Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

viernes, 17 de junio de 2016

Capitulo 741: La gota que llenò el vaso.



Y uno piensa en los ratos que pasa solo, llegando a la conclusión de que si estuviéramos gobernados por gente competente, la ciudad de Trujillo seria patrimonio de la humanidad. Sus calles estarían relucientes, sus callejas limpias de pastos y yerbas. Los trabajadores del ayuntamiento valorarían su puesto de trabajo y lo desempeñarían en función al sueldo que cobran. Sobrarían operarios hasta para quitar las colillas de la plaza mayor.

Pero en esta ciudad (ahora pueblo), se ha instaurado el todo vale, "el entro" a currar en el ayuntamiento y me pego seis meses a la buena vida. No existen encargados a los que se haga caso o quieran implicarse (quizás por miedo). No ha habido en Trujillo nunca un concejal de obras que sepa ponerse el casco.
Repiten demasiados obreros cada poco tiempo en esta institución y la gente se mosquea. Otros sacan pecho diciendo que la mejor manera de entrar en el ayuntamiento es personarse allí y liarla parda, acojonando al alcalde y si hace falta a todos los concejales.

Y así, año tras año hemos llegado hasta aquí, mandando socialistas o peperos, da igual. Han demostrado la misma inutilidad para asumir los galones que hacen falta para gobernar esta ciudad.
No es justo que delante de nuestras narices no se ganen el jornal la mayoría de las veces, porque nadie les ha mandado trabajo suficiente que desempeñar. La entrada a la piscina de Huertas ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia del pueblo. Mas de dos meses, alrededor de cinco obreros para hacer un trabajo que cualquiera que entienda un poco del oficio sabe que en la mitad de tiempo hubiera estado acabado, con lo que hubieras ahorrado la mitad del presupuesto, y así con todas las obras que se realizan.

La gente opta por quitar las yerbas de sus callejas y puertas, aun teniendo que escuchar al concejal correspondiente decirnos que el ayuntamiento las limpia dos veces al año. Ya no se conforman con mentirnos solo sino que encima nos tratan por tontos cuando levantas la voz y te sueltan un "toda la vida la han limpiado los vecinos".

Y los impuestos se siguen pagando religiosamente para todas estas cosas que se realizan, y seguro que a ningún vecino le escocería tanto pagarlos, si viéramos que ese dinero estuviera bien empleado. No tendrían que meternos el rollo de la típica bajada de impuesto siempre anterior a unas elecciones.
Promesas de unos y otros siempre falsas. Como aquel estudio que se realizó para aflojar de personal el ayuntamiento. Un pastizal tirado a la basura para contentar a unos votantes por aquellos años sedientos de carnaza socialista, que se ilusionaron al oír de boca del alcalde que se quedarían en el consistorio los trabajadores que hicieran falta y fueran meritorios de sus puestos.

Aquí vale todo y le va bien al personal visto lo visto. Ni una sola manifestación contra quienes nos gobiernan, aunque sea silenciosa, por lo menos para que vean que gran parte de la ciudad esta harta. Harta de que se rían de nuestros impuestos, hartos de que nos mientan día tras día, hartos de saber el dineral que cobra el equipo de gobierno ademas de los partidos de la oposición, sin saber parte de ello a donde va a parar. Hartos de todo menos de sopa, que al fin y al cabo era de lo que deberíamos estar si quienes nos gobiernan, se tomaran un poco en serio el puesto "vocacional, que no profesional" que ocupan.

Las fotografías son un ejemplo de lo que se puede hacer con ganas y de lo que se puede hacer tocándote los huevos todo y sin que nadie te diga nada.
Que pena!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario