Páginas vistas en total

Sufridores del blog.

jueves, 15 de octubre de 2015

Capitulo 685: Balada de octubre.



Te conocí en octubre, cuando a la oveja se le baja la ubre.
Cuando las primeras aguas, dejaban paso a las primeras lumbres.
Para que por la Virgen del Pilar,
el tiempo comenzara a cambiar.

No estoy bien pero estás tu.
la que pone la pausa en mis malos momentos
la que siempre pone el punto sobre la "i",
la que me aconseja por que camino seguir.

Cada día me encuentro mas encrucijadas
y mi poder de decisión se ve alterado.
Siempre elijo mal y me asusta este hecho
no me imagino este camino sin que estés al acecho.

Te conocí en octubre, cuando a la oveja se le baja la ubre.
Cuando las primeras aguas, dejaban paso a las primeras lumbres.
Para que por la Virgen del Pilar,
el tiempo comenzara a cambiar.

Intento reponerme cada día que pasa
pero mi cabeza siempre dice basta
no tengo ganas de luchar por nada
el dolor es intenso dentro de mi alma.

Pensaba que esto seria pasajero
y que podría controlarlo antes del mes de enero.
Pero el calendario sigue su ritmo
y yo sin fuerzas me quedo, mustio y deprimido.

Cansado de escuchar y servir de ejemplo
para que compararme con nadie
si mi cabeza está revuelta como un trastero.
Sin que nadie pueda colocarlo, antes de que llegue febrero.

Te conocí en octubre, cuando a las ovejas se le baja la ubre.
Cuando las primeras aguas, dejaban paso a las primeras lumbres.
Para que por la Virgen del Pilar,
el tiempo comenzara a cambiar.

Quisiera no cejar en el empeño y pensar que no tengo solución
Lucharé por lo menos hasta que en la tele salga el turrón.
Y cuando muchos vuelvan a sus casas por esas fechas
me tendrán que mirar de frente y no volver la cabeza.

Hasta entonces seguiré viviendo mi particular octubre
envolviéndonos los dos en sus tonos marrones y ocres.
Donde iremos sobre viviendo, cogidos de la mano y eligiendo.
Ese camino que nos saque del atolladero, pero siempre juntos.

Jamas me arrepentiré de haberte conocido
aunque esa palabra hoy en día resulte maldita
seguiré escuchando Scorpions mientras bebo birras.

Si, te conocí en octubre, después de quince días
en los que no conocí ningún tipo de problemas
ni un triste cruce de caminos,
tan solo hormigas sementeras.

Te conocí en octubre, cuando a las ovejas se le baja la ubre.
Cuando las primeras aguas, dejaban paso a las primeras lumbres.
Para que por la Virgen del Pilar,
el tiempo comenzara a cambiar...








No hay comentarios:

Publicar un comentario