Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

domingo, 19 de octubre de 2014

Capitulo 606: Ruta en Herguijuela.



Después de varios días de letargo por culpa de varias cosas, el grupo de senderistas de Huertas De Ánimas, se volvía de nuevo a poner en ruta.
El lugar elegido para el estreno de la nueva temporada ha sido una ruta en el cercano pueblo de Herguijuela, al cual me une familiarmente, por parte de abuelo materno. Cuya familia era nativa de allí. No se si por esta unión, el caso es que dicho pueblo siempre me ha caído simpático y son varios los vecinos a los que conozco y con los cuales hablo regularmente.


La ruta elegida para hoy no es muy larga, aunque si tiene varias rampas que son bastante duras. Lo bueno es que dichas rampas son ascendidas nada mas comenzar, por lo que cuando el día va templando, lo mas dificultoso te lo has quitado ya.
A las ocho de la mañana nos citábamos en la plaza de Huertas, allí once senderistas esperábamos a los mas rezagados, antes de montarnos en los coches. Pasar por la panadería y comprar pan, es parte de la monotonía de las rutas.


Un cuarto de hora después, llegábamos al lugar donde arranca dicha ruta. Con buen aparcamiento para nuestros coches, comenzábamos la ascensión. Esta ruta es de las que hace tiempo señalizó Adicomt, no estaría de mas que dieran alguna vuelta por las rutas marcadas, algunas de las cuales hemos podido comprobar con nuestros ojos, el abandono que hay sobre ellas. Hoy sin ir mas lejos, un zarzal inmenso tapando una de las callejas, ha hecho que tuviéramos que dar un buen rodeo, y gracias a un lagareño que nos ha dejado cruzar por su lagar, ha evitado que nos perdiéramos mas de lo que ya estábamos. Creo que no es nada costoso estar sobre estas cosas.


Una vez que volvimos a dar con la calleja perdida, hemos seguido ascendiendo. Este trozo de la ruta es sin duda el mas bonito y espectacular. El agua caída durante el ultimo mes, ha hecho que podamos disfrutar todos de un otoño espectacular. En dicha zona hemos visto montones de setas, espárragos, membrillos, granadas, aceitunas a punto de ser recolectadas. Higos chumbos muy maduros y sobre todo, madroños, cientos de madroños que con su fruto maduro, pintan los campos de un color rojo precioso. De uno a otro hemos ido ordeñándolos para matar el gusanillo del hambre matutino.


El premio a la ascensión son unas vistas espectaculares, las cuales dejan ver el pico de San Gregorio de una manera poco conocida para muchos de nosotros.
La hora que era nos hacía mirar a nuestras mochilas, las cuales descolgábamos de nuestros hombros y sacábamos el contenido que había en ellas. La verdad que ya echábamos de menos estos ratos reunidos alrededor de nuestras viandas, sin duda que es lo mejor de estos domingos de senderismo.


La bajada que viene marcada por el mismo lugar que la subida, hemos optado por hacerla por distinto lugar. Aburren un poco las rutas que no son circulares. Así que por uno de los lagares que nos hemos encontrado un poco abandonado, hemos cogido un camino que nos ha hecho atrochar un par de kilómetros. Con un poco de precaución por culpa de nuestros "amigos" los cazadores, hemos hecho la ruta. Puesto que nada mas comenzar la misma, desde un coche lleno de perros nos invitaban casi a abandonar la idea de hacer senderismo hoy. Que curioso que dicha ruta transcurre en su mayoría por caminos y callejas publicas, por lo que estos señores parece que no quieren aprenderse la ley de caza, la cual dice bien claro que no puedes disparar cerca de callejas ni caminos públicos. Lo de siempre y con los de siempre, una pena.



Casi diez kilómetros después alcanzábamos los coches un poco cansados pero muy contentos de haber vuelto a las sendas y caminos.


Nos vemos por las callejas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario