Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

viernes, 20 de julio de 2012

Capitulo 318: Un equipo para la historia.






Con la foto del equipo puesta de fondo y cerrando los ojos, vienen a mi mente algunos recuerdos fugaces de aquellos años en los que acompañaba a mi padre a jugar al futbol-sala.

Han sido muchos años de futbol en Huertas de Animas, en los cuales ha habido grandes jugadores y que por causas del destino, no pudieron triunfar como jugadores, unas veces por culpa del trabajo y otras veces, por culpa de la familia que no dejaba irse del pueblo a sus hijos. Mucha gente me ha llegado a comentar que si llega a ser ahora, por ejemplo Daniel “El Mochuelo”, hubiera llegado lejos en algún equipo con más nombre y más categoría, pero por aquellos años no le dejaron irse a Cáceres a probar.
Pero describiendo la foto de portada, recuerdo este equipo por su compañerismo y sus ganas de pasarlo bien, yo, antes de ir a Trujillo con mi padre, debía de ir a misa del colegio que era a las ocho y después ya podía irme al futbol.

Me acuerdo de lo bien que paraba Juan Valentín, era un gato a pesar de la edad. Al acecho de él estaba Juan Antonio que en la foto debía de estar lesionado o algo así, puesto que esta de paisano.
El tristemente desaparecido Donaire tenia clase jugando y esa tranquilidad que hace falta en cualquier equipo. Manolo Marcos era un apasionado del futbol, lo demostró haciéndose árbitro, cosa que no es, ni jamás ha sido fácil. Mi padre, que voy a decir de él, le recuerdo con el numero 5 a la espalda, un defensa duro y que amargaba a cualquier delantero rival, me acuerdo perfectamente en una tanda de penaltis de no recuerdo que torneo, le tocó tirar a el uno. Metió un “punteron” al balón que si llega a coger al portero se le carga, dio en el larguero y desplazó la portería un metro atrás y eso que antiguamente pesaban el doble que ahora, que bruto era.

Antonio Moreno también jugaba bien, la verdad que los recuerdo a todos tocando bien el balón, sin ninguna estrella en el equipo pero muy unidos, como son los equipos.
¡Botorra! Era el entrenador, les pegaba buenas broncas a todos cuando la cosa no iba bien, recuerdo que todos o casi todos pasaban mucho de él, incluso más de uno se llego a encarar ante alguna de sus broncas.

Pepe, Antonio, Juanjo y Lolín, son los que están agachados, de ellos sin duda alguna el más rápido y el que más goles metía era Lolín, que bien jugaba siempre, el día que faltaba el, lo notaba mucho el equipo. Juanjo y Antonio eran los que mas protestaban a los árbitros, es verdad que por aquellos años al celebrarse el torneo en Trujillo y ser todos o casi todos los árbitros de allí, a nuestros paisanos los puteaban todo lo que podían, aunque bien es cierto que después de los partidos, todos los jugadores de todos los equipos se tomaban algo juntos en el bar “El Galeón”, posteriormente llamado “Bar La Cocina”, que era una de las cosas por las que yo iba al futbol, por la “Mirinda” de después que todos los domingos mi padre me compraba, por eso y para poder ver todos los posters que Paco, el dueño del bar, tenia colgados del Atlético de Bilbao por aquellos años.

 Recuerdo uno que tenia de Iribar haciendo una estirada impresionante, creo que fue cuando me empezó a gustar jugar de portero, soñaba siempre con una foto igual que aquella, sustituyendo la cara de Iribar por la mía, aunque no la camiseta, todos sabíamos que no podíamos jugar en el Athletic. De todos los componentes del equipo de la foto, muchos de ellos eran seguidores Bilbaínos, quizás por hacer la pelota al entrenador que sin duda alguna era el más acérrimo seguidor. Con el paso del tiempo unos se cambiaron de equipo y otros dejaron de gustarles el futbol. Yo sin embargo cuando subo a Bilbao y me preguntan cómo es posible que en un pueblo tan pequeño como Huertas, haya habido siempre tantos seguidores del Athletic, siempre les contesto lo mismo, la culpa la tuvo “Tío Bidón”. Bendita culpa de inculcar a muchos Huerteños aquel amor a esos colores, solo por hacer un homenaje a él y a todos los que sufrieron rodeados de seguidores de otros equipos que siempre ganaban más que ellos, merece la pena seguir siendo seguidor y presidente de la peña y entrar a San Mames y mirar al cielo y poder ver sus caras de felicidad al ver a sus paisanos animando a su equipo de toda la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario