Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

lunes, 14 de mayo de 2012

Capitulo 290: Eternamente agradecido.






Una de las cosas más gratificantes que me están ocurriendo desde la publicación de mi primer libro, ha sido el poder compartir con los lectores del mismo sus impresiones.

No siempre tienen porque ser buenas, es más, como ya dije en anteriores artículos, hasta prefiero que algún lector me dé un “palito” de vez en cuando, es mejor para mi futura carrera como escritor, que tus lectores te pongan las cosas claras desde el principio, para en el futuro saber por dónde debo caminar.
Es muy gratificante que algunos te comenten que el final es triste, que si puede haber segunda parte, que porque no le hice un poco más largo, etc. Todo eso me ha hecho volver a pensar en mi libro, tanto, que ya tengo en mente quizás empezar a escribir de nuevo y aprovechar este estado de ánimo que tengo ahora y que nada tiene que ver con aquel estado que me llevo a escribir mi libro, aunque quizás tenga que agradecer a aquel momento “malo” de mi vida, sin él, este libro no hubiera visto la luz o hubiera sido un libro como otro cualquiera, con un final que todo el mundo esperaba y que a mí no me hubiera gustado para él.

Hoy recibí la visita de una mujer mayor, a la vez muy inteligente y culta, con miles de libros a sus espaldas leídos y con varios de cientos de poesías escritos que pronto verán la luz también y podremos leer todos y disfrutarlos. Es un orgullo que una mujer como esta venga a tu casa a que le dediques el libro y a la vez te comente parte del mismo. Uno se queda ante tal petición casi sin palabras, yo que solo soy un escritor principiante y casi sin público, de repente estas visitas de gente culta te suben a una nube y ahí me quedo un rato a pensar…… será que el libro merece la pena, es la conclusión con la cual acabo antes de volver a la realidad.

Merche, que así se llama la mujer, ha estado debatiendo conmigo el final del libro, y quizás ella en el final que esperaba, podía tener razón, pero lo bueno de poder hablar con el autor de un libro es que si explicas lo que querías narrar y el estado en el que estabas mientras le escribías, puede hacer cambiar de parecer a cualquier lector y ella así me lo ha comentado al acabar nuestra charla, como me gusta el roce cercano con gente mayor que han vivido tantos y tantos momentos de todo tipo en sus largas vidas, el día que los vamos perdiendo es cuando nos vamos dando cuenta lo que dejamos escapar.

Antes de despedirnos me ha instado a que me comprometa a que no sea mi último libro y yo todavía sin creerme aquella visita, la he dicho que quizás “palacio de cristal” tenga segunda parte, la sonrisa que he visto en su cara me lo ha dicho todo, a esta mujer el libro la ha encantado y solo por gente como ella y todos los que ya le han leído, quizás merezca la pena embarcarme en la aventura de escribir la segunda parte, aunque una cosa he aprendido, despacito y con buena letra se hacen las cosas mejor, que con prisas y con la intención de hacer solamente negocio. Nuevamente, muchas gracias a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario