Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

viernes, 30 de septiembre de 2016

Capitulo 766: El lado oscuro de las fiestas.



Amanece y toca trabajar, el otoño se va apoderando poco a poco de las horas de sol y cada día el astro rey sale mas tarde. Nos quedan quince días para que el pueblo se engalane con sus mejores atuendos y el que mas y el que menos, salga de casa algo más que lo hacemos durante el resto del año.

Mientras unos descontamos días para dejar nuestros trabajos y obligaciones diarias a un lado durante la semana de fiestas, los propietarios de negocios del pueblo comienzan con sus labores que año tras año suelen hacer mecánicamente. Todos tienen aprendida la lección del año anterior y saben perfectamente lo que hay que organizar día tras día.

Desde mi obra oigo a Tía Petra subir las persianas. El primer suspiro pronto aparece y la primera bebida que se lleva a la boca es una tila. Sus pensamientos están en todo lo que tiene que preparar para que el negocio familiar, pueda seguir dando a todos los visitantes el mismo trato. Las gambas al ajillo es un manjar, pero nadie que no sea ella, sabe el trabajo que lleva preparar una ración de las mismas.
!Que ganas de que llegue el día se la Salve! dice en voz alta para hacerme de rabiar. Yo dándome por aludido la hago de rabiar a ella diciéndola la cantidad de comidas que la quedan por preparar y la sigo haciendo de remoler, al comentarla que este año va a venir mas gente a nuestras fiestas, puesto que hemos dejado la crisis a un lado y los cuatro duros que tenemos los vamos a gastar en divertirnos, que falta nos hace.

En una casa muy cercana Dioni, se levanta sabiendo que encima de la mesa el carnicero del pueblo le ha dejado no se cuantos kilos de carne, para preparar muchos de los guisos que estas fiestas entre todos, daremos cuenta de ellos. Como una profesional no se agobia, poco a poco entre fogones, va haciendo tres o cuatro cosas a la vez y yo me quedo flipado mirando las manos que tiene para la cocina. Ahora pico cebollas, ahora me lío con los ajos. luego pico patatas y así, quince días de las fiestas, ellas ya han empezado.

Los dueños de los bares se afanan en buscar buenos trabajadores que sepan estar en unas fiestas de mucho aguante, puesto que no es el típico apretón de un rato y si la constancia de un día tras otro aguantando a gente pasada de vueltas la mayoría de los días.

Sabiendo que son personas como nosotros, con la mala suerte de tener que trabajar en fiestas, pienso que deberíamos portarnos de forma correcta con todos ellos, sin agobiarlos a la hora de pedir nuestras consumiciones y sabiendo que los días son muy largos y hay comida y bebida para todos.

También me gustaría que los habitantes de Huertas diéramos ejemplo de limpieza, recogiendo los restos de nuestros botellones. Seria la ostia que saliéramos en las noticias por ser el pueblo mas limpio de Extremadura... Misión difícil, pero no imposible.

Pues nada, tratad a las personas que nos visitan como nosotros sabemos hacerlo, a los nuevos hay que inyectarles las fiestas en vena, para que tarde o temprano vuelvan y los autóctonos saber que somos ejemplo de nuestros pequeños y el futuro de nuestro pueblo pasa por ellos.

Quedan inauguradas oficialmente las fiestas del Rosario 2.016. Disfrutad maldit@s!!!!







No hay comentarios:

Publicar un comentario