Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

domingo, 19 de mayo de 2013

Capitulo 484: Ruta a Santa Rita, 2.013.




Un año más realizamos la ruta hasta el pueblo cercano de Santa Cruz de la Sierra, en cuya iglesia se encuentra la Santa. Desde hace muchos años es tradición el ir andando hasta dicha iglesia desde cualquier pueblo cercano.

Esta mañana a las siete, salíamos de la plaza de Huertas, donde habíamos quedado como siempre. La verdad que esperábamos la afluencia de más gente que nos acompañara, puesto que es un ritual muy habitual, el ir hasta dicho lugar. De todas maneras hemos sido catorce las personas que nos hemos animado a hacer dicha ruta.


La mañana estaba más fresquita de lo que en esta fecha suele ser habitual, por eso todos los integrantes de la ruta, íbamos bastante más abrigados que domingos anteriores.
El paisaje en la ruta de hoy, no tenía nada que ver con la misma ruta que hicimos el año pasado. Hoy había mucha más vegetación que el año pasado y la verdad que da un poco de miedo el ver lo alto que esta el pasto por los cordeles, donde antiguamente, podía pastar el ganado. De esa manera se aseguraban que no pudiera pasar ninguna catástrofe, en cuanto a incendios nos referimos. Hoy en día está prohibido el hacer eso con el ganado. Leyes absurdas que nadie entiende, como tantas cosas. Esperemos no tener que lamentarnos.


Volviendo a la ruta, al pasar por Trujillo se nos unía otra senderista mas, una habitual en el grupo y que la venia mejor esperarnos en la ciudad. El aguazo caído la noche anterior, nos hacia mojarnos los pies nada más que pisaras algo de yerba. Así, hemos ido cumpliendo los veintiún kilómetros que nos separan desde Huertas hasta dicho pueblo.



En nuestra habitual parada para comernos las viandas, nos alcanzaba otro grupo de senderistas que habían salido una hora después, desde la ciudad de Trujillo. Así después de recoger los bártulos, seguíamos nuestro camino, el cual dejaba de transcurrir por el cordel, para tener que coger el asfalto. Menos mal que no es mucho tramo de la ruta, el que transcurre por dicho lugar.



Después de casi cuatro horas, alcanzábamos la plaza del pueblo, donde nos esperaban algunos familiares para con sus coches, traernos de regreso a nuestro pueblo.

Una ruta muy bonita y amena, con una temperatura excelente para andar. Otra más que queda apuntada en nuestra memoria



No hay comentarios:

Publicar un comentario