Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Capitulo 211: Ni el titulo me sale ultimamente.


                              

Abro el Word una semana y pico después, ¿Por qué tanto tiempo? Pues sinceramente no lo sé, ¿miedo? Quizás esa sea la palabra cuando uno escribe sin ánimo de lucro ni tampoco con ganas de gustar a nadie, aunque nunca vienen mal las críticas, me ha podido tanto halago.

Ahora leo el blog cuando me aburro y yo mismo me quedo alucinado de lo que llevo escrito, ¿he sido yo quien ha escrito día si y día también tantas cosas? De donde me ha podido venir esa inspiración que últimamente no encuentro por ningún lado?? ¿Hasta aquí ha llegado mi carrera literaria? ¿Qué cojones pinta un albañil escribiendo en un blog cosas que ni el mismo se cree??

Preguntas y más preguntas que vuelan mi cabeza y mientras tanto, desaprovecho un montón de cosas que están pasando en la calle y no escribo sobre ellas, ¿¿porque esta falta de ilusión?? ¿Le pasa a todo el mundo que se dedica a las letras?? Creo que sí, aunque a mi durante este año que llevo de literato me ha llegado a pasar, nunca me dio tan fuerte y tanto miedo el volver a escribir. ¿Miedo de que?? Se pregunta mi otro yo, el “yo” cobarde que nunca jamás confió en el “yo” literato. Pues eso, miedo a no poder alcanzar el nivel que yo solito me he ido poniendo y sin darme cuenta ha llegado hasta hoy, si por el “yo” cobarde fuera, el articulo de hoy sería el ultimo de este blog, seguramente escondería la contraseña para que nunca jamás, nadie pudiera volver a publicar nada en el, pero el “yo” literato sigue dándole vueltas a su falta de inspiración y por más que lo piensa no sabe porque ha llegado a tal extremo, de publicar todos los días a no hacerlo en diez días, habiendo pasado por medio un mes más de no probar el tabaco, con lo que ello repercute en su vida y a la vez en el blog, puesto que el mismo nació el día de dejar el tabaco; cree ese “yo” saber de dónde viene la falta de inspiración, pero no se atreve a publicarlo, en eso se iguala al “yo” cobarde por algo son hermanos.

Por lo que más me molesta y me entristece el no publicar nada, es por los lectores asiduos, más de uno extrañado ante la falta de artículos me lo ha preguntado, ¿Estás bien? ¿Te pasa algo? Y yo para salir del paso me vengo arriba y contesto firmemente, “estoy bien, tranquilo, seguiremos escribiendo, me he tomado unos días de reflexión”. Pero la realidad es bien distinta, los días pasan y el blog sigue en blanco y la reflexión no acaba nunca, es más, se ha convertido en miedo, en obligación, en definitiva en una condena, ya no disfruto escribiendo y cuando me quiero poner a ello me lo pienso mejor y me digo, mejor lo dejamos para mañana, y mañana digo que para pasado y al siguiente día lo dejo para el otro y el caso es que tengo muchas ideas en la cabeza, pero, ¿Por dónde lo metemos mano?

Sera una tontería, pero según sigo escribiendo me voy encontrando mucho mejor, me están viniendo muchas cosas a la cabeza de las cuales escribir, pero no me quiero hacer ilusiones, lo mismo mañana no me atrevo otra vez a abrir el Word y pasa otro día mas sin actualizar el blog, ojala y yo mismo me vuelva a sorprender de mi mismo cuando vuelva a echar la vista atrás y me lea y relea los artículos anteriores y me quede alucinado de mi “yo” literato.

Mañana será un buen día para comprobar si he sido capaz de superar la carga que yo mismo me he ido poniendo sobre la espalda, y si no es así, tendré que adoptar un burrito que me ayude a transportarla…..

1 comentario:

  1. Hoy sinceramente buscaba una frase para animarte a que siguas haciendo algo que en los tiempos que corren no es tan fácil … un poquito mas felices…pero que mejor frase que esta.. mucho animo y seguro que vuelves poner esas letras de la forma que a todos nos gusta leer..

    ResponderEliminar