Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

martes, 19 de marzo de 2013

Capitulo 454: Misión olvido


De los últimos libros leídos, este es sin duda uno de los que aparte de haberme gustado mucho, me ha llegado al corazón. Y puedo decir que no es fácil ese hecho, soy muy frio cuando leo y pocas veces suelo caer en los tópicos de la gente.
 No por tener un libro muy buena fama me seduce solo con eso. Es más, el anterior libro de esta gran escritora. “El tiempo entre costuras”, me dejó bastante frio y a pesar de que reconozco que es una gran obra, creo que le sobran paginas contando poca cosa.

 Sin embargo, este libro: “Misión olvido”, me ha cautivado desde el principio. Con una gran historia descrita de una manera mágica y perfecta, su autora nos lleva a lo largo del libro por una serie de lugares muy bien descritos. Hasta el punto de que las cuatrocientas setenta y tantas de páginas que tiene, se te hacen cortas.

De esta escritora me encanta, la cantidad de palabras que escribe poco conocidas. Para cualquier lector humilde y sin muchos estudios es un lujo el poder aprender según vas leyendo muchas de ellas. Es más, muchas de las frases del libro es fácil que las recuerdes una vez acabado de leer el mismo.
En definitiva, un libro que merece mucho la pena y que no te dejara indiferente. Totalmente recomendable.

SIPNOSIS:


Incapaz de recomponer sus propios pedazos, la profesora Blanca Perea acepta a la desesperada lo que anticipa como un tedioso proyecto académico. Su estabilidad personal acaba de desplomarse, su matrimonio ha saltado por los aires. Confusa y devastada, la huida a la insignificante universidad californiana de Santa Cecilia es su única opción.
El campus que la acoge resulta, sin embargo, mucho más seductor de lo previsto, agitado en esos días por un movimiento cívico contrario a la destrucción de un paraje legendario a fin de construir en él un enorme centro comercial. Y la labor que la absorbe —la catalogación del legado de su viejo compatriota Andrés Fontana, fallecido décadas atrás— dista enormemente de ser tan insustancial como prometía.
A medida que se afana en vertebrar la memoria de aquel hispanista olvidado, junto a ella va ganando cercanía Daniel Carter, un colega americano veterano y atractivo que no ocupa el sitio que debería ocupar. Entre ambos hombres, uno a través de sus testimonios póstumos y otro con su complicidad creciente, Blanca se verá arrastrada hacia un entramado de sentimientos encontrados, intrigas soterradas y puertas sin cerrar.
¿Por qué nadie se preocupó nunca de rescatar lo que Andrés Fontana dejó a su muerte? ¿Por qué, después de treinta años, alguien tiene interés en que todo aquello se destape al fin? ¿Qué tiene que ver la labor inconclusa del viejo hispanista con todo lo que está ocurriendo ahora en Santa Cecilia? ¿Qué le movió a desempolvar la historia no contada de las misiones del Camino Real? Antes de encontrar respuestas, Blanca aún tiene mucho que entender.
Amores cruzados, certezas a medias e intereses silenciados que acabarán por salir a la luz. Viajes de ida y vuelta entre España y Estados Unidos, entre el presente y el pasado de dos lenguas y dos mundos en permanente reencuentro. Entre el hoy y el ayer de aquellos trasterrados que, saltando fronteras y obstáculos, vivieron a caballo entre ambos empujados por la necesidad, el deber o la pasión.
Desde los viejos franciscanos que a lomos de mulas fundaron las míticas misiones californianas a los hispanistas y escritores exiliados que a pesar de la nostalgia nunca lograron regresar. De los militares norteamericanos que llenaron la España agridulce de los años cincuenta de bases, dólares y cigarrillos rubios a un impetuoso estudiante dispuesto a cualquier cosa por una mujer. Con todos ellos entreverados en la propia historia de Blanca, Misión Olvido compone una narración emotiva e intensamente humana.

Una novela luminosa, un tributo a las segundas oportunidades,
la reconciliación y la reconstrucción.

El reencuentro con la autora que nos cautivó entre costuras y
nos volverá a seducir con una misión inolvidable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario