Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Capitulo 389: Ruta Puerto de Santa Cruz.







Un domingo mas y van unos cuantos, llegábamos al pueblo con la sonrisa en la boca, cómplice de que un día mas habíamos logrado nuestro objetivo y no solo eso. Encima nos lo pasamos bien, nos reímos un montón y desconectamos del día a día que a unos por un motivo y a otros por otro, nos viene de lujo.

A pesar de que mucha gente nos había comentado a unos y a otros su asistencia, hemos vuelto a ir casi los mismos de siempre, eso sí, con dos nuevas incorporaciones que seguro que repiten, una vez han comprobado el buen rollo que existe y lo bien que lo pasamos. Desde aquí vuelvo a insistir en que puede acompañarnos quien quiera, que da igual si ha venido alguna vez o no, que aquí no hay ningún requisito para ser del grupo, a pesar de que ya se va hablando de legalizar la situación. Aunque otros pensemos que es mejor ser ilegales y sobre todo pasotas. Mejor es ir a nuestra bola y nuestro rollo.

A las ocho como todos los domingos quedamos en la plaza de Huertas, aunque algún despistado gracias a las informaciones de uno de los miembros del grupo, que puso en el pilar, a lo que otros entendieron como pilar viejo. Para no volver a caer en ese fallo, que conste en acta que siempre y digo siempre, saldremos desde la plaza de Huertas, vayamos donde vayamos. El caso que hubo un pequeño despiste subsanado a tiempo.

Cogimos los coches y nos encaminamos hacia el Puerto de Santa Cruz. Aquí tengo que añadir que cuando hagamos rutas donde vamos en coche, es mejor el saber quiénes vamos, para de esa manera saber los coches que tenemos que disponer. El caso que a las ocho y media estábamos en la plaza de dicho pueblo, que es bastante coqueta a pesar de ser pequeña. Cada vez que vamos a algún pueblo cercano al nuestro, siento verdadera envidia de pasear por calles bien pavimentadas, aceras anchas donde puedes ir paseando. Limpieza en sus calles, vamos, que no pongo mas porque ya sabéis todos a que me refiero. Eso sí, parecía un pueblo fantasma donde si acaso hemos visto a cinco o seis personas. Queríamos progreso, pues eso es el progreso, pueblos en mitad de carreteras que al construir autovías, se quedan como eso, en pueblos fantasmas y llenos de personas mayores.

La ruta de hoy, volviendo a ella, no tiene nada que ver con la anterior que hicimos desde Santa Cruz. Está claro que esta es más dura y más empinada, aunque me imagino que los metros son los mismos. La que ya conocíamos es más suave en su inicio, esta desde el primer metro estas apretando los pies para subir. Lo mejor sin duda, ha sido el día tan bueno que hemos tenido, a pesar de hacer un poco de fresco, sobre todo arriba del todo donde el aire soplaba con más fuerza que al comienzo.

El que mejor se ha portado, ha sido el niño que se ha atrevido a venir con nosotros, Gabriel, el cual ha subido como un campeón y mucho menos cansado que su padre. A pesar de que es cierto que la pueden hacer niños, recomiendo que suban por la ruta de Santa Cruz, puesto que es más fácil para ellos.







Una vez coronado el cerro, hemos optado por bajar por Santa Cruz, lo cual creo que ha sido un acierto al ver cuando veníamos para arriba, lo peligroso que estaba el terreno con las lluvias caídas. En el poblado celta que ya conocíamos, hemos optado por comernos allí el bocata, un poco resguardados del fuerte aire. Allí hemos pasado un buen rato y saludado a más gente que también hacía la ruta. Un saludo al grupo de Miajadas y a su presidente, que según ellos, le queda poco en el cargo, jejeje.

Pues una vez llegados a Santa Cruz donde acaba la ruta, hemos optado por ir andando hasta el Puerto, donde habíamos dejado los coches, para de esta manera sudar un rato, dado que la ruta se nos había hecho corta. J F como viene siendo habitual en él (se te acaban las escusas, jejej) ha preferido no continuar hasta el Puerto y ha abandonado en Santa Cruz.



Los demás al llegar a nuestro lugar de salida, donde teníamos los coches, hemos apurado el último trago de coca-cola (algunos) y hemos emprendido la vuelta hasta el pueblo.
Sin duda ha sido un día espectacular para hacer fotos y para pasarlo bien, como creo que así ha sido. Dar las gracias a todos por hacerme pasar estos buenos ratos y ayudarme con los ánimos en momentos difíciles. Sin duda estoy deseando siempre que llegue el domingo porque más que compañeros de marcha, sois verdaderos amigos.




Creo que la siguiente la haremos a Torrecillas, con más gente de la mancomunidad. Informaros en  el facebook del grupo.

Hasta otra, amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario