Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

jueves, 10 de julio de 2014

Capitulo 588: Como hablar.


Y alguno me echará de menos. Seguramente sea algún familiar, los otros, andan bien descansados sin leerme, creyendo que sus críticas han sido capaz de tumbarme. Tampoco era tan difícil hacerlo, no sé dónde está el merito.
Con el grupo “Extremoduro” de fondo y a todo trapo, soy capaz de escribir. Aunque parezca mentira,  el ruido me sumerge en una burbuja y no oigo nada. El teclado de mi humilde y destartalado ordenador echa humo, tengo tantas cosas que escribir que no sé por dónde empezar.

Ya está, comenzaré con mi pueblo y con el lavado urgente de cara que le están pegando. ¿Contentos? Pregunte usted en Huertas, digo yo que habrá de todo. Los orgullosos de estos arreglos y los que sufren cortes de calles y con ello, trastornos en sus negocios. Tiene bemoles que la vida política sea así de triste, tres años viniendo a subir a la reina saliente solamente y el ultimo año, antes de volver a votar, nos llenan el pueblo de zanjas, cemento, hormigón, vallas y direcciones prohibidas. Que digo yo que esto si se repartiera en los cuatro años de legislatura, dolería menos que no ahora. Pues es fácil encontrarte estos días andando por el pueblo a gente que no suelta el coche ni para ir a por tabaco. Incluso más de uno ha comentado la posibilidad de hacer una ruta senderista por el pueblo. La cual comenzaría en el pilar viejo, saltando montones de cascotes por la calle palmera, continuando dirección consultorio médico, donde esquivaríamos un andamio que no sabemos si formará parte de la fachada o lo retiraran algún día de procesiones. Si continuamos dirección estanco, es fácil que algún conductor despistado venga en dirección prohibida, pero no se te ocurra recriminárselo que al último que lo hice casi me da con una caja de congelados en la cabeza. Lo puedo hasta comprender viendo como este señor, dos horas más tarde de su habitual trayectoria, le era imposible acceder a muchas calles de Huertas.

Con respectos a las obras comenzadas, han sido muchos los vecinos que creían tener posibilidades de acceder a un puesto de trabajo, aunque solamente hubiera sido un mes, pero después de entrevistarse con los titulares de dichas obras, se han dado cuenta de que no se precisa a nadie. “Esto de tener el pueblo patas arriba y no trabajar nadie autóctono en ello, no puede ser bueno”, es la frase más escuchada en bares y comercios, los cuales cada vez visitamos menos. Y eso es malo, puesto que siempre se han arreglado todos los conflictos en los bares y ahora nos vemos con una lata de cerveza de un supermercado trujillano que dicen que se ha comido a otro y que seguramente supondrá varios despidos más en la ciudad, los cuales se unirán a los mil trescientos parados, que cada día se manifiestan en la plaza mayor, justo debajo de la estatua del conquistador “Huerteño” por parte de madre.

Una vez acabada la ruta por Huertas, nos disponemos a subir a la muy noble y leal, la cual sigue gobernada a golpe de “somos los mejores y nadie nos puede decir lo contrario”
La oposición haciendo valer su status, intenta seguir oponiéndose a todo. Confiados en que los resultados de las europeas, se reflejen en las generales. Ahora lo que les ha enfrentado ha sido la compra de una iglesia, que incluso a mis compañeros columnistas les ha hecho volver a escribir. Números escondidos y tapados que no se atreven a exponer claramente por parte de ninguno de los políticos, (como siempre). Incluso los ha habido que han preferido irse de vacaciones antes de hablar de iglesias, total, si tienen mayoría y van a hacer lo que les salga de la vaina, (Los que mandan). Hablan de museo de no sé qué historia, con lo bien que quedaría otra vez el bar “sotana”, con su bóveda reforzada para que todos los asistentes podamos volver a saltar y cantar en dicho recinto, incluso el “Alabaré a ti señor”.

 Mucha pasta es la que se escribe y se habla, y nadie comenta los puestos de trabajo que se podrán crear; da igual, de los actuales mil y pico, antes de las elecciones estarán trabajando aunque sea solo quince días, por lo menos el cincuenta por ciento de ellos, los cuales olvidaran su anterior estado y pregonaran que los actuales gobernantes son dioses que nos van a sacar de esta maula en la que estamos entallados. Los mismos que engañaron diciendo que cobrarían “x” dinero al entrar y ahora cuando hacen sus respectivas declaraciones de la renta, se asustan de lo que tienen que devolver. Yo hubiera preferido que cobrara el señor alcalde, por lo menos es senador, que no se qué significa, ni cuál es su labor, pero suena de bien…

Y escurriendo mi lata de cerveza no puedo dejar de saludar al maestro escuela matemático y contertulio de una emisora de radio local, el cual es incapaz, el actual gobierno, el anterior, José Antonio Redondo cuando estuvo y ni tan siquiera Benigno Fernández, pasando por el difunto Villanueva, de traer a los festivales, una sola actuación que le entre por el ojo. Qué tristeza da escucharle “en diferido” todos los miércoles despotricar de unos y otros, de actuaciones que vengan, de teatros que se hagan, de actos deportivos, de calles que se arreglen y no sé cuantas cosas más, siempre tiene un “pero” y un contra, y eso que como él dice, “yo soy de Olivenza” y del centro, (menos mal).

Y yo ahora cambio de canción y como me gusta la música en general y me da igual quien venga a cantar, cambio al grupo del “ Robe” por Amaral y con ellos canto el estribillo que da pie al título de mi artículo: Como hablar, si cada parte de mi mente es tuya…


Cuidaros, que la vida nos da sorpresas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario