Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

domingo, 22 de diciembre de 2013

Capitulo 545: Fiesta de Navidad del grupo "Huertas Anda ya".




Probablemente si hace un par de años nos llegan a decir que íbamos a pasar un sábado estupendo al lado del pueblo de Benquerencia, del cual alguno, no sabia ni que existía, le hubiéramos mandado a freír espárragos a quien nos lo hubiera dicho. Gracias a aquella propuesta en la que alguno confiamos hace dos años, de salir andar por nuestras callejas y cordeles. Hoy en día hemos ganado mucho en cultura, en conocimiento de nuestra tierra y sobre todo, hemos hecho muchos amigos. No podíamos imaginar por aquella época, que iban a ser tantas las personas que nos encontráramos por los senderos Extremeños.



Una de aquellas personas encontradas por aquellos senderos fue nuestra amiga Karin. Alemana de nacimiento, un buen día optó por dejarlo todo en su país y venirse a vivir a España. Después de deambular por varias provincias españolas, optó por venirse a la localidad de Benquerencia, donde con sus propias manos, construyó las instalaciones de un enorme camping, en un lugar mágico e impresionante. En medio de una dehesa típica extremeña, llena de encinas enormes las cuales en el día de ayer, se despojaban de sus típicas bellotas.


Ayer sábado después de aceptar su invitación, nos desplazamos a dicho lugar a celebrar una fiesta navideña, donde todos los integrantes de nuestro grupo que quiso ir, estaba invitado. La anfitriona no nos dejó apenas hacer nada. Lo tenia todo preparado cuando llegamos y toda la comida iba a ser típica alemana. Con la emoción de saber si nos gustaría dicha comida o no, íbamos hablando durante el viaje de ida.


Alrededor de veinte personas disfrutamos de un sábado diferente, donde después de degustar unas cervezas con algún aperitivo que otro, nos dispusimos a degustar tan esperada comida.
Una de las cosas primeras que ha aprendido nuestra amiga de senderismo, es a exagerar a la hora de preparar comida. Allí había comida para otras treinta personas mas de las que fuimos.
Poco a poco la gente fue ocupando su lugar de comida y haciendo cola en la cocina, fuimos llenando los platos con un poco de todo, para no dejarnos nada sin probar.
No se si por mi buena boca o por lo que sea, a mi me gustó todo lo que probé. Creo que no fui el único que puede presumir de lo mismo, mas aun viendo como quedaron los platos de mis compañeros de comida.


Entre risas e historias entorno a nuestras aventuras vividas por nuestras rutas hechas, fue trascurriendo la jornada. Una de las sorpresas que nos tenia guardada nuestra anfitriona, fue un divertido juego entorno a las instalaciones del camping. Una vez que visitamos todos los comensales dicho lugar, nos dividimos en grupos para averiguar y acertar, las preguntas que Karin nos tenia preparadas. Entre risas y alguna que otra caída, fuimos descubriendo todas las preguntas.

Antes de acabar la jornada, debíamos de hacer el juego del amigo invisible. También disfrutamos mucho ante los regalos que iban tocando a unos y otros, y otras pocas de risas y carcajadas dejamos salir de nuestros cuerpos durante dicho juego.



Con todos los regalos intercambiados decidimos levantar la sesión y volver a nuestro lugar de residencia. Con la satisfacción de haber pasado un día intenso y muy divertido, todos juntos y en buena armonía. Sin duda que esto es lo que mas nos reconforta a todos los que aquel dia de hace dos años, nos pusimos en ruta por nuestros senderos.

Gracias Karin y feliz año nuevo a todos los miembros del grupo.









1 comentario:

  1. Como no podía ser de otra forma y por mi parte, os deseo unas felices fiestas y que el próximo año, sea mejor que el presente en todos los aspectos, tanto para todos vosotros, como para vuestras familias, amigos, etc.....

    ResponderEliminar