Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

domingo, 11 de agosto de 2013

Capitulo 510: V Convivencia de peñas de fútbol.



Y con este año van cinco, en donde seguimos demostrando a todo el mundo, como a pesar de todo, el mundo del futbol no tiene por qué ser todo negativo. Ya sabemos que en los tiempos que corren, parece difícil poder escribir, como aficionados de varios equipos distintos de futbol, juegan un rato todos juntos y luego comparten algunos refrescos y algo de comer.

La verdad que son muchas cosas las que hay que mover para tan solo un rato. Muchas vueltas de aquí para allá, muchas compras con poco dinero y muchos dolores de cabeza. Pero a pesar de todo, merece la pena el resultado cuando todo ha pasado. Ver el campo de las nieves como estaba anoche de gente joven, te anima a seguir preparando dicho evento por los siglos de los siglos.

La excusa del futbol sabíamos que podía ir en nuestra contra, puesto que, a el que más y el que menos, le gusta competir. Pero con el paso de los años, muchos de los participantes van demostrando con su sapiencia, que no todo en el mundo es competición, que se puede pasar un rato a gusto con toda la gente, y que a pesar de tener distintos gustos futbolísticos, todos cabemos en el mismo lugar, e incluso podemos además de jugar, pasar un día de lujo.

Da gusto recibir a gente nueva que no quiere dejar pasar la oportunidad de acompañarnos. Saben que dicho día es un acontecimiento único por los alrededores, que incluso los clubes de futbol a los que pertenecen dichas peñas, se quedan anonadados cuando se les mandan los carteles del evento. No quieren creer cómo es posible la unión de tanta gente de diversos equipos de futbol. Ojala y algún año pudieran vivirlo con nosotros en vivo y en directo, se darían cuenta de que hay un pueblo en la vieja Extremadura, que da lecciones de convivencia y comportamiento. Sobre todo a los borregos que hacen del futbol, un acontecimiento donde no puede ser posible, que rivales de diversos equipos, puedan y deban llevarse bien.


Anoche varias personas se animaron por vez primera y seguro que hoy cuando se hayan levantado, una sonrisa les ha acompañado a lo largo del día. Poder ver jugar al futbol a gente que tiene que pasar un año entero para que vuelvan a hacerlo, no tiene precio. Las carcajadas ante esos resbalones, esas caídas y esos errores garrafales a la hora de dar una simple patada al balón, son síntomas que hacen de este dia un evento especial, que entre todos tenemos que ser capaces de que no se pierda en el tiempo. Y creo que vamos por buen camino, viendo la juventud que año tras año nos acompaña, y que incluso nos ayudan a la hora de preparar dicho evento.


Hoy limpiando el escenario hemos pasado calor, pero también es reconfortante el recordar lo vivido la noche anterior. Esas risas de unos y otros al recordar la caída de alguno de nosotros, o el efecto que a última hora nos hizo el alcohol en nuestro cuerpo, hace que sin duda sea más llevadero, el volver a colocarlo todo y dejarlo otra vez como estaba.

Un año más esto no hubiera sido posible de realizar sin la colaboración e implicación de la persona que mejor puede organizar dicho acto. El único que en los tiempos que corren sabe hacer milagros con el dinero. Que cinco años después, seguimos poniendo la misma cantidad de dinero y seguimos haciendo posible el que, un grupo bastante numeroso de personas, pueda comer y beber sin pega ninguna. Este señor no es otro que el miembro de la peña bética de Huertas, el señor Ponte.

Además de este señor, tenemos que seguir dando las gracias a todos los que el día siguiente madrugan a pesar de acostarse tarde, para ayudarnos a limpiar el recinto. A los cocineros que año tras año y sabiendo que la temperatura es alta, no les importa ponerse delante de la parrilla. Este año hemos echado de menos a uno de ellos, que por problemas de trabajo, no ha podido acompañarnos. Su puesto lo ha ocupado magistralmente nuestro amigo J F, que con el señor Patines, fueron capaces de dar de comer a más de cien personas, entre mayores y niños.




Hoy escribiendo este pequeño homenaje al acto, me sigo acordando de aquel primer año que apostamos por ello. Quién nos iba a decir a nosotros que un día después de acabarse la quinta convivencia, estaríamos ya organizando la del año que viene. Entre todos podemos mejorar dicho evento, que aunque parece que todo es perfecto, siempre hay cosas que se pueden hacer mejores.






Dar las gracias también como no, al grupo de tiempo libre que se ofrecieron gustosamente a entretener a los chavales, mientras se disputaban los partidos. Gracias Richard, a ti y todos los tuyos por esa labor tan gratificante y poco ruidosa que hacéis.

El año que viene nos volvemos a ver, con la misma ilusión que todos estos años atrás.


Gracias a todos por acompañarnos y hacer posible este día.

1 comentario:

  1. Enhorabuena por ser capaces de organizar y disfrutar de una jornada que en muchos sitios ni siquiera serán capaces de imaginar, aunque viendo cómo funciona la intendencia, creo que tenéis el futuro garantizado.
    Según las fotografías y en cuanto a los colores de las diferentes camisetas, mejor ni comentar, ya que todos sabemos que hay una que destaca sobre el resto.
    Buen verano para todos.

    ResponderEliminar