Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

lunes, 15 de julio de 2013

Capitulo 501: Quinientas entradas sin fumar.






Hoy dando un repaso a mi blog un poco por encima, me di cuenta de que había alcanzado los quinientos capítulos o quinientas entradas, como prefiráis. Justo dos años y siete meses después mas o menos que llegamos a esta cifra.

En mi blog hay entradas de todo tipo, muchas fotografías y alguna que otra historia que o me inventé o me fije en algún hecho aislado para escribir sobre el.
No quiero olvidarme de cual fue el motivo por el que este blog vio la luz, aquel dos de enero. del año dos mil once, en el que me embarqué en la aventura de dejar de fumar. Lo llamo aventura porque todo el que lo haya dejado o por lo menos lo haya intentado, sabe que esa acción es una aventura en la que hay días que estas estupendo y te lo pasas bien y otros días en que dicha aventura se convierte en un calvario. Con todo ello vas pasando el tiempo, acordándote sobre todo los primeros días del maldito tabaco. Según vas cumpliendo meses lo vas olvidando un poco mas, pero como siempre me advirtieron quien lo dejo con anterioridad, el tabaco no lo podrás olvidar nunca.

De todas formas, es bonita la lucha que inicias el día que optas por dejarlo. Dicha lucha la emprendes contra tu mente y hasta, por lo menos a mi, me ha ayudado a conocerme mejor interiormente. Saber hasta donde puedo llegar en mis propósitos, para mi ya es suficiente. Te das cuenta como si te lo propones, nada es imposible y lo mejor es que dicho vicio no deja que bajes la guardia, así tu mente siempre esta trabajando en dicha pugna contra esta enfermedad, como es el tabaquismo.

Aquel primer capitulo le escribí bajo un mono impresionante, después de haber pasado todo un día entero sin probar ningún cigarrillo. Recuerdo perfectamente como me acosté antes de lo habitual tan solo para no tener ganas de fumar. Al día siguiente lo seguí pasando mal. En el trabajo me fue muy difícil el no acordarme del tabaco. Pero al llegar a casa, me metía en mi blog y me desahogaba contando mis penurias. Vosotros, los seguidores de dicho blog, fuisteis culpables de que a día de hoy, yo siga sin fumar. Aquellos ánimos a diario eran imprescindibles para mi aventura.

Con el paso del tiempo, el blog dejó de ser un blog de un ex fumador, para convertirse en un lugar de denuncia, de historias y en definitiva, en lugar que muchos de vosotros me tenéis dicho, que es un lugar por el que hay que pasar a diario. Eso me siguió haciendo crecer como persona. También, mis enemigos y detractores fueron muy importantes, gracias a ellos no deje mi empeño en escribir todo lo que yo creía oportuno, a pesar de que algunas entradas del blog, pueden haber hecho daño a varias personas. Mi intención no fue nunca de herir a nadie, aunque bien es verdad que eso no lo conseguí en todas y cada una de las entradas. No me arrepiento de nada de lo que hasta el día de hoy llevo escrito. Creo que siempre desde el respeto, hacen falta blogueros que sean valientes y no se dejen influenciar por nada ni por nadie a la hora de escribir.

Quiero dar las gracias a todos los seguidores del mismo. Pedir perdón porque a lo mejor no escribo tanto como debiera, pero esto es así siempre. Temporadas en las que escribiría diez entradas diarias y otras temporadas en las que solo el ponerme delante del blog me da pánico. Espero que comprendáis la situación y seáis capaces de perdonarme.
No quiero olvidarme tampoco de mis amigos Ángel Luis, Juanma y Manolo, los cuales emprendieron esta aventura de dejar el tabaco, el mismo día que yo. Y hasta el momento, seguimos todos venciendo a este vicio caro y lujoso, en el que se ha convertido el simple hecho de encender un cigarro.

Espero que cuando alcancemos las mil entradas, sigamos sin fumar todos y algo mas viejos pero con mejor salud.

http://fontadehuertas.blogspot.com.es/2011/01/primer-dia-sin-tabaco.html













1 comentario:

  1. Otro capítulo del que sé de lo que hablas. Yo llevo 15 días menos que tú sin fumar y era fumador de más de un paquete diario.
    Creo que se puede decir que es de lo mejor que hemos hecho. Ánimo para todos aquellos que lo intentéis. El día que lleguéis a sentir cómo molesto el olor del tabaco, habréis dado un gran paso hacia vuestra liberación de una dependencia inmunda.

    ResponderEliminar