Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

domingo, 18 de junio de 2017

Capitulo 840 : La señorita Custodia.


La señorita Custodia eligió quedarse de estado soltera y no fue precisamente por falta de pretendientes. Hoy me lo recuerda entre risas y algo de pena en el fondo. Los años no pasan en balde y la soledad en casas tan grandes viene cada día antes. No paro, si no barro, friego, sino limpio el polvo eso si, siempre con mi aparato de radio conmigo. Me entretengo con las tertulias aunque de política no entiendo nada, pero en el fondo no hace falta entender mucho. Aquí en Trujillo hace algunos años nos vendieron al señor Casero como el salvador de la ciudad. Iba a acabar con los contratos vitalicios que existen en el ayuntamiento. Iba a acabar con el enchufismo en la ciudad. Los ciudadanos nos emocionamos incluida yo con este señor. Fuimos a votar sin ninguna duda, ni miedo a decir que queríamos que nos gobernara este señor, dándonos igual al partido que perteneciera.

Pero me dice Custodia mientras la arreglo una avería en el cuarto de baño, que por cierto, tiene mas años que Mérida, que a ella le han decepcionado. De ser un equipo amable y siempre abiertos a todos, han pasado a dar largas a todos los ciudadanos que no les caen bien o no son votantes suyos. Se la ve triste y defraudada mientras e su cabeza intenta hacer números para decirme lo que ha pagado de IBI. Con la pensión que tengo hago verdaderos quiebros para poder cumplir con mis obligaciones fiscales, pero cada año me cuesta mas. No dejan de subir impuestos y de bajar las pensiones y así aunque queramos, no podemos.
Todo lo hago por mis sobrinos, que serán quienes hereden esta casa, luego que se las apañen ellos; aunque estoy segura que lo primero que harán sera venderla. Eso si no tienen que renunciar a la herencia, decía la radio ayer que mas de la mitad de las herencias se quedan sin efecto por falta de liquido de los usufructos.

Volviendo a la ciudad de Trujillo me pregunta tía Custodia que si yo veo futuro dentro de la ciudad, y es que según ella cada día trabaja menos gente. Los negocios duran muy poco abiertos y los que sobreviven apenas sacan para los gastos. Los alquileres están por las nubes y son estos propietarios los que mejor viven en la ciudad.
¿Y que me dices de la juventud? los que salen a estudiar ya no vuelven porque aquí no tienen donde trabajar. Esto está lleno de viejos y parados, que se han acostumbrado a vivir con las subvenciones y de vez en cuando trabajar dentro del ayuntamiento.
Y las peleas que hay porque siempre entran los mismos se escuchan por todos los rincones de la ciudad.
Recuerdo la moto que nos vendió este muchacho sobre este tema cuando se presentó para alcalde y que ilusos de nosotros por creerle. Hoy puedo decir bien alto que echo de menos a Jose Antonio y eso que no era de mi devoción, me dice la señorita Custodia.

Y rematando la obra me despido de tía Custodia pensando en nuestra conversación que es la misma que últimamente tengo con todos los paisanos. Trujillo se muere y no será fácil resucitarle, porque no habrá nadie dispuesto a comerse el marrón que los que ahora mandan van a dejar. Una deuda terrible y lo que es peor, una sensación de dejadez y pasotismo por parte de los ciudadanos que parece que nos la trae al pairo lo que hagan con nosotros nuestros gobernantes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario