Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

viernes, 16 de agosto de 2013

Capitulo 512: Incendio en Huertas de Animas.




A pesar de que día tras día nos invaden con anuncios relacionados con los incendios y el cuidado que hay que tener con ellos, parece ser que no acabamos de escarmentar.

 Después de un invierno lluvioso, todos nos las prometíamos felices viendo la cantidad de hierba que había por todo nuestro entorno, como si dicha hierba no se fuera a secar nunca y convertirse en pasto, el mayor amigo del fuego.

Hoy, a eso de las tres y media de la tarde, una columna de humo se podía divisar en las traseras de Huertas de Animas. Solo con ver dicho humo cualquiera puede asustarse, porque sin duda alguna que, a esa hora y en este mes, a nadie en su sano juicio se le pasaría por la cabeza el quemar nada.

El fuego con la ayuda del aire, que siempre aparece cuando menos se le necesita, se han aliado para en poco más de diez minutos, sembrar el pánico entre los residentes de la zona, los cuales cubos en mano unos, y otros con alguna que otra tímida manguera de agua, hacían maravillas para que el fuego no llegara a sus casas. Han sido minutos de pánico y agobio, al tener que soportar las altas temperaturas que se alcanzan en un incendio. Por suerte, hemos sido varios vecinos los que nos encontrábamos por la zona, unos trabajando y otros de paso. Con el paso del tiempo, el humo ha alertado a más vecinos, sobre todo a los que poseen alguna cerca o corral por la zona y esto ha hecho que se sumaran más voluntarios al trabajo de apagar las llamas.

Sin duda alguna que la suerte ha estado de nuestra parte y dicho viento en ningún momento ha cambiado su dirección, con lo que ha sido más fácil el poder apagar el fuego. Fuego que nos engañaba a todos, cuando te creías que lo tenías controlado y apagado, el aire volvía avivar las llamas y el pasto volvía a arder.
Hasta el lugar de los hechos, se han desplazado una pareja de la guardia civil, un guarda forestal, una pareja de policías municipales y el reten de incendio de Garciaz. Localidad que dista de Huertas en al menos cuarenta kilómetros, los cuales han recorrido en tiempo récord. Así casi una hora después y con el incendio controlado por los vecinos, han hecho acto de presencia y con sus mangueras, han refrescado la zona y apagado algún conato que todavía quedaba humeante.

Una experiencia desagradable sin duda, aunque por desgracia no es la primera vez que la sufro en mis carnes. Con la ropa oliendo a humo, nos hemos reincorporado al trabajo, todavía con el susto en el cuerpo por un lado, pero por otro, con la satisfacción de saber que aunando esfuerzos, todo se consigue.
Gracias a todos los que habéis perdido parte de vuestro tiempo en ayudar a apagar el fuego y sobre todo, mucho cuidado en lo que resta de verano con los incendios que en cualquier sitio y lugar, se pueden declarar en tiempo récord.


Y ya desde aquí, volver a pedir el tan ansiado reten de bomberos que debería tener Trujillo. A nadie se le escapa lo lejos que nos caen todos, con lo deprisa que corre el fuego, aunque es verdad que hoy por lo menos, se han portado como unos profesionales, que nunca me atreveré a poner en duda, el gran trabajo que realizan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario