Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

lunes, 13 de octubre de 2014

Capitulo 605: Acabando con los mitos.


Con las letras de las canciones, tocadas por las charangas que nos han acompañado durante todos estos días de fondo, metidos en mi cabeza. Intento concentrarme en lo que quiero escribir, puesto que me interesa quedar esta cuestión bien clara. Uno se cansa de oír por el pueblo durante todo el año, el mito de que si no llueve durante las fiestas de Huertas, no son fiestas ni nada.

A muchos les parecerá bien el dicho, incluso no le molestará que caiga dicha agua, pero uno, que no sé si por suerte o no, tuve la oportunidad de pasar por la comisión de festejos durante varios años, el agua durante las fiestas nos acojona vivos. Hoy en día con las nuevas tecnologías quizás te pongas mas nervioso que por aquellos años, los cuales hasta como poco, una semana antes, no sabías el tiempo que iba a hacer durante los festejos. Eso, o hacer caso a las míticas "cabañuelas", que cada vez, entiende menos gente. Hoy en día, casi un mes antes, se empieza a escuchar por los bares del pueblo el tiempo que vamos a tener. Menos mal que por suerte o desgracia, de lo hablado y leído un mes antes, poco se cumple.

Una de las cosas que nos distingue a los Huerteños en sus fiestas, es que mas del ochenta por ciento, nos lo costeamos nosotros, por lo que hay que mirar hacia el cielo mas de lo que en realidad quisiéramos, pero no nos queda otra y espero que siga así. Por eso el mito de que tenga que llover si o si, es mas falso que una moneda de tres euros. No os podéis hacer una idea del dinero que se deja de ingresar cualquier día que le da por llover. Ademas del quebradero de cabeza que es para el comisionado el tener que variar el programa de actos o tener que buscar y modificar el lugar para realizar los mismos. Nosotros tuvimos esa desgracia un par de años y ya anduvimos todas las fiestas de cabeza.
Si ademas de que te llueva el primer fin de semana, tienes la desgracia de que te diluvie un lunes de capeas o el fin de semana último, prepárate para lo peor. Por eso me río yo de estos falsos mitos que propagan por el pueblo habitantes que seguramente no se hagan una idea, las patadas que tienes que pegar para organizar unas fiestas de esta magnitud, las cuales son envidiadas en toda la provincia, por lo menos respecto a la cantidad de ganado que se torea.

Si nos tiene que llover un día, que sea el miércoles. Ese dicho es mas real que todo lo otro que he comentado, puesto que en el tema económico, es sin duda el mas flojo a la hora de recaudar y el que menos dinero puedes llegar a perder de toda la semana.
Este año el agua estropeó varios festejos. El jueves los toros hinchables estuvieron bastante deslucidos por culpa de la abundante agua caída. El viernes ya hubo amago de agua en las capeas y el sábado fue un día desastroso a la hora de la recaudación.
El pueblo lleno de gente deseando pasar un día de capeas y te llueve justo antes de subir el encierro, por lo que mucha gente desistió de entrar en el festejo taurino.
Claro que quedan los valientes que no les asusta el agua, incluso mas valientes todavía son esas mujeres de varias edades que resisten como jabatas en sus asientos, con sus trajes y paraguas resistiendo a la mas que probable pulmonía del día después.

Se presenta un año de cambio en la comisión un poco inquietante, puesto que no he oído a mucha gente estar interesado en dar este paso al frente para hacerse cargo de este fin. Asusta un poco, claro que si. Es normal puesto que estamos hablando de unas fiestas que cada año se presupuestan mas caras. A lo mejor las hemos subido tanto entre unos y otros, que será difícil aguantar hay arriba los años venideros. Para mi eso no será objetivo de crítica para quien esté ahí metido. Siempre tendrán mi apoyo y mi mano para lo que les haga falta y este dentro de mis posibilidades. No hay que tener miedo al no poder igualar fiestas anteriores y mucho menos a cambiar algunos de los eventos o actuaciones que los últimos años se han instaurado por la última comisión. Cada uno llega hasta donde puede y es mejor no hipotecarse en hacer algo que a lo mejor dichas fiestas, no merecen.

Me encantaría que fueran miembros nuevos, que no hubieran estado nunca metidos en la comisión. Y digo esto porque fui de los que criticó hace cuatro años (y no me escondo), que volvieran ha hacerse cargo de dicha asociación, gente que ya había estado metida en ella. Puesto que con esta decisión, hacíamos entre todos que las nuevas generaciones se mantuvieran otros cuatro años mas al margen de lo que es organizar estas fiestas. Por eso confío en que este año haya varios valientes que deseen implicarse con su pueblo y con sus fiestas. Hace falta un cambio generacional en este aspecto, que no deje venirse abajo el gran ambiente que ha vuelto a renacer en las fiestas, las cuales han pasado años regulares por diversos motivos, entre otros muchos sin duda el tema económico que tanto afecta a mas de la mitad de la población.

Desde aquí nada más, solamente dar las gracias a la comisión que estos cuatro últimos años, ha sacrificado las fiestas y a su familia para el disfrute de todos nosotros. Estoy seguro que una vez que abandonen el comisionado al llegar de nuevo las fiestas, volverán a mirar al cielo y desearan con todas sus fuerzas como hacemos otros muchos que hemos pasado por ahi, que si tiene que llover, que sea el miércoles.

Hasta el año que viene, y !que la volvamos a ver!


Fotos: Jacinto Bermejo, Mercedes De fuente, Maria José Bravo y Andrea Suero.










No hay comentarios:

Publicar un comentario