Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

martes, 15 de mayo de 2012

Capitulo 291: A veces, es mejor hacer caso al pueblo.






Había una vez un pueblo, en algún lugar de Extremadura de cuyo nombre no hace falta que me acuerde ni que aquí lo escriba, en el que prácticamente solo mandaba el cura y sus súbditos. Este hombre es cierto que era un gran trabajador para y por el pueblo, tenía sus detractores y también sus "aplaudidores", que aunque a veces no les cuadraba las cosas que hacia aquel cura, ellos, le seguían alabando, aunque les jodiera de lleno sus decisiones.

Un año en tiempo de vacas flacas, varios habitantes del pueblo le pidieron que las “comuniones”, pasara de celebrarlas en domingo a hacerlo en sábado, puesto que era notable que a todos los implicados les vendría mucho mejor que estas fueran en sábado.
Este hombre, el señor cura, les respondió igual que responde siempre a la gente que le propone cosas que ha él no le cuadran, les dijo que eso no podía ser, que la tradición era celebrarse siempre en domingo, que el día del señor es el domingo y era cuando debían de celebrarse las comuniones. Después cambió el tema y no volvió a dejarles pronunciar palabra

Uno de los padres que fue a proponerle tal cambio, era bastante hábil hablando y tenía el don de hablar bastante bien, los demás acompañantes, no se desenvolvían nada de bien hablando y menos delante de un cura, los tacos eran habituales en sus coloquios y no poder pronunciarlos delante de aquel señor, les cortaba a la hora de revelarse.

Pues mire usted, empezó diciendo aquel padre. Que sepa, que por culpa de su negativa a cambiar el día de las comuniones, el carnicero, ese día no venderá mas carne, el del comercio de droguería, no venderá ninguna colonia ni tampoco ningún desodorante, que fácilmente se puede haber dejado olvidado alguno de los invitados que vienen de fuera. El de la farmacia no venderá ninguna “aspirina” que haga falta a los forasteros. Los dueños de los bares, se apañaran ellos solos y tampoco contrataran a nadie, total, dicen que para un rato no merece la pena ese esfuerzo. Que sepa usted que en los tiempos que corren, dejar de recibir a mas visitantes en el pueblo es un lujo, porque seguro que siendo las comuniones en sábado, tendrían ganancias todos los que antes le he nombrado y si ellos ganan, aunque solo sea uno, llevaran alguna limosna al cepillo de la iglesia, puesto que no contaban antes con ese dinero. A usted le miraran de otra manera, incluso más de un ateo dueño de algún establecimiento, le dirigirá la palabra de forma más amena a lo que ahora es habitual.

El cura se quedó un poco pensativo, más de lo normal ante tales palabras, porque antes jamás le habían puesto en esa tesitura, al cabo de algunos segundos, le dijo al padre:
“La verdad que son buenas razones las que usted me da”, pero le sigo diciendo lo mismo, el día del señor es el domingo.

Ya, le dijo aquel padre, entonces en otros pueblos que hacen las comuniones en sábado pasan del día del señor, ¿no?

El cura que no estaba acostumbrado a tales intimidaciones, empezó a resoplar y a cambiar de tema, hasta que el padre le volvió a acusar: Si usted no cambia el día, nuestros hijos no harán la comunión en su parroquia, aunque nos cueste más dinero a todos mover a todas nuestras familias………
Vosotros veréis lo que hacéis, estáis en vuestro derecho a hacer lo que se os ocurra.

Después de convocar una asamblea extraordinaria en la asociación de vecinos, esos padres han conseguido el número de firmas suficientes para ponerlas encima de la mesa del párroco, Este al ver tales papeles, no ha tenido más remedio que cambiar la fecha de las comuniones.

Dos años después de aquello, nadie se acuerda de que las comuniones antiguamente eran en domingo, además que han conseguido también el año que hay más de 15 niños, partirlas en dos sábados, así todo el pueblo en el mes de mayo está a tope de gente y la renta del mismo, ha subido en casi todos los hogares solamente por el simple hecho, de cambiar las comuniones de día.

No es tan difícil como algunos lo pintan.

3 comentarios:

  1. Joder, este cura me recuerda al de las huertas.

    ResponderEliminar
  2. pues si tienes muchas razones ...pero torrecillas por desgracia no es las huertas.... pero tenemos lo que nos merecemos ehorabuena por el articulo...

    ResponderEliminar