Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

lunes, 16 de mayo de 2016

Capitulo 735: Ruta en Arroyomolinos de Montanchez,2.016



Después de algunos domingos sin poder salir de ruta por varios compromisos, en la mañana de la jornada dominical día de San Isidro, volvimos a los caminos. Los cuales uno enseguida añora cuando deja de recorrerlos. El lugar elegido por todos para desentumir nuestras piernas, el bonito y coqueto pueblo de Arroyomolinos, en la preciosa y desconocida comarca de Montanchez. La ruta bien señalada y bastante famosa para senderistas, es nombrada como la ruta de los molinos y en tiempo de lluvias constantes como lo ha sido la ultima semana, luce maravillosamente para nuestros ojos y oídos.


Así que a las siete de la mañana volvíamos a sincronizar relojes y en la plaza de Huertas nos dábamos cita ocho senderistas con ganas de pasar un buen domingo y volver a caminar por nuestra tierra.
La primera parada estaba clara, no podemos despistarnos y salir de ruta sin el pan nuestro de cada domingo, producto que compramos en la habitual panadería del motor. Una vez puesta la mercancía a buen recaudo, buscamos la autovía de Caceres para poder llegar al pueblo de La cumbre, desde allí carretera adelante hasta Montanchez y poco mas abajo llegamos al pueblo de Arroyomolinos, donde se produjo una de las mas famosas batallas de la guerra de la Independencia.


La ruta consta de casi dieciséis kilómetros y la verdad que la mitad de ella, uno esta subiendo. Por lo que para desentumir los huesos después de tanto tiempo, no esta mal.
Al poco de comenzar a caminar uno ya va viendo molinos antiguos muy pronto y el aspecto de la ruta cambia por completo. El agua corre alegre por el regato que antiguamente movía todos los molinos del lugar, por lo que debía de ser un verdadero espectáculo este hecho.


Algunas cuestas nos espabilan de verdad y la excusa de hacer fotos es buena para parar cada pocos metros, no se le puede dar mucha caña al cuerpo después de tanto descanso.
Y como el que no quiere la cosa y algo mas de dos horas después llegamos al castillo de Montanchez, otro lugar precioso con unas vistas impresionantes.
Y nada mejor que este lugar para comernos el famoso muerdino, ayer fue la primera vez que logramos comer en el castillo, sin que nos azotara el aire que en este lugar es habitual.






Ya con el estomago lleno la ruta se vuelve cuesta abajo, por lo que hay que tomársela con calma y al llegar a la plaza de Montanchez, algunos de los senderistas son llamados para concursar en un juego de alguna cadena de televisión que por allí andaba grabando. Después de echarnos unas risas continuamos descendiendo hasta el lugar de salida, entre el pasto bastante alto y la calor que ya hacia acto de aparición.
Lo bueno de esta ruta es que hay bastantes fuentes y por suerte e todas corria el agua, por lo que pudimos refrescarnos varias veces, antes de alcanzar de nuevo el pueblo de Arroyomolinos, el cual tiene fama de buen vino, por lo que era un pecado venirnos sin entrar en uno de sus bares para dar fe de ello.



Nos vemos por las callejas.

La ruta






No hay comentarios:

Publicar un comentario