay muchas personas luchando contra cualquier enfermedad o contra cualquier desavenencia, que sin esperarla, le ha venido de pronto. Esas personan sin duda son las verdaderas maestras a la hora de dar lecciones de lo que es la supervivencia en esta vida.

Cuando todo te va bien en temas de salud, tus preocupaciones son otras. Que si hipotecas, pagamentos y más historias, que sin duda, muchas veces te quitan horas de sueño. Pero cuando el problema más grande que tienes encima es tu propia salud, todo lo demás pasa a segundo plano y entonces entra en juego, el maestro que todos tenemos dentro.

Es cierto que no todas las personas son capaces de dar dichas lecciones, quizás porque el tema se les ha venido muy grande o por no esperarlo, no tienen ganas de luchar contra el. Todo es comprensible y respetable. Con lo que hay que quedarse en estos casos, es con todos los que se aferran a quedarse en esta vida, cueste lo que cueste. Sin duda de ellos sacaremos las mejores lecciones de la vida.

En mi caso por ejemplo, al maestro le tengo muy cerca y no por eso deja de sorprenderme día si, día también. Y es que su lucha contra lo que él llama “bicho”, me está dejando sin palabras.
Hoy después de dos meses de descanso en su tratamiento, ha vuelto a visitar al médico que le atiende de una forma exquisita, desde que hace pronto casi un año, le visitara por primera vez. Con muy pocas esperanzas de que su lucha llegara a buen puerto. El propio medico se lo dejó bien claro desde el primer día: Tú eres quien te tienes que enfrentar a esto y tú mismo serás tu mejor medicina.

Todavía recuerdo aquellas palabras como si fuera ayer mismo, ese día tan triste para todos. Para todos menos para él, que desde aquel día empezó a escribir esta lección que a día de hoy todavía no ha acabado de explicar ni de dar.

Los resultados dos meses después no pueden ser mejores. Todo sigue bien, “dormido o parado”. Y que se quede así mucho más tiempo. Ha merecido la pena pasar por el calvario que ha pasado, para poder seguir dando lecciones. Quizás lo más doloroso no haya sido la propia enfermedad, que también. Si no darse cuenta de cómo la vida te deja bien claro quién es tu amigo y quien tan solo conocido. Han sido meses muy duros en los que vecinos de toda la vida, en lugar de ayudarle a luchar contra su mal, se dedicaban a calumniar contra él todo lo que podían y más. Después de que fue engañado por unos cuantos para dar la cara como presidente de una asociación. La cual según muchos de los que iban con él en la directiva, había sido un poco dictatorial a la hora de llevar dicha asociación.

Un tiempo después aquellos mismos integrantes que hablaban de aquellos anteriores mandatarios, se integran nuevamente en otra directiva encabezada por los que ellos tachaban de dictadores.
Pero desde aquí quiero darles las gracias a todos ellos. Bueno, a todos no. Hubo alguna iluminada,( la cual no tiene categoría para aparecer en mi blog), que fue diciendo por todo el pueblo que a mi padre, el “bicho” le había llegado a la cabeza y que por eso estaba actuando mal al frente de la asociación. Ya quisiera ella tener la cabeza como este luchador, que por culpa de estas y estos “compañeros” de candidatura, ha tenido que luchar doblemente. Como si luchar contra su enfermedad no fuera suficiente.

Gracias por tenerle activo entre todos. Y muchas gracias a su compañero y amigo inseparable Serafín, el cual jamás dudó de la capacidad de mi padre para sacar aquello adelante. Qué pena que amigos así no tengamos muchos en la vida y que sin embargo de la otra clase, los tengamos a puñados.

Gracias viejo, por seguir dándome lecciones todos y cada uno de los días de mi vida, espero aprenderlas y si alguna vez tengo que hacer yo de maestro, no defraudarte nunca.

Aguante!!!

2 comentarios:

  1. Impresionante Marcos, un relato real como la vida misma. Como me alegro por Fonta y por toda vuestra familia. Acabo de estar hablando con el y mas que un maestro es un artista. Un saludo kamarada desde Castro Urdiales.

    ResponderEliminar
  2. Mis más sinceros deseos de que salgáis vencedores en esta lucha. Todos mis ánimos y fuerza.
    Ya se sabe que la lucha que se pierde, es la que se abandona, y confío que no sea una de vuestra opciones.
    Por el afecto que siento, seguid transmitiendo esa voluntad y convicción de poder superar al "bicho" y por supuesto, mostrándoos por encima de los impresentables que os quieran poner trabas.

    ResponderEliminar