Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

sábado, 19 de septiembre de 2015

Capitulo 680: !Que ya están aquí!



Ese olor a pólvora justo después del ruido del cohete. Ese pequeño dolor de estomago justo antes de escuchar el mismo. Saludos a los participantes. Abrazos a los habituales. Y empiezas a correr como si te fuera la vida en ello. Empujones, codazos, "agarrones" por coger buen sitio. Entrar por el callejón a la plaza, pisar su arena, escuchar algún que otro chillido. Alguna caída, algún resbalón, Escuchar el ya tan famoso "que están aquí" y acelerar lo máximo posible y por fin llegas a los barrotes para buscar tu refugio....
Con el corazón en la boca buscas a tu familia para que te den la entrada que poco después debes de enseñar en la puerta. Poco a poco vamos abandonando la plaza, comentando la carrera y sus consecuencias, empujones, cachondeo, cánticos y otra vez "pa dentro", donde nos esperan los calambucos a unos y a otros las vacas para darlas un pase o dos. O quizás lo uno lleva a lo otro y las dos cosas juntas suelen hacer una mezcla explosiva.

Aquí se mima el ganado. Quizás por que siempre el que se ha toreado era propiedad de los ganaderos del pueblo, cuyas vacas eran cuidadas por muchos vecinos del mismo.
Hoy las da Torremocha, mañana Luis Ricardo, cuidado con la de los Pañeros que son bravas, y así iban pasando los días y nadie se cansaba de capeas y acudía a la plaza para seguir con la tradición.

Hoy en día las capeas gustan a poca gente y se nota la plaza mas vacía año tras año. Si continuamos así cualquier año tendremos una verbena y poco mas. Un buen amigo me decía días atrás: A mi las capeas no me gustan, pero voy a la plaza. Dentro de los barrotes con las tonterías que dicen unos y otros me lo paso bien. Hay días que no veo ni una sola vaca y otros días solo me asomo cuando escucho chillar, para ver a quien ha pillado. Reconozco que si a la gente que no le gustan las capeas dejáramos de entrar en la plaza, las fiestas decaerían en su totalidad y eso no me gustaría que ocurriera, por eso voy todas las tardes a la plaza.

De nosotros dependen nuestras fiestas, aquí nadie te da las cosas hechas y todo tiene su precio, por eso llevan tantos años en el "podium" de las mejores de la comarca. Debemos seguir haciendo hincapié en ello y animar a que la gente participe en los festejos. Reír, cantar y compartir, antes de que llegue a nuestras vidas el triste y largo invierno. Pero de esto último ya sabéis los Huerteños, no hace falta que nadie os lo diga.

Vamos gente, que ya están aquí!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario