Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

lunes, 31 de octubre de 2016

Capitulo 776: Juntos de nuevo.


Intenté seguir tus pasos aun a sabiendas que haría daño a mucha gente. Pero no vi ningún sentido a la vida desde que tú caíste enferma.
Todo se me hizo de pronto oscuro y las ganas mías de que te pusieras pronto buena, no fueron suficientes para que cambiara tu salud.

El dolor que sentía cada uno de los días en los que tu te alejabas un poco mas de entre nosotros, no se lo recomiendo a nadie. Mis visitas al medico no servían para nada, tan solo la palabra "demencia" me alegraba un poco. Yo quería estar loco para el resto de la gente, pero cuerdo para estar a tu lado en tu dolor. Te ibas y yo no podia hacer nada y tus quejidos y lamentos fruto de la maldita enfermedad, se metían todas las mañanas en mi cabeza. Me veía en la obligación de salir a pasear con las primeras luces del alba. el encontrarme con los vecinos me distraía un poco, aunque sus palabras eran para preguntarme por tu estado. Mis contestaciones les dejaban tranquilos a ellos y a mi me dejaban una incertidumbre en el cuerpo, al no saber si hacia bien o mal, a la hora de decirles que estabas un poco mejor.

Para mi tu mejoría era que dejaras pronto de sufrir. No te merecías ni un segundo mas ese dolor. Nadie se merece un final así, ni siquiera el peor de nuestros enemigos y mientras pensaba en ello me venía a la memoria todos y cada uno de los momentos que vivimos juntos.
Entre penas y tristezas, siempre hubo sitio para alegrías y buenos momentos. Nos quisimos tanto que jamás tuve ojos para nadie mas. Tu eras mi luz y mi guía. Tu eras la vela que alumbraba mi camino. Tu eras quien ponía la pausa a los momentos duros que nos tocaron vivir.

Y aquel día que dejaste de sufrir, la mitad de mi vida se fue contigo. La otra mitad era cuestión de tiempo que se reuniera junto a ti. De aquí para allá también sufrí dolores, no quise que tu fueras la única que padeciera y poco mas de un mes después, he decidido que ya no podía aguantar mas a este lado de la vida.

Ya estamos de nuevo juntos. Lo poco que hemos estado separados, me ha parecido una vida entera.
Juro que jamás volveré a dejarte sola, porque sin ti la vida no tiene sentido....

A mis vecinos Paca y Manolo. Descansen en Paz.

1 comentario:

  1. Una vez más, preciosas palabras, aunque ya no nos sorprende a quienes te leemos asiduamente.
    Toda mi admiración, y saludos cordiales.

    ResponderEliminar