Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

jueves, 13 de octubre de 2011

Capitulo 220: Calambre no hay pan duro.




La verdad que me hubiera sido más fácil escribir sobre el pregonero, si este no me hubiera dicho que lee mi blog, ahora me corto un poco a la hora de hablar de él.

He de decir que solo por el hecho de subirse en aquel escenario y hablar a la multitud que se reúne allí, ya tienen todos los pregoneros que han pasado por las fiestas, todo mi respeto; luego podrá gustar mas o podrá gustar menos a la gente, pero desde que les comunican a los pregoneros si quieren serlo, hasta el mismo día en que dan su pregón, me supongo que serán muchos días sin dormir o si no eso, seguramente de dormir poco, de darle vueltas a la cabeza pensando en esto y aquello, en corregir algo a última hora, en añadir algún tema más que te ha venido a la cabeza, yo que sé cuantas cosas le puede pasar, además de pensar más de una vez que puedes hacer el ridículo, que no va a gustar a la gente, que se les puede hacer eterno y luego hay una buena actuación a la cual ha entrado mucha gente, en fin muchas cosas que tienes que ser muy valiente para pasártelas todas por el forro y tirar para adelante con ello.

El caso que este año, más de uno esperábamos expectantes el pregón de Julián, que coño, de “Juli” Calambre que es como le he conocido siempre, se que más de un Huerteño residente en Barna y que no podía venir a las fiestas por la lejanía y por no tener vacaciones, estuvo mucho tiempo pensándose el venir solo para escuchar este pregón y luego volver a montarse en el coche y salir “zumbando” otra vez para la ciudad Condal, al final se tuvo que conformar con ver los 15 minutos que pude grabar de pregón, (como me arrepiento de no haberlo grabado entero, pensé que otro alguien ya lo haría y por lo que sé, creo que el mío es el trozo más largo que hay sobre ello, una pena).

Entrando en los detalles del pregón, pude comprobar a la vez que estaba grabando, como la gente pasaba de estar expectante a envolverse en las palabras que un Juli, algo nervioso, iba soltando por su boca, fue muy hábil al ir acordándose de su infancia y a la vez no olvidar a sus mayores, con esto, te aseguras que la gente de la edad de tus padres te escuchará atentamente, que la gente de tu edad por supuesto que te escuchara con más atención si cabe y hasta los pequeños que había en la plaza y lo digo por experiencia al estar mi pequeño de 4 años allí conmigo, dejaban sus juegos para empezar a reírse con la gente de la plaza, a pesar de no saber por qué se reían, solo me dijo un par de veces, ¡!“Papá, que tonto está el hombre que habla, solo sabe decir que tiene una burra” ¡!!, me di cuenta como absolutamente nadie salió de la plaza a tomarse ni una sola copa, esto lo sabrán mejor los camareros de los bares aledaños, que ese rato estuvieron fumando más de la cuenta, al no tener que despachar ni una sola consumición, ese hecho siempre es comentado en Huertas en los pregones anteriores, ¿Qué tal el pregón??

Bien, nadie se movió a buscar nada de beber, o también te pueden decir:

Bueno, solo escuché el principio y el final, fui con fulanito al bar a tomarnos algo.

Si te contestan lo segundo, puedes pensar que el pregón ha estado un poco aburrido, quizás el pregonero no ha enfocado el tema como a la mayoría de los asistentes les hubiera gustado, si te pasas con la historia un poco antigua, a los más jóvenes les sonara raro, o si lo haces con historias muy nuevas, a los mayores se les hará raro lo que están escuchando, pero claro, casi todos los mayores suelen moverse menos de las sillas, así que está claro que el pregón hay que enfocarle con viento joven si quieres que nadie se mueva de la plaza.

Esto fue lo que hizo Juli muy bien, también escuché suspirar a más de uno de los allí presentes, cuando tocaba temas sensibles de gente que faltaba, hacia fácil el pasar de estar riéndote a carcajadas a pegar un suspiro e incluso seguro que más de una lagrima en alguno de los presentes resbalo por sus mejillas.
Otra cosa que me gusto fue como habló de un par de amigos sin decir sus nombres, pero que todos a pesar de no ser de su peña, sabíamos a quien se refería, muy hábil en ese aspecto.

Ya finalizando he de decir sin menos preciar a los demás pregones recitados en Huertas, que el de Juli y el de mi amigo Antonio Donaire, son hasta la fecha los que más me han emocionado e incluso me atrevo a decir que son los que más me han gustado y a la vez marcado, puesto que el de Antonio a pesar de hacer ya unos añitos, sigo sin olvidar y ahora confesaré una cosa que a él ya se lo dije, las historias del Planeta Valfer, publicadas aquí en mi blog, están inspiradas en aquel pregón que él se curro de una forma acojonante y que hizo llorar a más de media plaza de la emoción, joder, que recuerdos!!!!

Bueno, pues hasta aquí hemos llegado, enhorabuena al pregonero al que se lo pude decir en persona y en definitiva, enhorabuena a todo aquel que se atreva a dar el pregón de un pueblo o ciudad, espero que cuando le tenga en mano, poder colgarle en mi blog, siempre y cuando su autor me de permiso para hacerlo.


1 comentario:

  1. estoy contigo no recuerdo estar tan atenta en la plaza como este año muy buen temario todo, bien entendido , y tal y como es el fenomenal todo

    ResponderEliminar