Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

lunes, 20 de marzo de 2017

Capitulo 819: Ruta en el quinto aniversario.



Y sin darnos cuenta este domingo volvíamos a las callejas, las nuestras, las de toda la vida. Las que si no es por senderistas y ciclistas, estarían intransitables para pasar por ellas, si no las había usurpado ya algún vecino de la propiedad lindante.


Hace cinco años que empezamos a caminar un grupo de amigos del pueblo de Huertas, sin necesidad de legalizar nada, ni tramitar ningún papel, solo ganas de conocer nuestros alrededores y poco a poco conocer también, nuestra comunidad autónoma.
Lo vamos consiguiendo y hemos creado un cariño especial entre todos los miembros del grupo, que uno no se imagina un solo domingo sin caminar junto alguno de ellos.


Unas veces muchos, otras veces menos, pero siempre sigue intacta la llama que generamos hace hoy justo cinco años.

Ayer decidimos celebrarlo por nuestros alrededores. El río Magasca es buen lugar para hacer senderismo y a las ocho de la mañana, nos juntábamos cinco amigos en la plaza de Huertas. Desde allí buscamos las traseras del Campo de las Nieves para darnos de bruces con la autovía que hizo polvo nuestro berrocal, sin que nadie se opusiera a ello. Se tragaron callejas como el que se come un donut y nadie ha sido capaz hasta la fecha, de preguntar el porque de aquel atropello.


La siguiente parada, la calleja que nos lleva hasta el famoso cancho de la Niña, calleja que gracias al agua caída esta rebosando agua. Risas al meter algún pie en el agua y mas adelante alguna caída de un servidor que como no bese el suelo, no estoy tranquilo haciendo una ruta.
Me gusta andar con amigos que hace un tiempo que no venían, tenemos tantas rutas que comentar que se nos hace corto el día. Muchos proyectos para los meses venideros y esperamos que se sumen mas amigos en futuras rutas.



Cuando llegas a las proximidades del río Magasca se respira un ambiente precioso, donde las flores se han adueñado de todo el campo y el agua corre un poco mas limpia al estar funcionando ya la depuradora de las "Huertinas".



El muerdino al lado de uno de tantos puentes que tiene este rio, aunque de muchos solo queden los pilares. Se ve algún cortijo arreglado y otros muchos en el suelo, y nos duele pensar en el esfuerzo que harían sus dueños por construirlos.
Después de una amena conversación con el pastor de la finca, hemos seguido caminando hasta alcanzar los alrededores de nuevo de la autovía, para cruzar el puente y llegarnos hasta Las Huertas de la Magdalena. Desde allí solo nos queda subir hasta nuestro pueblo, con ganas de terminar de caminar puesto que la calor se hace intensa por momentos.

Un par de refrescos en el bar del pueblo antes de despedirnos hasta el domingo que viene, donde ya tenemos prevista la ruta que vamos a realizar.

Nos vemos por las callejas.
La ruta


No hay comentarios:

Publicar un comentario