Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

martes, 21 de febrero de 2017

Capitulo 811: Putas migrañas.



Cuando un día normal y corriente como otro cualquiera de duro trabajo, puede cambiar a ser una mierda de día. Es en un momento, como el que pasa a la siguiente hoja del libro que estudia o lee. Como el que al dar a vuelta a una esquina, se encuentra en peor estado de salud que antes de girar.

Es tal la impotencia que uno siente que lo único que nos queda es aprender a vivir con ellas. Pero que mal se vive así.
Todo comienza en mi caso con un hormigueo en la vista, la cual pierdo en un treinta por ciento por lo menos y de lejos veo mas bien poco. Hay veces que es peligroso hasta hacer algún ejercicio como el conducir, o si te pilla encima de un tejado, o mejor es bajarse del mismo antes de que la vista vaya a menos.

El hormigueo se apodera de casi toda la vista y lo único que deseas es estar a oscuras, pero hay veces que es imposible hacer este ejercicio, por lo que uno va aguantando las envestidas como puede y desea que la vista vuelva en su totalidad. No se puede controlar lo que tarda dicho fenómeno, hay gente que le dura minutos y a otros les dura horas, yo en este caso no tengo mala suerte, puesto que se me pasa pronto.
Lo peor viene después, cuando un dolor intenso de cabeza se apodera en la parte de las sienes y cuesta hasta agacharse a hacer cualquier cosa, ante los pinchazos que me dan.
El trabajo que tengo no ayuda mucho a que se pase pronto el mal estar y ya me acostumbro a convivir con este fino dolor de cabeza que logro combatir en poca medida, con alguna pastilla que me tomo. He probado tantas que ninguna te quita del todo el dolor, por lo que tienes que saber que ese día estarás todo el día con mal cuerpo.

Hay gente que incluso se le agarra al estomago y le hace vomitar o te suelta el vientre, a mi antes no me pasaba esto, pero las ultimas veces que me han visitado las malditas migrañas, parecen querer venir acompañadas de males mayores. Tengo mal cuerpo y el estomago me duele.

He leído tanto sobre ellas en Internet, que es un mundo fascinante el poder estudiarlas. Con todo lo que hay inventado en medicina, contra las migrañas queda mucho por averiguar. Estaría bien que alguien cogiera el toro por los cuernos y diera un paso al frente para conseguir un fármaco que nos aliviara estos malditos días en los que en apenas cinco minutos, dejan de ser días buenos o normales, para convertirse en días insoportables en lo que mejor que podemos hacer los que sufrimos este fenómeno, es acostarnos pronto. Por lo menos dormidos estamos a salvo de dolores, aunque mañana todavía la cabeza, nos recordará que el día anterior vino a visitarnos las malditas migrañas.

Os acompaño en el sentimiento a los que sufrís esta maldita enfermedad que según estudios, sufrimos entre el doce y dieciséis por ciento de los españolitos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario