Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

miércoles, 3 de abril de 2013

Capitulo 460: Pasear con botas de aguas.



Pasear con botas de agua o mejor llamadas, botas "katiuskas", no es muy cómodo que digamos. Pero después de las últimas lluvias caídas, sumadas a las que llevan cayendo con insistencia día sí, día también se hace necesario el ponérselas si quieres salir a pasear por el campo.

El paseo de hoy le comencé en el cordel, que viendo las fotos imagináis como esta de agua. Continué dirección el “Espino” y puedo decir bien alto, que jamás recuerdo ver como esta de agua la calleja. Como he podio he cruzado dirección la dehesilla, la cual está irreconocible al contemplar el agua que corre por cualquier parte de dicha dehesa.



Más tarde puse rumbo dirección la “fuentecilla” para poder contemplar cómo va todo de agua y podéis imaginar cómo esta todo. No sé cómo los coches son capaces de pasar sin quedarse atollados en mitad de cualquier charco de cualquiera de las callejas que cruzan el alto del resbaladero, donde he ido a parar más deprisa de lo normal, por culpa de una nube bastante fea y negra, la cual se notaba a distancia que podía sorprenderme en cualquier momento.




La verdad que aunque sea con botas de agua, da gusto salir al campo y contemplar el agua caída, tardaremos años en volver a disfrutar de dicho liquido tan preciado en nuestra tierra y tan mal aprovechado, como casi todo los bienes que tenemos.













No hay comentarios:

Publicar un comentario