Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

domingo, 23 de febrero de 2014

Capitulo 565: Ruta en Montánchez.






En la mañana de hoy domingo volvíamos a nuestras callejas y las elegidas hoy se encontraban en la localidad de Montánchez, la cual dista de nuestro pueblo en unos cuarenta kilómetros mas o menos. Sin duda alguna que de todo el terreno que tengo visitado por Extremadura, las tierras de Montánchez son las mas parecidas que puede haber a nuestro berrocal trujillano, y es que hoy cerrabas los ojos por momentos y al volverlos a abrir, parecía que estabas en el conocido paraje trujillano del "espolón". Piedras iguales, callejas parecidas y casi el mismo berrocal, daban pie a la confusión.


A las siete y media de la mañana quedábamos en la plaza de Huertas. Allí sabíamos que faltarían senderistas de los mas habituales por causas mayores. Por eso teníamos serias dudas de que nos juntáramos un buen numero de personas hoy. Día en el cual teníamos la invitación de nuestra compañera y amiga Karin, para acompañarla hasta su casa y comer con ella.
Haciendo memoria creo que que al final nos hemos juntado trece senderistas aquí en Huertas y allí, en Montánchez, nos esperaban dos amigas mas que se unían al grupo.


La ruta de hoy la tenia bien preparada nuestra amiga Karin, la cual se había preocupado minuciosamente de cuidar todo tipo de detalles. Que fuera bonita, no muy larga y circular. En definitiva lo que solemos ir buscando casi todos los domingos, casi dieciséis kilómetros han salido al final.
 De esta manera dejábamos los coches antes de llegar a la localidad de Montánchez, para desde allí, iniciar la subida hasta el pueblo por una espectacular calzada romana, la cual gracias al agua que corría por ella, la hacia mas hermosa aun.


El tiempo sin duda que nos ha jugado una mala pasada, puesto que todas las previsiones eran de que hoy haría un día espectacular y sin embargo al llegar al lugar de partida, un molesto aire nos daba la bienvenida. Aunque después de haber realizado la ruta, casi que ha sido lo mejor que nos podía haber pasado, puesto que las cuestas que hemos subido hoy si emparejamos con un día caluroso, hubieran hecho mucha mella entre los senderistas.



Una vez alcanzado el pueblo típico de jamones, era de obligado cumplimiento subir hasta su castillo, a pesar de que ya le tenemos visitado en alguna que otra ocasión, pero las vistas que desde allí puedes apreciar, pueden con todo lo demás. Allí el aire era casi insoportable y no apetecía mucho estar en su interior demasiado tiempo. Por eso después de hacer varias fotografías, hemos optado por el descenso hasta el pueblo, para buscar una hermosa calleja que nos volviera a alejar del mismo.
Sin duda alguna que esta calleja a pesar de ser cuesta arriba casi en su totalidad, ha sido lo mas bonito de la ruta. Ver castaños sin hojas y abundante agua  por todo el recorrido, hacían de dicho lugar un cuento de hadas, que en muchas de las películas que se ruedan, no llegas a ver.



Buscando un lugar refugiado del aire, hemos optado por comernos el bocadillo, el cual ha estado amenizado por todos para felicitar a una de las componentes del grupo, que hoy cumplía años.

Una vez recogido todo hemos seguido caminando a buen ritmo, puesto que nos quedaba aun mas de la mitad de la ruta prevista. Al pasar por el lugar donde se encuentran las antenas que dan señal a todos los pueblos de la comarca, hemos decidido algunos miembros del grupo subir hasta ellas, para poder apreciar y degustar, las magnificas vistas que desde allí se divisan.



En el momento que nos hemos vuelto a reunir todos, hemos puesto rumbo al pueblo de Montánchez para buscar los coches y emprender el camino de regreso, eso si, parando antes en el pueblo ya conocido de Benquerencia, para todos juntos comernos unas pizzas, las cuales las ha preparado de forma magistral como nos tiene acostumbrados a todos, nuestra amiga Karin.
Allí entre risas y alboroto hemos pasado la mediodía, degustando un manjar totalmente casero, que uno la verdad que come pocas veces.


Recogido todo y echas las pertinentes despedidas, nos hemos vuelto a las Huertas con la sensación de haber pasado un domingo estupendo, en buena compañía y sobre todo divertido. Con esto ultimo es con lo que me quedo, puesto que casi dos años después de haber iniciado esta andadura, creo que el buen ambiente sigue reinando en nuestro grupo en el cual mas que conocidos, creo que tengo verdaderos amigos.


Gracias a todos y en especial a nuestra rubia alemana la cual es una mas de la familia.

Nos vemos por las callejas.

La ruta de hoy.





No hay comentarios:

Publicar un comentario